La discusión de la violencia en estadios llega a la Cámara de Diputados

La Comisión del Deporte revisará con autoridades del futbol mexicano medidas para evitar incidentes como el ocurrido en el América-Neza
porras
monumental ritual america porras  porras
/
| Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

La Comisión del Deporte de la Cámara de Diputados analizará la violencia registrada recientemente en estadios de futbol del país, durante una reunión de trabajo programada para el próximo lunes.

En el encuentro participarán autoridades de la Federación Mexicana de Futbol (Femexfut), el presidente (Felipe Muñoz) y miembros de la comisión legislativa, informó en un comunicado la Cámara de Diputados.

En la mesa de trabajo se abordarán “las medidas a tomar y necesidades que se requieren para hacer frente a este grave problema”, indicó la Cámara.

El análisis legislativo es anunciado casi una semana después de registrarse enfrentamientos entre aficionados del Club América, de primera división y el Neza FC, de la división de ascenso, en un juego disputado en Ciudad Nezahualcóyotl, en el Estado de México. Los protagonistas de la violencia usaron palos, piedras y botellas, mientras que la policía respondió con disparos al aire.

Tras el incidente, la Comisión Disciplinaria de la Liga MX impuso un juego de suspensión al Estadio de la Universidad Tecnológica de Nezahualcóyotl, también conocido como Neza 86. En tanto, el América prohibió la entrada de algunos miembros de sus barras a su siguiente juego.

Previamente, el órgano disciplinario investigó otros episodios violentos ocurridos en los partidos Querétaro-Atlas y Guadalajara-León. Las indagatorias concluyeron en un “aviso de veto” para el estadio Omnilife del Guadalajara, mientras que por el otro incidente se eximió al Querétaro debido a que los hechos ocurrieron “en la periferia” de su estadio.

Los tres casos, ocurridos en una misma semana, pusieron en alerta a las autoridades del futbol mexicano de cara a otros juegos estelares del torneo. Para el partido entre la UNAM y el Guadalajara, disputado el domingo en la Ciudad Universitaria de la Ciudad de México, fueron desplegados 1,700 policías para vigilar la seguridad en el estadio.

La violencia en los estadios ha causado preocupación no solo entre directivos, sino también entre jugadores.

“No sé qué esté pasando, pero creo que nuestra responsabilidad, nosotros como futbolistas y ustedes como medios es tratar de exhortar a la no violencia y hacer campañas para decir que la pasión está en el terreno de juego y pita el árbitro y se acaba”, dijo el jueves pasado a periodistas el defensa de los Pumas, Marco Antonio Palacios.

En diciembre, el presidente de la Liga MX, Decio de María, dijo que una de las metas del Torneo Clausura 2013 sería “erradicar la violencia en los estadios”, luego de que otros incidentes violentos marcaran el fin de 2012 para el futbol mexicano.

Ahora ve
“El TLCAN es beneficioso para todos”, dice el presidente de Coparmex
No te pierdas
×