Nevada suspende y multa a Chávez Jr. por fumar marihuana

El excampeón mexicano deberá podrá volver a pelear hasta junio y pagará una multa de 900,000 dólares por haber consumido marihuana
  • A+A-
Por:
/
(AFP) -

La Comisión Atlética de Nevada anunció este jueves una suspensión por nueve meses y una multa de 900,000 dólares para el excampeón mundial mexicano Julio César Chávez Jr., tras dar positivo a un control antidopaje.

La dureza de la sanción es mayor porque fue la segunda vez que Chávez Jr. cometió una ofensa en Las Vegas, por lo que la Comisión Atlética de Nevada decidió la sanción en la reunión mensual celebrada este jueves.

Chávez dio positivo al consumo de marihuana tras perder la pelea, por decisión unánime, ante el argentino Sergio Maravilla Martínez en Las Vegas (Nevada), en uno de los mejores combates de 2012.

El boxeador mexicano, que fue interrogado telefónicamente por los comisionados, no pudo convencerlos con sus respuestas para que el castigo fuese como había solicitado: de seis meses de suspensión y 10,000 dólares de multa.

Chávez Jr. admitió ante los comisionados que fumó marihuana "ocho o nueve días antes de la pelea", pero no lo hizo para tener mejor rendimiento sino para superar el estrés que arrastraba y que el error cometido, que consideró "muy grave", le ha hecho mucho daño en todos los aspectos.

"Estoy pidiendo clemencia para que pueda pelear lo antes posible, pero estoy dispuesto a aceptar el castigo", declaró Chávez Jr., que reiteró que había cometido un "error".

Dijo que un amigo de Los Angeles le mencionó que le ayudaría a superar el estrés y por eso fumo más de una semana antes del combate, que a diferencia de los anteriores le generó mayor presión por todo lo que había vivido en el ámbito profesional y personal.

Chávez Jr. negó que hubiese fumado marihuana antes de las peleas anteriores, pero no respondió a la pregunta concreta de si "nunca" lo había hecho.

El no responder y tratar de eludir esa pregunta concreta fue algo que no le benefició de cara a los comisionados indecisos, que al final votaron 3-2 a favor de la suspensión y la multa.

El castigo de los nueves meses de suspensión se enmarca dentro de lo que tiene establecido la comisión para ese tipo de violación, pero la multa de 900,000 dólares es considerada por el promotor Bob Arum, de la empresa Top Rank, como una auténtica injusticia y llevó el caso ante los tribunales.

"Los nueve meses están bien, pero un 30% de multa por una bolsa de tres millones de dólares, simplemente se trata de una extorsión", destacó Arum.

La suspensión impuesta a Chávez Jr. concluye el próximo 15 de junio y Arum dijo que tendrán todo listo para que pelee en algún lugar del estado de Texas o en México.

"Chávez Jr. peleará el 16 de junio y podremos promocionar la pelea antes de esa fecha de acuerdo con la propia Comisión de Nevada Las Vegas", adelantó Arum. "Tenemos al menos seis posibles candidatos, pero aguardaremos a que cumpla la suspensión, aunque antes podría pelear en México, pero no lo hará".

Arum también confirmó que la pelea revancha contra Martínez está en los planes de Chávez Jr. que tiene marca de 46-1-1, con 32 triunfos conseguidos por la vía del nocaut.

Una conducta repetida

El hecho de tratarse de una segunda infracción tampoco benefició a Chávez Jr. y el haber firmado el cuestionario médico previo a la pelea y en la que no específico el consumo de la marihuana para superar el estrés.

El argumento de la comisión sobre la multa es que la violación a la política antidopaje que rige en Las Vegas para las peleas fue la segunda que cometió Chávez Jr. en menos de cuatro años, aunque la sustancia fuese diferente.

En noviembre de 2009, Chávez dio positivo por Furosemida, un diurético que se suele utilizar para ayudar para bajar del peso antes de la pelea, pero que también se usa como agente enmascarador de esteroides.

Chávez Jr. los consumió antes de la pelea que protagonizó contra Troy Rowland, que tuvo lugar en la misma cartelera en la que boxearon el filipino Manny Pacquiao contra el puertorriqueño Miguel Cotto.

La Comisión suspendió Chávez Jr. durante siete meses y una multa de 10,000 dólares (10% de su bolsa de 100,000 dólares que cobró por la pelea) y el resultado del combate, originalmente una victoria por decisión unánime para el excampeón mexicano, fue cambiado a una no decisión.

"Me gustaría pedir disculpas a todo el mundo del deporte del boxeo", declaró Chávez Jr. ante la comisión.

"Sé que esto ha sido una cosa muy negativa para mi carrera, pero al margen de todas las cosas que se han dicho sobre mí, respeto al boxeo. He estado en él mucho tiempo. Trato de darlo todo y voy a seguir por el mismo camino porque ahora me encanta más que nunca el deporte del boxeo", agregó.

Ahora ve