La final de la 'Champions League', un escaparate para la 'Marca Alemania'

El enfrentamiento entre Borussia y Bayern, visto por millones de personas, será una oportunidad de difusión para la industria local
champions league final wembley
champions league final wembley  champions league final wembley
Autor: Oliver Joy
(Reuters) -

Cuando los dos mayores clubes de futbol de Alemania se enfrenten en la final de la Liga de Campeones este sábado, solo podrá haber un ganador: la industria alemana.

Los bávaros del Bayern Múnich buscarán rectificar su derrota en casa del año pasado en contra del Chelsea cuando se enfrenten a un equipo formidable del Borussia Dortmund que busca emular el único éxito del club en la mayor competencia de Europa, que fue en 1997.

Algunos de los mayores talentos del futbol mundial competirán en Wembley cundo el partido comience a las 13:45 horas tiempo de la Ciudad de México en Londres, con jugadores como Arjen Robben, Franck Ribéry y Robert Lewandowski listos para deslumbrar a la multitud.

Pero la final de clubes de la Bundesliga podría ser la atracción secundaria de un mayor acto alemán, mientras las empresas multimillonarias se preparan para una de las mayores oportunidades de publicidad en el deporte mundial.

Desde multinacionales de ropa deportiva como Adidas y Puma hasta los gigantes de los seguros Allianz y Signal Iduna, el estadio Wembley estará inundado con nombres locales de comercio alemán, todos transmitidos a una audiencia global de televisión de potencialmente 150 millones de personas.

Miles de playeras de color amarillo fuerte y rojo carmesí tendrán los nombres del patrocinador del Dortmund (el fabricante de químicos, Evonik) y el del Bayern (Deutsche Telekom), mientras la mayor economía de Europa muestra su poderío industrial en el escenario más prestigioso de los clubes de futbol.

Alemania, la potencia manufacturera de Europa, es considerada uno de los lugares económicos brillantes de un continente acosado por la recesión, a pesar de que el crecimiento del país fue de solo 0.1% en el primer trimestre de este año, impulsado en su mayoría por el gasto del consumidor.

A pesar del bajo crecimiento, los alemanes (reconocidos como los mejores ahorradores en Europa) probaron estar listos para hacer alarde de su dinero luego de que el Dortmund recibió una petición asombrosa de medio millón de boletos para la final mientras que el Bayern recibió 250,000. Wembley solo tiene capacidad para 90,000 aficionados.

El experto en finanzas de futbol, Simon Chadwick, dijo que la final ofrecerá un “escaparate brillante” para la “Marca Alemania”, al añadir que el ambiente y estilo de la Bundesliga al igual que la amplia gama de talento local que se mostrará, beneficiará a las marcas conectadas con los equipos.

“Las asociaciones existentes de marca que muchas personas en todo el mundo tienen con los productos alemanes (notablemente eficiencia y calidad) sin duda serán reforzadas”, dijo Chadwick a CNN.

Modelo financiero de sustentabilidad

Los lazos entre la industria alemana y el futbol son profundos.

A diferencia de Inglaterra, Francia y España, donde los clubes son respaldados por jeques árabes, oligarcas rusos y empresarios estadounidenses, la liga alemana prefiere un enfoque más local para el financiamiento de los clubes.

Christian Seifert, director ejecutivo de la Bundesliga y aficionado autoproclamado del Borussia Monchengladbach, es escéptico en cuanto a si la final impulsará la economía nacional, pero cree que el partido será una buena publicidad para el futbol alemán.

“El Bayern y el Dortmund son prueba de que es posible tener un buen desempeño deportivo y tener un comportamiento financiero sólido”, dijo Seifert a CNN.

A diferencia de otras grandes ligas que atraen más endosantes mundiales, los clubes de la Bundesliga son patrocinados en su mayoría por marcas locales; 15 de los 18 clubes en la primera división de Alemania para la temporada 2012-13 fueron respaldados por empresas locales que iban desde empresas aseguradoras multimillonarias hasta familias productoras de lácteos y pollo.

“La gran diferencia que notas entre otros clubes en Europa es el grado de compromiso corporativo indígena”, dijo a CNN el experto en finanzas deportivas Tom Cannon.

Incluso los estadios son parte de la filosofía “Marca Alemania” de la Bundesliga.

Mientras que los aficionados del Manchester United o del Liverpool despreciarían el cambio de nombre del Old Trafford a la Aon Arena o del Anfield al Estadio Standard Chartered, renombrar los estadios es la norma para los 18 equipos de la Bundesliga.

