Las carreras de caballos más pintorescas y sui géneris del mundo

En varias partes del mundo se celebran inusuales carreras de caballos de larga tradición en las que los jinetes demuestran su pericia
Autor: Sheena McKenzie
(Reuters) -

Cada verano, más de 5,000 personas asisten a una plaza en la Toscana para presenciar una carrera de 90 angustiantes segundos.

Eso es todo lo que se necesita para que los jinetes extravagantemente vestidos que participan en la legendaria carrera de caballos italiana, el Palio de Siena, monten a pelo alrededor de la plaza medieval.

Se le ha llamado la "carrera de caballos más peligrosa del mundo" y es lo más alejado a los gentiles prados del Royal Ascot de Gran Bretaña o a la bolsa multimillonaria del Derby de Kentucky, en Estados Unidos.

Ahora, mientras el polvo se asienta en el colorido Palio di Siena, CNN echa un vistazo a cinco festivales hípicos maravillosos y extraños de todas partes del mundo.

Palio di Siena, Italia

Durante dos días al año, la hermosa ciudad de Siena, en el norte de la Toscana, se transforma en una elaborada pista medieval empedrada de carreras en la que 10 jinetes competirán para dar tres vueltas a la icónica plaza de la ciudad.

La carrera data del siglo XVII: cada jinete representa a su barrio y compite no solo para obtener el ansiado pendón de la victoria, sino la buena suerte para el año siguiente.

Festival Luminarias, España

El fuego y los caballos pueden parecer una combinación extraña, pero esa es exactamente la clase de escena dramática que tiene lugar cada año en un pequeño pueblo del centro de España.

Los jinetes montan a los caballos y los hacen saltar sobre ramas ardientes como parte del Festival Luminarias de San Bartolomé de Pinares en un esfuerzo por purificar y proteger a los animales.

La controvertida tradición, que ha recibido críticas de los grupos de defensores de los animales, data de hace 500 años y se celebra durante la víspera del Día de San Antonio.

White Turf, Suiza

Desde la ardiente España viajamos hasta la nevada Suiza: no hay una sola hoguera a la vista en el glamoroso carnaval de carreras White Turf, que se celebra en el lago congelado de St. Moritz.

La notable competencia contempla el skijoring: los caballos corren alrededor de la pista congelada mientras sus jinetes con esquíes se sujetan con fuerza a un arnés y se dejan remolcar por el caballo.

En este clima tan extremo —de alrededor de 29 grados centígrados bajo cero— los espectadores vestidos con abrigos de pieles beben champán y son más famosos por sus lujosos estilos de vida que por las recomendaciones que hacen sobre las carreras.

Festival Pasola, Indonesia

La elegancia y el glamour del nevado St. Moritz no podrían contrastar más con los jinetes armados con lanzas del Festival Pasola que se celebra cada año en Indonesia.

En el feroz festival, que se celebra en la isla de Sumba, participan dos equipos que se enfrentan mientras montan caballos elaboradamente decorados y se arrojan lanzas romanas como parte de un antiguo ritual de batalla.

Se cree que cada gota de sangre derramada atraerá a una buena cosecha.

Festival Soma-Nomaoi, Japón

Si te gustan los festivales antiguos que sean un poco menos violentos, considera la carrera de caballos salvajes de Soma-Nomaoi, que tiene 1,000 años de antigüedad y se celebra en el centro de Japón.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Durante los tres días del festival, los jinetes samurái compiten en varios desafíos: desde correr en una pista de un kilómetro de largo hasta luchar por banderas sagradas.

Los guerreros fantásticos llevan armaduras y yelmos extravagantes y portan espadas, por lo que parecen salidos directamente del siglo X.

Ahora ve
Diez alimentos que le hacen bien a tu cerebro
No te pierdas
×