Un colorido espectáculo, entre protestas, inaugura la Confederaciones

Brasil inició el torneo con un espectáculo de figuras típicas de los ocho países participantes; protestas derivaron en heridos y detenidos
| Otra fuente: CNNMéxico

La música y el color de la inauguración de la Copa Confederaciones no libró las protestas que se han originado en los últimos días en Brasil.

La cultura y las tradiciones del país anfitrión, Japón, Italia, México, España, Uruguay, Nigeria y Tahití, países que disputan la copa, se fundieron este sábado en la ceremonia de inauguración del evento, que pudieron presenciar cerca de 70,000 personas.

"Estamos todos unidos para una verdadera fiesta del futbol en un país pentacampeón", dijo el presidente de la FIFA, Joseph Blatter, acompañado de la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, quien recibió abucheos en varias ocasiones.

"Amigos brasileños, ¿dónde está el respeto al fair play?", dijo Blatter al escuchar los chiflidos a lo que Rousseff se limitó a decir con un rostro serio, que mantuvo durante todo el protocolo, "Declaro oficialmente abierta la Copa de las Confederaciones 2013".

Un gran mosaico humano desplegado sobre el césped del estadio Nacional de Brasilia le dio la bienvenida al público con frases en portugués e inglés, que precedieron al ingreso de 2,800 actores, bailarines y voluntarios con trajes típicos y banderas de cada país, según la agencia EFE.

El espacio natural de los futbolistas fue ocupado entonces por sevillanas españolas, gauchos uruguayos, charros mexicanos, geishas japonesas, polinesias tahitianas, cocineros italianos, guerreros nigerianos e indios brasileños.

Tomados de la mano, expandieron sobre el césped enormes paños formando el mapa de Brasil e incluso el océano Atlántico, formado por bailarines ataviados de azul que con su danza simulaban las olas, informó EFE.

Todos los participantes se unieron luego en un solo baile y formaron un pequeño campo de futbol dentro del terreno del estadio Nacional, sobre el que grandes muñecos-jugadores disputaron un "partido" que culminó con un gol gritado a coro por el público.

El espectáculo de apertura estuvo a cargo del director artístico Paulo Barros, uno de los grandes creativos del famoso Carnaval de Río de Janeiro, que estuvo presente en la fiesta sobre todo a través de la música, que se paseó durante buena parte de la ceremonia por la tradicional samba carioca.

El breve acto, que duró unos 25 minutos, concluyó cuando los actores, bailarines y voluntarios se escondieron debajo de una gran bandera con los emblemas de la FIFA y de la Copa Confederaciones, reportó EFE.

Brasil arranca este sábado la Copa Confederaciones, el torneo que será un "calentamiento" previo al Mundial de 2014.

La tecnología en la línea de gol, la seguridad en las seis sedes donde se realizará el evento y la calidad de los inmuebles recién renovados, estarán a prueba del 15 al 30 de junio.

Lee Brasil inicia la prueba de fuego para 2014

Protestas empañan el color de la fiesta

En los últimos días, miles de personas han protestado en las calles brasileñas por el alza al transporte público y por la organización de la Copa Confederaciones. Las protestas se han extendido hasta los estadios donde se realizará la copa.

Al menos 27 personas resultaron heridas y otras ocho fueron detenidas durante las protestas registradas este sábado en Brasilia en plena inauguración de la copa, informaron fuentes policiales, según un reporte de la agencia EFE.

En la manifestación, convocada por movimientos sociales que critican el elevado gasto público que ha demandado la organización del torneo de la FIFA, participaron alrededor de 1,200 personas, que en principio expresaron su descontento en forma pacífica.

Pese a la extrema seguridad, los manifestantes lograron acercarse a las puertas del estadio Nacional de Brasilia, que acogió el partido inaugural entre las selecciones de Brasil y Japón, bajo un fuerte cerco policial y en momentos en que los aficionados llegaban para asistir al partido.

La agencia EFE reportó que los agentes dispararon bombas de gases lacrimógenos y tuvieron apoyo de miembros de la policía montada, que arremetieron con sus caballos contra los manifestantes, según se pudo apreciar en las imágenes de la televisión.

La Secretaría de Seguridad de Brasilia informó de que ocho personas fueron detenidas y que en los enfrentamientos resultaron heridos 23 manifestantes y cuatro policías, ninguno de ellos de gravedad.

Ahora ve
Así se apagó la torre Eiffel por las víctimas de Barcelona
No te pierdas
×