Los críticos de Armstrong fueron reivindicados en el caso de dopaje

La supuesta aceptación del ciclista en entrevista con Oprah, satisface a quienes denunciaron el caso anteriormente y fueron rechazados
lance
lance armstrong  (Foto: Getty, )
  • A+A-
Por:
Michael Pearson
Autor: Michael Pearson
(Reuters) -

Ellos fueron los mentirosos. Los “provocadores”. Los amargados, vengativos y celosos.

Fueron los primeros críticos y los más duros con Lance Armstrong, frecuentemente castigados por el atleta alguna vez dominante y celebridad sobreviviente al cáncer, rechazados por patrocinadores, organizadores de carreras y muchos de los seguidores fieles del ciclista.

Ahora, en la cúspide de la transmisión de una entrevista en la que se dijo que Armstrong finalmente reconoce lo que había negado fuertemente durante años; que utilizó sustancias que mejoran el rendimiento, finalmente se sienten reivindicados.

“Era Tony Soprano”, dijo a Anderson Cooper de CNN Dan Coyle, quien escribió un libro sobre Armstrong. “Cuando te cruzabas con él, te ignoraba. No existías. La pregunta es, ¿va a disculparse con las personas que hirió en el camino?”.

El excompañero de Armstrong, Frankie Andreu, también habló sobre la "ira" de Armstrong.

“Cualquiera que se cruzaba en su camino o no seguía con su plan, los exponía para derribarlos. Y era muy poderoso e influyente y los derribaba”, dijo Andreu al locutor de radio de ESPN, Colin Cowherd, este martes.

“Así que es un gran cambio, es una gran sorpresa ahora que estuvo en Oprah y supuestamente admitió el dopaje durante su carrera, que por supuesto siempre negó”, dijo Andreu.

Winfrey apareció este martes en CBS This Morning para confirmar los reportes de medios de que Armstrong reconoció en la entrevista que le hizo el uso de sustancias que mejoran el rendimiento.

No reveló detalles de sus declaraciones, que se transmitirán en su canal OWN y en internet en dos noches a partir de este jueves.

Armstrong había negado el uso de sustancias que mejoran el rendimiento durante lo que fue una carrera en el ciclismo que rompió récords. Pero en un informe mordaz el año pasado, la Agencia Antidopaje de Estados Unidos (USADA, por sus siglas en inglés) lo acusó de estar al centro de un programa de dopaje sofisticado.

Andreu y su esposa, Betsy, dicen que Armstrong los desaprobó después de que testificaron en un caso de arbitraje presentado en su contra por parte de una empresa que buscaba evitar pagar bonos por victorias de carreras durante las cuales fue acusado de dopaje.

En su testimonio hablaron sobre un incidente en 1996 en una habitación de un hospital en Indianápolis, Estados Unidos, en la que, dijeron, Armstrong dijo a los médicos que lo trataban de cáncer que había tomado una variedad de sustancias que mejoran el rendimiento.

“Después de eso, fue un ataque máximo, una guerra contra mi esposa y yo”, dijo Andreu a Cowherd. “Nos despedazaron. Perdí muchos trabajos, mucho dinero. Ha sido una pelea muy, muy larga. Ahora las cosas cambian”.

Betsy Andreu dijo que fue presionada para firmar una declaración que desaprobaba la historia y cuando se negó fue “vilipendiada”.

“Me volví, en palabras de Lance, ‘amargada’, ‘vengativa’ y ‘celosa’”, dijo en una declaración jurada incluida en el informe de la USADA.

Recientemente dijo a Anderson Cooper de CNN que la carrera de su esposo se vino abajo y la pareja se sintió intimidada.

“Si quiere, puede enviar un mensaje y molestarte, puede intimidarte y ser muy, muy malvado”, dijo.

Dijo que no estaba segura qué pensar del reconocimiento pendiente de Armstrong.

“La persona que ves es la imagen que quiere que veas”, dijo. “Es un camaleón”.

Otros críticos de Armstrong probablemente también vean la entrevista de cerca.

La exmasajista y asistente personal de Armstrong, Emma O’Reilly, dijo a CNN el año pasado que pasó por “dos años y medio o tres de sufrimiento” después de hablar por primera vez sobre el dopaje.

“Fui citada… fui excluida”, dijo. “…Y todo por decir la verdad. Al igual que sentir culpa porque sabía que había ciertas personas que no me hablarían de nuevo y nunca me han hablado de nuevo. Es una pena porque perdí amistades”.

El excompañero de Armstrong, Tyler Hamilton, también acusó a Armstrong y a otros en el ciclismo de intimidarlo a que no dijera nada sobre su propio dopaje, que finalmente admitió en 2011.

“Creo que era mi única forma de regresar al deporte”, dijo. “Es como una mafia. Es un grupo poderoso. Puedes decir algo equivocado, y después…”.

Otro excompañero, Paul Willerton, dijo que la redención sería difícil de ganar para Armstrong.

“Cuando demandas a personas que sabes que dicen la verdad, eso es realmente difícil de perdonar”, dijo.

David Walsh, un periodista británico que coescribió un libro que detalló las acusaciones contra Armstrong, dijo que una confesión “no será suficiente”.

“Tiene que reparar las cosas con las personas que perjudicó. Tiene muchas disculpas que ofrecer”, dijo Walsh.

El libro de Walsh presentó los reportes de dopaje de O’Reilly en el mundo del ciclismo.

Después Armstrong presentó una demanda por el libro, y también una por difamación en contra de The Sunday Times, que publicó extractos. The Sunday Times ahora demanda para recuperar el arreglo que pagó a Armstrong en el caso.

“Mi sentimiento es que salió adelante porque ha estado en un lugar muy malo desde que la verdad emergió, y la única forma en que puede reconstruir todo para comenzar su vida es hacer una confesión completa de todo lo que hizo”, dijo Walsh.

A diferencia de algunos otros críticos, Walsh dijo que no sintió ninguna reivindicación por el cambio rotundo esperado de Armstrong. Pero dijo que siente “tremenda satisfacción por las personas que me ayudaron”, personas que, afirmó, dijeron la verdad “con un gran costo para ellos mismos”.

“Fueron vilipendiados. Sus condiciones fueron asesinadas, y estuvieron en un mal lugar”, dijo. “Betsy Andreu dijo que pasó 13 años diciendo a las personas que no era una mentirosa, y ese es un lugar muy difícil para estar”.

El próximo mes, Walsh tendrá la posición ventajosa cuando forme parte de un simposio universitario en Leeds, Reino Unido. Discutirá sus años de reportaje sobre Armstrong, reportes que parece que finalmente encontraron la estrella.

El evento se llama simplemente The Pursuit of Lance Armstrong (En busca de Lance Armstrong).

Willerton, el excompañero de Armstrong, dice que está contento de que la verdad parece salir finalmente.

“Tenemos a Lance Armstrong versus el cáncer. Tuvimos a Lance Armstrong versus cualquiera en el Tour de France. ¿Pero Lance Armstrong versus la verdad? Esa es una pelea que realmente no podía ganar al final”.

Ahora ve