Los eventos deportivos, ¿reflejo de la 'trepadora' sociedad inglesa?

Cada año, diferentes eventos deportivos en Inglaterra marcan la escena social
Autor: Paul Gittings, CNN | Otra fuente: 1

(CNN) – Se han luchado dos guerras mundiales, se han perdido imperios, el átomo se ha dividido, se ha inventado la WWW y las redes sociales han proliferado, pero mientras tanto, un grupo de eventos deportivos ingleses por excelencia han permanecido en su propia dimensión temporal, regulada por sí misma, haciendo sóoo pequeñas concesiones a la modernidad.

Glorious Goodwood y Royal Ascot, Henley Royal Regatta y Wimbledon, Cowes Week y el Polo en el Guard's Club en Windsor son parte integral de la "temporada inglesa", en la que el apoyo Real y la tradición son elementos clave y pobre será quien intente cambiarlos.

"Estos eventos están preservados en hielo", dijo a CNN Peter York, destacado comentarista social.

Eso significa observar un código de vestimenta estricto, si quieres que te dejen entrar al Área Real (Royal Enclosure) del Royal Ascot o su equivalente en el Glorious Goodwood.

Sombreros de copa y fracs en la primera, riguroso sombrero Panamá en la segunda. ¿Jeans o shorts? No te molestes en intentarlo, serás amablemente rechazado.

Código de vestimenta

Las damas deben utilizar sombrero y los vestidos y faldas "deben ser de una longitud modesta definida, justo arriba de la rodilla o más largos", de acuerdo con el sitio web oficial del Royal Ascot.

No hay diferencias con Henley, pero la entrada al área de los Stewards es solo para miembros y las invitaciones al palco Real en Wimbledon para ver a Andy Murray se limitan a la crema y nata.

"Esa es la esencia de la temporada social inglesa, es solo un pretexto para divertirse, son muchas personas que ocupan mucho tiempo no para presenciar el evento, sino para comer, beber y en general divertirse", dijo.

Así que mientras los jinetes más importantes lidian con los purasangre, los campeones olímpicos y mundiales de remo extienden cada músculo en la Ruta Directa (Straight Course) en Henley y Roger Federer da un sublime golpe ganador en Wimbledon, se escuchará el grito: "más Pimms, por favor".

De acuerdo con las cifras oficiales, se consumieron 45,000 pintas de Pimms (la bebida inglesa de verano por excelencia) solo en el Royal Ascot, por no mencionar las 51,000 botellas de champaña.

Eventos sociales

York, famoso por sus observaciones irónicas e incluso crueles sobre las clases más adineradas, podría ser acusado de exageración, pero solo está repitiendo una observación famosa del antiguo monarca Eduardo VII, quien describió las carreras de caballos en Goodwood como "una fiesta en el jardín con carreras".

Eduardo fue famoso por su estilo de vida ostentoso, pero al igual que su bisnieta, la reina Isabel II, tenía un interés y un amor genuinos por las carreras de caballos, por lo que tal vez sí se molestaba en observarlas, en particular porque era propietario de algunos caballos.

Para otros, dice York, "es la oportunidad de usar ropa maravillosa y trepar socialmente".

Teniendo las conexiones correctas y apegándose a las reglas, el otro requisito clave es el estoicismo y poner cara de palo ante las inclemencias y lo impredecible del clima inglés.

Así que ten cuidado con los aguaceros en Wimbledon (a menos que estés en la cancha central, que está techada), con los tacones enterrados en el lodo del campo de Polo en el Guard's Club, con que los canotiers vuelen con el viento en Henley o con las aguas agitadas para la flotilla de espectadores en Cowes.

Para los "fanáticos del deporte" dedicados que luchan contra los elementos del clima, todo vale la pena por codearse con el tipo correcto de personas y empaparse de todo "lo inglés" del asunto, por no mencionar un muy buen almuerzo.

Glorious Goodwood

La parte deportiva de la "temporada" termina con el Glorious Goodwood y Cowes, pero con la rara ola de calor británica que demuestra ser una excepción a la regla, la asistencia está en auge.

