Lionel Messi finaliza su récord de goleo en 91 tantos a lo largo de un año

El futbolista argentino estableció la nueva marca con un gol en el último partido del año en el que el Barcelona derrotó 3-1 al Valladolid
(Reuters) -

El mejor goleador mundial del año, Lionel Messi, consiguió un tanto más para dejar su histórica marca de anotaciones en un año en 91 este sábado, día en el que el FC Barcelona venció de visitante 3-1 al Real Valladolid.

Luego de que el futbolista argentino superó la marca del alemán Gerd Müller como el máximo anotador en un año, Messi anotó un gol más este sábado en un partido que también sirvió de homenaje a su técnico, Tito Vilanova, quien se está recuperando de una recaída de cáncer.

La actualidad estuvo marcada esta semana por la noticia de que Vilanova fue operado por segunda vez de un tumor en la glándula parótida, circunstancia que tomó por sorpresa al equipo catalán pero al mismo tiempo les sirvió de motivación.

Desde el principio del partido, el Barcelona asfixiaba al Real Valladolid en la salida de presión y encontraba a un Messi bullicioso que sacó una falta que él mismo ejecutó a las manos de Dani Hernández a los nueve minutos de juego.

El Real Valladolid se mostraba incapaz de dar dos pases consecutivos, pero exhibía una notable solidez defensiva que impedía a los blaugrana hilar fluidez en las inmediaciones del área por lo que casi se fue el primer tiempo en ceros.

Sin embargo, una vertiginosa triangulación entre Xavi, Messi y Jordi Alba, acabó con un centro raso desde la izquierda de este último que Xavi Hernández remató a placer en el segundo palo.

Destello de clase mundial que estableció el 0-1 a falta de tres minutos para la conclusión de un primer tiempo en el que el FC Barcelona portó la batuta del juego, aunque se topó con un Real Valladolid entregado en la contención.

En el segundo tiempo, el Real Valladolid estiró sus líneas y consiguió alejar el esférico de su área aunque pasó a asumir más riesgos, ya que la retaguardia estaba más desprotegida e incrementaba sus pérdidas. Así, Messi falló un balón claro que disparó con la derecha dentro del área, al cruzarlo en exceso.

No obstante, se redimió del fallo a la siguiente. Recibió en el pico del área, se dio la vuelta, engatilló y colocó el balón, con su pierna buena, en la parte interior del palo para dibujar el 0-2 en el electrónico del estadio Zorrilla.

Pese a que tuvo varias aproximaciones, el FC Barcelona ponía pausa a su juego cuando recuperaba el dominio del balón, hasta que Javi Guerra, al filo del noventa, remató a placer un balón suelto en el área pequeña.

El gol dio esperanzas a los vallisoletanos que se volcaron a por la igualada, pero una pérdida en centro del campo dejó a Tello solo contra Dani Hernández.

El canterano no falló en el último suspiro y puso el 1-3 para el equipo blaugrana, líder del campeonato, que regaló un nuevo triunfo a su convaleciente técnico, Tito Vilanova.

Ahora ve
No te pierdas