Un "error humano" causa derrumbe de un techo en estadio de Brasil

Un "error humano" y la lluvia provocaron el colapso de parte del techo del estadio Fonte Nova, donde habrá partidos de Copa Confederaciones
  • A+A-
Por: /
(CNN) -

Los preparativos de Brasil para un torneo de futbol internacional importante como lo es la Copa Confederaciones fueron golpeados por un “error humano” y una fuerte lluvia, lo que causó que el techo del estadio de Salvador colapsara parcialmente.

La Arena Fonte Nova albergará tres partidos en la Copa de ocho naciones, considerada como un calentamiento para el Mundial de 2014 que también se llevará a cabo en Brasil, con el primer partido el 20 de junio.

Pero los administradores del estadio ahora enfrentan reparaciones importantes después de que un desgarre triangular apareciera en una parte del techo este lunes ya que cedió ante el peso de la lluvia.

El grupo Fonte Nova Participacoes (FNP), que administra el estadio, dijo en un comunicado: “La ruptura de una parte de 36 paneles de la membrana del techo fue (causada) por un error humano.

“La FNP revisó la cubierta de sellado el día anterior, aprovechando que no hay partidos en el estadio.

“Durante este procedimiento, una porción de la membrana que cubría la cubierta de metal se doblo, lo que eventualmente se convirtió en una barrera y causó una acumulación de lluvia. Lo que impidió las salidas correctas de drenaje”.

El afiliado de CNN, TV Record, mostró imágenes aéreas del personal del estadio mientras usaba cubetas para sacar el agua de otras secciones del techo para intentar prevenir otros colapsos.

La FNP dijo que ya se realizan trabajos de reparación y que el estadio estaría listo para su primer partido en la Copa Confederaciones, un encuentro del Grupo B entre Nigeria y Uruguay.

Añadió que la estructura del techo de la arena Fonte Nova aprobó pruebas de resistencia y señaló que este fue un incidente aislado. Sin embargo, confirmó que ahora realizaría una mayor inspección del estadio.

La arena, en la ciudad de Salvador en el noreste de Brasil, fue el tercer estadio construido especialmente para ser inaugurado antes del Mundial 2014 en Brasil.

Albergará seis partidos en el prestigioso evento del futbol mundial y obtuvo elogios cuando aprobó su evento oficial de prueba el mes pasado.

Pero el colapso parcial del techo es el tipo de desastre de relaciones públicas que Brasil busca evitar.

El país sudamericano ya atrae escrutinio extra global mientras realiza eventos deportivos importantes contiguos, con los Olímpicos de 2016 en Río de Janeiro después del Mundial del próximo año.

El estadio Marcana de Río, considerado una catedral del futbol mundial, finalmente fue reabierto el mes pasado después de una renovación de dos años de 500 millones de dólares.

Pero el estadio olímpico Joao Havelange en Río, que deberá albergar los eventos de atletismo en los Olímpicos y también es hogar del club de futbol Botafogo, fue cerrado definitivamente después de que se encontrara que tenía fallas estructurales importantes.

La Copa Confederaciones también será una prueba de la infraestructura, desde hoteles hasta aeropuertos y transporte urbano.

Más de un millón de boletos ya fueron vendidos y muchos aficionados querrán viajar de una ciudad a otra para seguir a su equipo.

La Copa Confederaciones enfrenta a los campeones continentales entre sí, con los campeones del mundo, España, entre los equipos que se unirán a Brasil.

Para los aficionados al futbol es una oportunidad de saborear algo de acción internacional al final de la temporada, pero para Brasil (que organizó por última vez el Mundial en 1950), es una oportunidad para probar que puede organizar de nuevo un espectáculo deportivo importante.

Ahora ve