Se espera que más de 120,000 personas vayan a Goodwood y York considera que el éxito del festival es merecido por el trabajo de Lord March (el heredero aparente del Duque de Richmond), quien es dueño de la pista de carreras y de la gran propiedad.

"Es especialmente interesante, no solo se trata de una pista de carreras, pertenece a una persona viva, con la influencia de una familia viva", agregó York.

March, quién tomó las riendas en 1994 ha diversificado e incluido el Goodwood Festival of Speed y un evento en el que se reviven automóviles clásicos, ambos increíblemente populares.

Delicia de las debutantes

Por reputación, la "temporada inglesa" se diseñó aparentemente para permitir que los miembros del Parlamento y de la Casa de los Comunes, la clase en el poder, tuvieran una oportunidad de divertirse mientras estaban en Londres y no en sus propiedades en el campo.

Pero su propósito real se convirtió en presentar a sus hijas, las debutantes, a la escena social después de haber sido presentadas oficialmente al monarca reinante en una ceremonia especial en el Palacio de Buckingham.

La reina Isabel II terminó con la tradición (incluyendo las reverencias) en 1958 por temor a que se hubiera convertido en obsoleta en un periodo de rápido cambio social.

Sin embargo, las mujeres jóvenes, aún exhortadas por sus padres para encontrar un miembro apropiado del sexo opuesto y de preferencia de la misma clase, continuaron abarrotando Ascot y los otros eventos en su búsqueda.

Emergió una nueva clase de "debutante", la "Sloane Ranger (niña bien)" mujeres que principalmente frecuentaban la exclusiva zona suroeste de Londres cerca de Chelsea y South Kensington.

Fueron representadas por Lady Diana Spencer, quien se casaría con el príncipe Carlos en 1981 y se convertiría en una figura global icónica.

York y su coautora Ann Barr captaron perfectamente la esencia del momento en su best seller de 1982 "The Official Sloane Ranger Guide" que vendió más de 1 millón de copias y adquirió un estado de culto.

Sloane Rangers

Por reputación, las "Sloane Rangers" amaban los eventos ecuestres de tal manera que Badminton Horse Trials, el Derby de Epsom, Royal Ascot y Glorious Goodwood, todos parte de la temporada inglesa, estaban muy en boga.

Irónicamente, a pesar de portar el "look" de tweed y botas de lluvia verdes, la princesa Diana no disfrutaba de las persecuciones de sus seguidores, pero sí asistió a Wimbledon para presentar el trofeo en el torneo de singles de hombres de 1995 que ganó Pete Sampras.

Su trágica muerte en 1997 dejó una nación en duelo, pero el estilo "Sloane Ranger" y su equivalente masculino, llamado cruelmente "Hooray Henry", todavía persiste.

York actualizó su publicación anterior con "Cooler, Faster, More Expensive" en 2007, coescrito por Olivia Stewart-Liberty, y el actual primer ministro británico David Cameron estaba en su mira.

"Es el típico Sloane Ranger masculino", dijo York.

No sorprende, entonces, haber visto a Cameron en el Palco Real en Wimbledon para apoyar a Murray en su victoria este año, aunque para ser justos, sus archirrivales políticos, el líder nacionalista escocés Alex Salmond y Ed Miliband, líder del Partido Laborista de oposición en el Parlamento del Reino Unido, también estaban presentes.

Súper millonarios globales

Ahora que los súper millonarios globales están comprando grandes propiedades en Londres, "Knightsbridge es una rama de Dubai o Bahrain, Mayfair es para los rusos", observó York, la clientela en algunas de las joyas deportivas de la corona de Inglaterra también han cambiado.

Los visitantes extranjeros también son una característica que va en aumento.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

"Estos eventos están impregnados de una tradición y de una historia que no pueden ser replicadas en ningún lugar del mundo", dijo Rebecca Holloway, directora de relaciones públicas de VisitEngland.

"Experimentar estos eventos, es experimentar una verdadera inmersión en la pompa y la ceremonia de la cultura británica", agregó.

Ahora ve
¿Quién pagará los honorarios de los abogados de ‘El Chapo’?
No te pierdas
×