Los impuestos en Francia, ¿provocan el éxodo de sus mejores futbolistas?

La Liga Premier se beneficia de la transferencia de estos jugadores a sus clubes, que podría deberse a los planes para subir impuestos
newcastle
legion francesa futbol newcastle  newcastle
James Masters
Autor: James Masters
(Reuters) -

Francia está de moda en este momento.

Su Parlamento respaldó el matrimonio homosexual, Los miserables ha acaparado el mundo del cine, McDonald’s lanza la hamburguesa “McCamembert” y David Beckham llegó para unirse a la revolución francesa en el Paris Saint-Germain.

¿Vive le France? No par aquellos que ganan más de 1.3 millones de dólares al año, especialmente después de que el presidente socialista Francois Hollande anunciara que presentaría una tasa máxima de impuestos a los ingresos del 75%.

Se volvió un punto real de contención, con algunos (incluidas estrellas deportivas) amenazando con mudarse al extranjero.

El reconocido actor Gerard Depardieu ya aceptó la oferta de la ciudadanía rusa, a pesar de que la corte constitucional de Francia vetaría la propuesta de Hollande.

Pero mientras están en espera los planes sobre los impuestos, aquellos involucrados con el futbol del país están preocupados de que los activos de sus estrellas se dirijan a Reino Unido y al extranjero para buscar refugio.

“Lo que ves es que el futbol francés pierde buenos jugadores, todos se van a Inglaterra, así que la Liga Premier estará encima de las otras ligas”, dijo a los reporteros el entrenador del Marseille, Elie Baup.

“En Francia, en la parte financiera, tendremos que trabajar en los jugadores jóvenes o con reclutas no conocidos, y luego los haremos grandes, y de nuevo se irán a Inglaterra. Entramos a este ‘ciclo’”.

Durante el mercado de transferencias de enero, el delantero internacional Loic Remy dejó al contendiente al título de Francia, Marseille, para irse al Queens Park Rangers, un club que estaba en lo más bajo de la Liga Premier y podía descender.

Aún más notable, en enero, no menos de cinco franceses se cambiaron al Newcastle, un movimiento que llevó a que colgaran la bandera de Francia en el pub del club de la Liga Premier.

Mathieu Debuchy del Lille, Mapou Yanga-Mbiwa del Montpellier, Massadio Haidara del Nancy, Moussa Sissoko del Toulouse y Yoan Gouffran del Bordeaux se mudaron al noreste de Inglaterra.

Deberían sentirse en casa ya que hay más que un indicio de estilo galo en el St. James’ Park, con la dupla maravillosamente talentosa de Yohan Cabaye y Hatem Ben Arfa en el club, así como Sylvain Marveaux, Gabriel Obertan y Romain Amalfitano.

“No estoy sorprendido de que quieran jugar aquí porque es la mejor liga, sino que estoy sorprendido de cuántos jugadores franceses llegaron aquí al mismo tiempo”, dijo a CNN el exjugador de Newcastle y de Francia, Didier Domi.

Sin embargo, Domi insistió en que la motivación financiera no fue la razón de este éxodo futbolístico al Newcastle.

“Los impuestos no son un factor grande. La mayor atracción es la oportunidad de jugar frente a un estadio lleno cada semana”, dijo.

“Es el lugar donde todos los jugadores quieren jugar. Cuando los jugadores franceses regresan a Francia después de un periodo en Inglaterra, de lo único que hablan es de cuán grandioso es.

“Es profesional, tiene aficionados grandiosos y una atmósfera grandiosa, y es donde están todos los mejores jugadores. Amaba Newcastle. Los aficionados y las personas del noreste son tan amigables y llenas de calidez”.

En la elección francesa más reciente, llevada a cabo en mayo de 2012 a la población francesa en Londres se le dio la oportunidad de votar sobre la constitución de un miembro parlamentario para el norte de Europa.

Hay 120,000 personas oficialmente registradas que viven en la capital británica, pero una de ellas (la política Axelle Lemaire), cree que el total es de aproximadamente 400,000.

Antes de ganar esa votación parlamentaria, como representante del Partido Socialista de Hollande, Lemaire vivió y trabajó en Londres durante 12 años.

“Muchas personas vienen y van entre los dos países gracias a las nuevas conexiones de transporte y hay muchos jóvenes que vienen a Londres y después se mudan para acá”, dijo a CNN.

“Llegué a Londres hace 12 años y recuerdo leer los encabezados en los periódicos de ese entonces sobre cómo los franceses se mudaban por razones de impuestos.

