Real Madrid termina fase de grupos en 'Champions' con goleada al Ajax

Los 'merengues' ganaron 4-1 al conjunto holandés en su último partido de fase de grupos en la Liga de Campeones
  • A+A-
(AFP) -

Luka Modric dejó los detalles de mayor calidad desde que es futbolista del Real Madrid, en dos acciones brillantes que acabaron en gol, para tumbar a un timorato Ajax (4-1) que se benefició de la derrota del Manchester City en Dortmund para acabar tercero de grupo y caer a la Liga Europa.

Era un partido adecuado para la reivindicación y Luka Modric tenía ganas de exhibir su gran virtud. El croata inventó dos goles con pases precisos en largo repletos de calidad. Dio un paso más en el proceso de aclimatación a un nuevo estilo al que cada vez va acoplándose mejor. Tenía socios que nunca descansan como Cristiano Ronaldo, siempre hambriento por engrandecer sus números.

El Real Madrid abusó del Ajax en el primer acto antes de echarse a dormir. Ya es habitual en Liga de Campeones donde últimamente se cruzan a las primeras de cambio.

En nada mejora su inocencia defensiva el conjunto holandés, que en el Bernabéu firmó el peor partido de la fase de grupos. Aún más desfigurado que en Amsterdam, donde golearon a placer los de Jose Mourinho.

Con solo cuatro titulares habituales, el conjunto madridista atropelló a su rival desde el inicio. En defensa ni un titular pero de centro del campo hacia adelante dinamita pura. Modric encontró en la movilidad de Callejón y Cristiano los mejores aliados. En las caídas a los costados de Benzema la mejor salida.

El Ajax no sabía frenar el ataque madridista. Vermeer supo desde el inicio que le esperaba una noche de trabajo. La primera la anuló bien el árbitro. Kaká asistió a Benzema que marcó a placer en fuera de juego a los siete minutos. Solo tres después el poste salvaba el primero en una subida de Coentrao que vio bien Modric.

El croata estaba enchufado. Con su espalda cubierta con Khedira, con los galones en la camiseta para crear futbol. De su lucha nació el tanto que abrió el triunfo. Se lanzó al césped para robar, condujo la transición y lanzó el pase al espacio donde Benzema hizo el resto. Con una defensa mal colocada dio una asistencia a Cristiano que fusiló al portero.

Lejos de reaccionar, el Ajax quedó a merced de la ambición madridista. Con el segundo puesto asegurado, clasificado de antemano, con gran parte del equipo formado por suplentes no había dudas. Fueron por más. Benzema, uno de los mejores delanteros en la lectura del juego, se topó con una estirada de Vermeer.

Modric creó su segunda obra de arte. Un pase de 35 metros a la espalda de la defensa, medido al desmarque de Callejón que tomó el balón con tanta calidad como la que empleó en la definición pegada al poste.

Cristiano quería más. Su éxito en las faltas parece exclusivo ante el Atlético de Madrid. Le faltó suerte ante el Ajax y eso que una rebotó en la barrera y se la encontró Vermeer ya tirado sobre el césped.

En la reanudación, tras el golazo de Kaká, zurdazo en carrera a la escuadra desde la frontal, el Real Madrid decidió que ya estaba bien. Reculó metros. Rebajó la intensidad. Midió esfuerzos. Provocó la resurrección del Ajax, tan falto de calidad atrás como sobrado en ataque.

Adán comenzó a sufrir. Boerrigter disparó con potencia y poca precisión. Fischer la tuvo y de nuevo Boerrigter no perdonó. Se encontró con un regalo del portero madridista. Midió mal su salida y descompensado en el aire su golpe de puño al balón no tuvo la potencia necesaria. A placer, marcó el del honor.

Fueron momentos en los que el Real Madrid defendió, el Ajax perdonó el segundo y llegó el debut en Liga de Campeones del futbolista más joven en la historia madridista: José Rodríguez con 17 años.

Salió con una sonrisa al campo y siguió mostrando su potencial. Morata también aprovechó sus minutos. Creó el gol que cerró la fría noche, en el costado derecho con un centro a la cabeza de Callejón que firmó su doblete.

El Ajax se conforma con la Liga Europa y el Real Madrid espera rival para la siguiente fase.

Ahora ve