Francisco pide a Messi y Buffon que le ayuden a "jugar un partido honesto"

Francisco recibió a las selecciones de Argentina e Italia, a quienes invitó a fomentar el deporte como un modelo para hacer el bien
Un recuento de la visita del Papa a Brasil
/
| Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

El papa Francisco, fanático del futbol, pidió a los seleccionados de Argentina e Italia tomar su responsabilidad como ídolos y rezar para que él pueda "jugar un partido honesto" en su "cancha", en una audiencia en el Vaticano este martes.

"Ustedes son un modelo para bien o para mal", dijo el Pontífice a los futbolistas, incluidos Lionel Messi y Gianluigi Buffon. "Ustedes son artífices del entendimiento y la paz social (...) son muy populares, la gente los admira, no solo el estadio sino también fuera. Esa es una responsabilidad social".

Francisco recibió en un salón del Palacio Apostólico a unas 200 personas, incluidos jugadores, técnicos y funcionarios de las federaciones de futbol de Italia y Argentina, a quienes pidió "lealtad, respeto y altruismo". 

Las dos selecciones jugarán un amistoso este miércoles en Roma, en honor al primer Papa latinoamericano.

"Difícil para mí ser fanático mañana, por fortuna es un amistoso", bromeó Francisco en la audiencia.

"Pido al señor que los bendiga, a la virgen María que los guarde".

Lee René Pontoni, el jugador favorito del Papa

Los jugadores invitaron a Francisco al partido, el primero en casi trece años entre las dos selecciones, después del que se jugó en Roma en 2001.

"Quisiera decirle, que si el miércoles no tiene nada mejor que hacer, que venga al estadio con nosotros, pero temo que me quedaré sin voz por la emoción", dijo el entrenador Cesare Prandelli.

La presencia en el estadio del Papa, fanático del club San Lorenzo de Almagro, al que sigue pagando su cuota como simpatizante, fue descartada por el Vaticano.

Según los presentes en la audiencia, el Pontífice nacido en Argentina aseguró que cada vez que le recriminan que es "indisciplinado", él responde con un "¿Pero no se han dado cuenta de qué pueblo vengo?". 

El sueño de ver al pontífice latinoamericano en las tribunas del estadio romano, donde se jugó el partido final de la Copa Mundial de 1990 entre Alemania Federal y Argentina (1-0), ronda entre los fanáticos.

No sería la primera vez que un pontífice asiste a un encuentro de futbol. En 2000 el papa Juan Pablo II presenció un partido organizado con motivo del Jubileo de los deportistas.

Los jugadores italianos y argentinos ingresaron al Vaticano en un mismo autobús, provenientes del hotel donde se alojan, cercano al céntrico parque de Villa Borghese, en un "gesto de amistad y unión", según la Federación Italiana de Futbol (FIGC).

Una petición para la paz en los estadios

Al término del encuentro, en un acto inusual para el protocolo de la Santa Sede, se llevó a cabo una conferencia de prensa en la sede de la Pontificia Academia de la Ciencia, para ilustrar una iniciativa promovida por las dos federaciones para fomentar la solidaridad y la tolerancia en todas las escuelas a través del deporte.

"La idea de pedir una audiencia al Papa nació instintivamente", dijo la semana pasada el entrenador italiano Cesare Prandelli, en una entrevista a la Gazzetta dello Sport.

El presidente de la FIGC, Giancarlo Abete, resaltó el alto nivel de los jugadores de los dos países así como la voluntad de la entidad de desarrollar un futbol "sano y limpio".

Por su parte, Julio Umberto Grondona, presidente de la Asociación de Futbol Argentino, pidió a Francisco que "bendiga el futbol" argentino para "que los estadios vuelvan a ser como eran cuando usted despertaba a sus primeras emociones de hincha".

"El mejor modo de responder es con un juego limpio"

Messi reconoció sentirse "orgulloso" por haber participado en la audiencia.

"Ha sido una jornada especial. Estoy orgulloso de haber estado aquí para ver al Papa, también porque es argentino. El futbol me ha llevado por todo el mundo, en los lugares más increíbles, pero la de hoy ha sido de verdad una jornada especial, inolvidable", dijo el delantero en conferencia de prensa.

Messi explicó que no pudo hablar directamente con Francisco, pero que se hará cargo de la petición para dar un buen ejemplo.

"El mejor modo de responder es ofrecer mañana un espectáculo limpio, sobre el terreno de juego y sobre las gradas. Éste es el modo de continuar una jornada así", dijo.

"Nosotros los futbolistas tenemos que dar siempre buen ejemplo dentro del campo, solo con respeto del adversario se puede llegar a ser hombres y mejores futbolistas. Espero que mañana sea un partido bonito y que la gente pueda divertirse".

Messi abandonó la concentración de la selección argentina para regresar a España y seguir ahí recuperándose de una molestias en el cuádriceps, según reporto la agencia EFE con base en fuentes del Barcelona.

Al salir del encuentro con el Papa, el portero Buffon también recordó las palabras de Francisco. 

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

"Para intentar ser un buen modelo, un deportista tiene que intentar mantener inalterada su vocación, que le ha acercado desde pequeño a la disciplina que está practicando con esta pasión y vocación, que no es fruto del negocio, sino que es algo innato", dijo.

Con información de AFP y EFE

Ahora ve
Así es la potente computadora que SpaceX envió al espacio
No te pierdas
×