"La historia perfecta, una gran mentira", dice Lance Armstrong de su vida

El exciclista admitió en entrevista con Oprah haberse dopado en toda su carrera y dice que buscará recuperar la confianza de sus seguidores
lance
oprah lance Mejor Calidad  lance  (Foto: )
  • A+A-
| Otra fuente: CNNMéxico

El exciclista estadounidense Lance Armstrong admitió en una entrevista con Oprah Winfrey haber usado sustancias prohibidas en las siete competencias en las que ganó el Tour de France.

Ganar los títulos, "un matrimonio feliz", todo parecía la "historia perfecta", dijo Lance Armstrong, aunque "no era cierto (...) veo esta situación como una gran mentira que repetí muchas veces".

"No quiero acusar a nadie. Yo tomé las decisiones y fue mi error", dijo Armstrong en la entrevista transmitida este jueves, en la que señaló estar pagando de sus errores y que merece el precio que le han costado. "Esto llega tarde y es mi culpa".

"La actitud de ganarlo todo la tomé primero ante el cáncer y la transporté al ciclismo. Quise perpetuar la historia. Ganar era importante y aún me gusta, pero ahora veo el triunfo de otra manera. Doparse era parte del trabajo, así es como yo lo veía", dijo.

En 1996 a Lance Armstrong le fue diagnosticado cáncer testicular que se había esparcido hasta sus pulmones, ganglios linfáticos, abdomen y cerebro; tras varias cirugías, el exdeportista libró la enfermedad y al año siguiente estableció una fundación para ayudar a la investigación contra el cáncer.

"El deseo de ganar a toda costa, el nivel al que llegó es un problema. La arrogancia y ser desafiante me perdieron (...) Hice muchas cosas imprudentes en mi vida".

Después de que la imagen de Lance Armstrong ha sido golpeada en los últimos meses en medio de acusaciones de dopaje, el exciclista dio su versión por primera vez.

Previo a la transmisión de esta charla —que duró dos horas y media y será transmitida en dos emisiones—, Oprah Winfrey adelantó que el exciclista le "confesó" que había consumido sustancias prohibidas.

Armstrong señaló en la primera parte de la entrevista, transmitida este jueves, que usar sustancias prohibidas para mejorar su rendimiento no le parecía incorrecto ni tramposo. "Es aterrador, pero así fue", dijo.

Dijo que para prepararse para competir elaboraba un cóctel que consistía en EPO (eritropoyetina), transfusiones y testosterona. "Yo lo veía muy sencillo, yo veía esos métodos para mejorar mi rendimiento e ir más rápido".

"Hoy soy feliz, ayer no (...) Pasaré el resto de mi vida buscando recuperar la confianza de la gente que traicioné", mencionó. "Veo el enojo de la gente, estas personas que me apoyaban que creían en mí, están en su derecho de sentirse traicionados".

Oprah Winfrey le preguntó si tuvo miedo de ser descubierto, a lo que el deportista aseguró que no. "No nos iban a descubrir, era cuestión de programarlo", dijo.

En la entrevista, Armstrong admitió haberse hecho transfusiones de sangre para mejorar su rendimiento y negó que fuera "humanamente posible" ganar los siete títulos del Tour de France sin dopaje, al menos en su generación.

"La última vez fue en 2005"

Lance Armstrong reconoció que la última vez que "cruzó la línea" con el dopaje fue en el 2005, cuando ganó su último Tour de France, pero negó haberlo hecho en 2009 y 2010, cuando volvió a la competición.

"Todo lo que se dijo de mí en el informe que presentó la USADA (Agencia Antidopaje de Estados Unidos) es correcto, menos que me dopé los años del 2009 y 2010 y eso fue lo que me enfureció", dijo.

También negó que haya presionado a sus compañeros para utilizar sustancias ilegales. "No soy la persona más creíble en este momento, pero no lo hice", dijo.

Lance Armstrong habló de las personas que aseguraban que se dopaba. Dijo que todo lo que decía de ellos era porque iban contra su reputación. "Había que atacar (...) Una parte de este proceso será acercarme a estas personas y pedirles perdón directamente y decirles 'estabas en lo correcto'".

El exciclista dijo que el anuncio de su regreso al deporte profesional en 2008 no le sentó bien a su excompañero Floyd Landis y que fue lo que inició con la polémica. 

Después de perder su título en el Tour de Francia en 2006 tras dar positivo de testosterona, Floyd Landis señaló que Armstrong también se dopaba.

A la pregunta de Oprah sobre si se arrepiente de haber regresado, Lance respondió que sí lo lamentó, "si no, no estaría aquí".

Se niega a dar nombres de involucrados

El deportista se negó a dar nombres de las personas involucradas en la red de dopaje y dijo que "no eran monstruos".

Armstrong se refirió como una "buena persona" al doctor italiano Michele Ferrari, su colaborador, a quien la USADA suspendió de por vida para ejercer la medicina por varias violaciones de dopaje en el deporte y por tráfico de drogas.

"¿Dirías que Ferrari fue el líder y la mente maestra detrás del programa de dopaje?", preguntó Oprah, a lo que Armstrong respondió que "no".

"Podrían pensar que soy un imbécil o un humanitario, yo diría que soy las dos cosas, pero no puedo hablar mal de Ferrari", dijo.

Las declaraciones del Armstrong sobre la polémica de dopaje en la que ha estado involucrado son las primeras que hace a medios después de que en octubre pasado la Unión Internacional de Ciclistas lo suspendiera de por vida y le retirara sus siete títulos del Tour de Francia, después de que la Agencia Antidopaje de EU (USADA) diera a conocer un reporte que vinculaba al exclicista en una "sofisticada" red de dopaje.

Armstrong se coronó en la famosa gira francesa entre 1999 y 2005, convirtiéndose en el máximo ganador de esta competencia, seis de los cuales los alcanzó con el equipo del Servicio Postal de EU.

En noviembre, Armstrong presentó su renuncia al consejo de la fundación Livestrong, que él creó para apoyar investigaciones contra el cáncer, enfermedad que el texano superó a finales de la década de 1990.

Antes de su entrevista con Winfrey, la leyenda del ciclismo se disculpó con el equipo de su fundación, quienes pidieron que el exciclista fuera "veraz y abierto" con lo que comentara con la presentadora de televisión.

El Comité Olímpico Internacional también pidió a Amstrong devolver la presea de bronce que ganó en los Juegos Olímpicos de Sydney 2000, mientras que la agencia mundial antidopaje indicó que las declaraciones que dio en la entrevista televisiva no ayudan a reducir sus sanciones, a menos que las haga bajo juramento y diga a las autoridades todo lo que sabe sobre actividades de dopaje.

Ahora ve