Roger Federer termina con una racha de diez meses sin ganar un título

El tenista suizo logró el título en el Abierto Gerry Weber de Alemania tras vencer al ruso Mikhail Youzhny en la final
Gerry Weber alemania federer tenis
Gerry Weber alemania federer tenis  Gerry Weber alemania federer tenis
(Reuters) -

Roger Federer está de regreso en donde se siente más cómodo: en pasto y ganando trofeos.

El tenista de 31 años terminó el pasado domingo una espera de 10 meses por un título, al conseguir una sexta victoria récord consecutiva en el Abierto Gerry Weber en Halle, Alemania, para la victoria número 77 de su carrera.

El año pasado perdió en la final en Alemania antes de igualar el récord de siete títulos en Wimbledon de Pete Sampras y reclamar el ranking de número uno; esta temporada lucha por recuperar esa forma.

“Este título no podría llegar en mejor tiempo, es justo antes de Wimbledon. Jugué bien esta semana, estoy muy contento. Es bueno para mi confianza, estoy muy feliz”, dijo al programa World Sport de CNN después de venir desde atrás para vencer a Mikhail de Rusia 6-7 (5-7) 6-3 6-4 en su segundo partido consecutivo de tres sets.

“Jugué bastante bien a principios de (esta temporada) pero tuve un poco de mala suerte a veces, debería haber ganado algunos partidos que terminé perdiendo”, añadió.

“Tenía un problema en la espalda y escogí descansar ya que había tenido un par de años ocupados con los Olímpicos y la Copa Davis y quería practicar y tomarme un tiempo. De repente, pasan seis meses y no ganas un título”.

Federer ganó el torneo por primera vez hace 10 años, cuando se llevó su primer título en Wimbledon y ha hecho el doble en ambos en cuatro ocasiones.

El pasado viernes, Federer reivindicó la derrota en la final del año pasado al vencer a su compañero veterano Tommy Haas y de nuevo tuvo que regresar al estar un set abajo en contra de Youzhny de 30 años, que jugaba la primera final en cancha de pasto de toda su carrera.

“Después de mi descanso de siete semanas tras el Indian Wells, gané muy fácilmente o perdí muy fácilmente”, dijo el número tres del mundo, quien se recuperó de su salida en cuartos de final en Roland Garros el mes pasado.

“No tuve ninguno de esos partidos en los que se pelea mucho, así que para mí llegar aquí en las semifinales y la final y en ambas ocasiones venir de un set abajo y luego terminar con la victoria, te da una sensación grandiosa.

“A veces simplemente me gusta ganar, pero en este caso en particular pude ganar al luchar y no solo al jugar mejor que mi oponente. Se siente muy bien y creo que es importante para lo que vendrá en Wimbledon”.

El número dos del mundo Andy Murray se perdió Roland Garros debido a un problema en la cadera, pero la estrella británica aumentó sus esperanzas de un primer título en Wimbledon después de ganar el torneo del Queen’s Club de Londres por tercera ocasión el pasado domingo.

Murray fue vencido por Federer en la final de Wimbledon el año pasado antes de llevarse la medalla de oro olímpica en las mismas canchas de pasto y ganar su primer Grand Slam en el Abierto de Estados Unidos.

Perdió contra el número uno del mundo, Novak Djokovic, en la final del Abierto de Australia en enero, un cambio de su choque titánico en Nueva York y desde entonces ha tenido una temporada irregular.

Sin embargo, la victoria del pasado domingo 5-7 7-5 6-3 sobre el campeón de Croacia, Marin Cilic, en la final retrasada por la lluvia le dio su tercer título de 2013 tras las victorias en Brisbane en enero y Miami en marzo.

Murray, el ganador en Queen’s Club en 2009 y 2011, superó un susto de lesión tras colapsar en aparente agonía cuando se resbaló.

“Estuvo extremadamente mojado y me resbalé. Tenía un poco de dolor en el área de la ingle, afortunadamente no estaba tan mal”, dijo Murray, quien donó el cheque de ganador de 115,000 dólares a una organización altruista contra el cáncer.

“Cuando te abres y no tienes control, te duele un poco la cadera. Pero después de un partido o dos sabía que estaba bien, pero aún tienes un poco más de precaución con tu movimiento durante algunos partidos”.

En el tour femenil, la veterana eslovaca Daniela Hantuchova terminó el recorrido soñado de la croata de 16 años Donna Vekic al ganar su sexto título de la WTA en Edgbaston, Inglaterra.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

La tenista de 30 años, quien era número cinco del mundo pero ahora está fuera de las primeras 60, ganó 7-6 (7-5) 6-4 para su primer éxito desde que triunfó en Tailandia hace 16 meses.

Vekic, quien está en el lugar 89, buscaba convertirse en la ganadora más joven de la WTA desde 2006 cuando Tamira Paszek de 15 años ganó en Eslovenia. 

Ahora ve
EU pide a Latinoamérica romper contacto comercial y diplomático con Pyongyang
No te pierdas
×