“Pero la realidad es muy diferente. Incluso en estos momentos vemos que se escribe mucho sobre las personas que se van por los impuestos del 75%. No he visto a figuras serias que apoyen esto. La realidad es muy diferente.

“Las personas vienen aquí por una variedad de razones: para estudiar, para trabajar, para aprender inglés, por amor, por la dimensión internacional de Reino Unido.

“Al final, los impuestos son bastante similares en los dos países, y en raras ocasiones son una razón para mudarse.

“Se ha vuelto más y más normal pasar tiempo en tu carrera o estudiar en el extranjero.

“Algunos se quedan y otros se van después de un rato. A veces, las parejas binacionales se mudan a Francia si tienen un segundo hijo porque el costo para vivir es alto aquí”.

Lemaire también duda que la reciente serie de jugadores franceses que llegaron al Newcastle tengan algo que ver con los niveles de impuestos en su propio país.

“Creo que es un error decir que están aquí por los impuestos”, dijo.

“Estos jugadores son jóvenes y ganan su primer gran contrato en un club muy bueno y esa es una oportunidad grandiosa para ellos.

“No creo que piensen, ‘quiero irme por razones de impuestos’”.

Llamado “Neufchateau” por los medios franceses, el Newcastle no es tan diferente de muchos otros clubes de la Liga Premier al atraer talento del otro lado del canal.

Jugadores de la talla de Thierry Henry, Patrick Viera, Nicolas Anelka, Emmanuel Petit, Marcel Desailly y Claude Makelele son solo algunos de los que disfrutaron un éxito enorme en Inglaterra.

Aunque el aficionado típico del futbol inglés podría referirse a los franceses como “ranas” y disfrutan mencionar las victorias militares en Waterloo y Agincourt, la aceptación de talento francés en la cancha de futbol nunca ha estado en duda.

Un francés que se mudó a Inglaterra y luego a Newcastle fue el escritor de futbol Kevin Quignane, quien cree que la tarea más difícil que enfrentan sus compatriotas es entender el acento Geordie notorio de los habitantes locales.

“De hecho sí hubo un poco de shock lingüístico”, recordó Quignane después de su llegada a la ciudad.

“Diría que un acento Geordie verdadero y denso es más difícil de entender que un amplio acento de Yorkshire, que en sí puede ser bastante difícil.

“Simplemente no podía entender a nuestro vecino y mi compañero, que era un Geordi, también tenía problemas para entender.

“Realmente puede ser un reto pero, en general, la mayoría de los habitantes hablan con un acento Geordie leve, gracias a Dios. Eso o me acostumbré tanto que ya no lo noto”.

Aunque podría tomar tiempo para que los recién llegados se adapten a la jerga local y cambien su Chardonnay por una cerveza Newcastle Brown Ale, Quignane cree que los jugadores que acaban de llegar disfrutarán la vida en la ciudad.

“El valor de Newcastle como ciudad creció tremendamente en la última década”, añadió.

“Ahora es visto como un lugar vibrante, fiestero y sexy, pero era una historia muy diferente 10 años antes con la desaparición de las minas, los astilleros navales y las revueltas Meadow Well en 1991.

“El Quayside, ahora el epicentro de vida nocturna de Newcastle (renovado y regenerado) era un desastre en ese entonces”.

De regreso en Francia, la llegada de una superestrella mundial en la forma de Beckham al Paris Saint-Germain ayuda a aligerar el golpe de tantos jugadores franceses que se van.

El mediocampista firmó un contrato de cinco meses con el PSG el mes pasado y se comprometió a donar su salario a una organización altruista infantil dentro de la ciudad.

Y aunque persisten preocupaciones por el número de jugadores franceses que se mudan al extranjero, Beckham llega en un momento en el que jugadores extranjeros de renombre juegan un papel estelar en la Ligue 1.

Respaldado por sus propietarios de Qatar, el PSG recientemente pagó 52.8 millones de dólares por el joven brasileño Lucas Moura, después de asegurar un contrato de 72 millones de dólares para Zlatan Ibrahimovic y el defensa Thiago Silva del Milán, en julio del año pasado.

El club calificó a los cuartos de final de la Liga de Campeones y lidera la carrera local por el título.

“Estoy muy contenta”, dijo Lemaire de la llegada de Beckham a la capital francesa.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

“Creo que es grandioso que haya decidido mudarse a París y donar su salario a una organización altruista. Es un muy buen ejemplo.

“También muestra que París es un buen club y una ciudad atractiva”.

Ahora ve
Varias personas son apuñaladas en Turku, Finlandia
No te pierdas
×