Noé Hernández, el albañil que se convirtió en medallista olímpico

La vida de este exmarchista quien trabajaba como albañil, cambió al colocarse en el aparador de los grandes medallistas mexicanos
| Otra fuente: CNNMéxico

Cuando el marchista Noé Hernández regresó a México tras colgarse la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Sydney 2000 aseguró entonces que no quería que su vida sufriera cambios.

Aunque la vida del Chivo Hernández, quien trabajaba como albañil, cambió al colocarse en el aparador de los grandes medallistas que México ha tenido en los Olímpicos y quien junto con Joel Sánchez, es el último marchista tricolor en subir al podio.

"Un día tomé la primera decisión que cambió mi vida; a pesar de todo, no renuncié al deporte", dijo alguna vez el marchista, citado por el libro Los 100 mejores deportistas mexicanos. 

La carrera de Hernández, quien falleció este miércoles a los 34 años, es descrita como la de una persona constante para lograr sus sueños, pues al nacer en el seno de una familia de escasos recursos en Chimalhuacán, Estado de México y después de iniciarse en la marcha en canchas de tierra, peleó para ingresar al Centro Deportivo Olímpico Mexicano.

Según el sitio del COM, El Chivo Hernández, quien comenzó su carrera deportiva a los 14 años, disfrutaba de la caminata por el gran esfuerzo que se realiza, al convertir el sufrimiento y empeño en energía para cumplir su meta que era ganar otra medalla olímpica.

En 1997, su primera oportinidad para competir a nivel internacional ocurrió en Apodaca, Nuevo León, donde logró su boleto al Campeonato Centroamericano y del Caribe de Atletismo dos años después en Bridgetown, donde se llevó el oro.

En Sydney, Noé Hernández no aparecía como candidato para ganar una medalla, pero al final logró colarse al 1-3 que hizo México en los 20 kilómetros y con la descalificación de Bernardo Segura una vez concluida la carrera, la plata fue para él.

La mejor marca conseguida por Hernández la logró durante el Campeonato Mundial de Atletismo París 2003, con 1:18.14 horas que le valió el cuarto lugar de la prueba.

Una operación en la rodilla en 2006 lo mantuvo fuera de la actividad deportiva por un tiempo y se dedicó a la política con el Partido Revolucionario Insititucional (PRI) estatal, donde en los últimos meses se desempeñaba en el área encargada del deporte.

A finales de 2012, el marchista fue hospitalizado por un impacto de bala que recibió en un centro nocturno del municipio de Los Reyes La Paz, en el Estado de México. En el lugar fallecieron dos personas y otro hombre resultó herido.

Durante su estancia en el hospital, sus médicos informaron que el exmarchista había perdido la visión en el ojo izquierdo y que su ojo derecho se encontraba afectado.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Tras ser dado de alta la semana pasada, El Chivo Hernández dijo creer que se había tratado de un ataque directo en su contra y no de un accidente, puesto que semanas atrás ya había estado recibiendo amenazas telefónicas, según señaló en entrevista con el noticiario Primero Noticias.

El exmarchista mexicano aseguró sentir que la vida le "revoloteaba" por la nueva oportunidad que tenía luego de sobrevivir al atentado. "Ahora me toca redoblar esfuerzos y ayudar a la gente", dijo en una breve rueda de prensa.

Ahora ve
Policía Federal sorprende con ‘flashmob’ en un centro comercial de la CDMX
No te pierdas
×