La familia de la modelo Reeva Steenkamp busca perdonar a Pistorius

Mike Steenkamp dijo que no le importa el futuro legal del atleta sudafricano pero que desea encontrarse personalmente con él para perdonarlo
pistorius_steenkamp  pistorius, steenkamp, deportes, asesinato
Autor: David Fitzpatrick y Drew Griffin
(Reuters) -

Mike Steenkamp aún se despierta por las mañanas esperando una llamada de su sobrina, la modelo que murió en la casa del atleta sudafricano Oscar Pistorius. Pero esa llamada no ha ocurrido.

“Realmente no se ha fijado en mi pensamiento”, dice Mike, quien con su hija Kim Martin dijeron a CNN esta semana que no se enfocan en el porqué murió Reeva Steenkamp, quien fue disparada y asesinada solo hace tres semanas presuntamente por su novio, la estrella olímpica del atletismo, Oscar Pistorius.

Los familiares de Reeva intentan evadir la especulación y el debate que gira en torno a si Pistorius disparó y asesinó intencionalmente a su novia de 29 años o si la confundió con un intruso. El atleta es acusado de asesinato premeditado.

Mike Steenkamp dijo que la familia no tiene planes de asistir al juicio de Pistorius. “No estaremos presentes, eso te lo puedo afirmar ahora”, dijo.

Eso se debe a que la familia quiere enfocarse en Reeva. “Tengo que concentrarme en ella”, explicó Kim Martin. “Sé que suena loco, pero así es como paso día a día (...) Es más fácil lidiar con eso si no te concentras en nada más que el hecho de que Reeva no está aquí, y al final del día, no regresará”.

Kim Martin y Reeva Steenkamp eran como hermanas, dijo, y compartían cada detalle de sus vidas. Frecuentemente Reeva se quedaba en la casa de Ciudad del Cabo de su prima, donde Mike Steenkamp dice que aún puede ver a Reeva en la cocina, ayudándole a preparar la cena.

Sin embargo, Martin dijo que solo vio a Pistorius una vez, en una cafetería junto al mar. Ella y Steenkamp platicaron, y se pusieron al corriente de sus vidas, mientras Martin calmaba a sus hijos.

Su interacción ese día con Pistorius “no fue lo suficientemente larga para formar una opinión sobre su personalidad”.

“Lo que vi de él… parecía un chico agradable”, dijo Martin.

Antes de que Reeva Steenkamp comenzara a salir con el hombre conocido como Blade Runner por sus prótesis en las piernas que eran rápidas como un rayo, era famosa por su propia cuenta.

Graduada de la escuela de Derecho con una personalidad vibrante, tuvo una serie de eventos de modelaje en su haber; y la sorprendente belleza con cabello rubio había preparado su debut en la televisión de realidad.

Su creciente exposición le trajo más oportunidades. Fue presentadora para FashionTV en Sudáfrica, y fue la portada de FHM y el rostro de la empresa de cosméticos Avon.

FHM la describió como una “mujer hermosa, inteligente y de buen corazón” que tenía un sentido del humor “muy vivo”.

“Era el ser humano más dulce y amable; un ángel en la Tierra”, dijo Capacity Relations, la agencia que la representaba.

Sin embargo, a pesar de su fama, era la hija de mamá, recordó Mike Steenkamp.

El tío de Reeva contó la historia de cuando Oscar y Reeva manejaban en una carretera y Oscar, a quien le gustaban los automóviles veloces, supuestamente iba a exceso de velocidad.

“(Reeva) llamó a su mamá y dijo…’mamá, Oscar va muy rápido’”, recordó Steenkamp. “Así que June tomó el teléfono y dijo, ‘déjame hablar con Oscar’. Y le dijo a Oscar, ‘escucha, esa es mi preciosa y única hija… es mi ángel. Y será mejor que reduzcas la velocidad o haré que la mafia te persiga’. Y Reeva dijo después, ‘mamá, redujo su velocidad’”.

Ahora, Pistorius, de 26 años, está libre bajo fianza mientras espera un juicio. Su próxima cita en la corte está programada para el 4 de junio. Los fiscales dicen que el atleta asesinó a su novia después de una discusión acalorada en las primeras horas del Día de San Valentín.

Pistorius y sus abogados insisten en que pensaba que un intruso se escondía en el baño de su casa en Pretoria. Dice que disparó en un ataque de terror antes de percatarse de que Steenkamp estaba dentro.

“Me gustaría preguntarle a Oscar por qué no se inclinó y tocó a mi prima primero… y decirle ‘¿estás bien?’, ‘no digas nada’, ‘voy a entrar’”, dijo Kim Martin, poco después de la muerte de su prima.

En cuanto a lo que pase con Pistorius, Mike Steenkamp dijo que "no importa. Nada traerá de regreso a su amada Reeva".

Pero quiere una cosa: una oportunidad de reunirse con Pistorius y perdonarlo.

“De esa forma, puedo encontrar más paz con la situación”, dijo, mientras luchaba por contener sus lágrimas.

Steenkamp dice que es su fe cristiana es lo que lo impulsa a querer ofrecer perdón. Y quiere hacerlo cara a cara, no a través de los medios. “Sea cual sea el resultado, siento, con mi creencia, que si Cristo pudo perdonarme cuando murió en la cruz, ¿por qué yo no?”

Ahora ve
A cien años del nacimiento del ‘ídolo de Guamuchil’, Pedro Infante
No te pierdas
×