Así que la Commerzbank Arena, hogar del Eintracht Frankfurt y ubicada en el corazón financiero del país, es nombrada en honor a uno de los mayores bancos de Alemania. El Signal Iduna Park del Dortmund, que alguna vez fue el Westfalenstadion y la Allianz Arena del Bayern Múnich, ambos nombrados en honor de aseguradoras, son ejemplos de los vínculos cercanos con las grandes empresas en Alemania.

Chadwick cree que los estadios con marcas revelan un consenso en el futbol que es característico de la sociedad y cultura alemana, donde la cooperación entre patrocinador y aficionado es vista como un mayor beneficio para el club.

“Esto muestra un nivel de comercialización y cierta traición a la historia y herencia que algunos aficionados en Alemania y otros países encuentran inaceptable”, dijo Chadwick.

Sin embargo, hay una regla fundamental para todos los equipos de la Bundesliga que asegura que los aficionados no serán ignorados en lo que se refiere al control de su club.

La regla “50+1”, un modelo venerado de gobernanza en el futbol donde los aficionados son los accionistas mayoritarios, aplica para todos los clubes que participan en la Bundesliga, excepto el Bayer Leverkusen y el Wolfsburg.

Esos equipos fueron fundados por la empresa farmacéutica Bayer y el fabricante de automóviles Volkswagen respectivamente y son 100% propiedad de esas empresas, con los estadios (BayArena y Volkswagen Arena), nombrados en su honor.

Esto es debido a una regla que señala que si un club en Alemania recibe un mayor respaldo financiero de una parte durante más de 20 años, esa parte puede tener una participación mayoritaria en el club.

La estructura del consejo en la Bundesliga es única y completamente diferente a la de los grandes clubes en Inglaterra, donde un grupo propietario relativamente pequeño domina el consejo.

“Los consejos de estos clubes (alemanes) están llenos de los pesos pesados corporativos”, dijo Cannon.

“Es una afirmación de confianza de la industria alemana”.

Aunque el Bayern es propiedad de los aficionados, Adidas y el fabricante de automóviles Audi tienen el 9% de participación en el club, con los presidentes de ambas empresas en su junta de supervisión.

En el caso del Dortmund, el 82% del club tiene capital flotante y es propiedad de los aficionados pero el consejo corporativo es dominado por empresarios con antecedentes en la industria bancaria y el transporte marítimo.

Seifert, el director de la Bundesliga, insiste en que no está preocupado por la intimidad entre los grandes negocios y los clubes de futbol en Alemania porque las ganancias generadas por los equipos son limitadas en comparación con las ganancias de las grandes marcas multinacionales.

“No creo que sean demasiado cercanas”, dijo Seifert. “Lo bueno es que los 100,000 empleos son creados a través de la Bundesliga en Alemania.

“Hablamos de marcas globales y utilizan el futbol como instrumento de marketing en todo el mundo”.

La estrategia seguida por la Federación Alemana de Futbol y la Bundesliga después de una mala actuación en los Campeonatos Europeos en 2000 creó el camino para el éxito actual de la nación tanto a nivel de clubes como a nivel internacional.

“Cada club que quería jugar en las primeras dos divisiones de la Bundesliga (36 clubes), tenía que tener una cantera”, dijo Seifert.

“Hoy se invierten más de 128 millones de dólares al año y 5,000 jugadores son entrenados en el programa”.

Dave Webb, un cazatalentos para el club Southampton de la Liga Premier Inglesa, quien pasó tiempo observando la plantilla del Bayer Leverkusen, explicó que hay más inversión de los clubes de la Bundesliga a nivel base y los jugadores que vienen de un nivel juvenil tienen más tiempo de florecer que los jugadores en el sistema inglés.

Lee Los jugadores jóvenes, la clave para la Bundesliga

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

“El Bayern y el Dortmund son muy fuertes a nivel juvenil y eso está detrás de su éxito”, dijo Webb. “Los jugadores son juzgados un poco después en la Bundesliga, en lugar de 17 o 18, los jugadores pueden pasar al nivel sub-21 antes de que lleguen al primer equipo”.

Gracias a esa estrategia coordinada junto con la planeación a largo plazo, no es sorpresa que el fussball llegue a casa, a Alemania. 

Ahora ve
Los campos eólicos en La Ventosa, Oaxaca, dividen opiniones
No te pierdas
×