México pasa del infierno al purgatorio en nueve minutos ante Costa Rica

El grito de "sí se pudo" de la afición de Costa Rica sentenciaba el destino de un México eliminado, que fue rescatado por Estados Unidos
Autor: Javier Rodríguez Labastida | Otra fuente: CNNMéxico

México estuvo fuera de la Copa del Mundo de Brasil 2014 por nueve minutos.

Los jugadores del Tri se dieron cuenta que después del 2-1, su destino ya no estaba en sus manos, sino en las de Estados Unidos.

Al minuto 83 del segundo tiempo, el griterío en el Estadio Nacional hizo ver a la Selección Mexicana que su futuro tenía los minutos contados. El gol de Luis Tejada en Panamá, a unos 200 kilómetros de distancia, encendió los ánimos de la afición de Costa Rica que se puso de pie para iniciar el grito de “sí se pudo, sí se pudo”.

En la cancha, Costa Rica todavía tuvo la posibilidad de ampliar el marcador a 3-1 con un disparo cruzado de Cristian Bolaños que pegó en el poste de la meta de Guillermo Ochoa tras una buena triangulación. México no pudo generar ninguna acción de peligro en todo el segundo tiempo.

Los jugadores del Tri tenían en su rostro el reflejo de la desilusión. Sabían que estaban eliminados de un Mundial después de 23 años, cuando, por hacer trampa en un torneo internacional, la FIFA decidió dejar a la selección fuera de la copa de Italia 1990.

Los gritos de “sí se pudo” cada vez se hacían más fuertes.

Sin embargo, al minuto 92, el estadounidense Graham Zusi hizo el milagro. El abucheo de la afición 'tica' hizo levantar a Javier Hernández de su lugar en la zona técnica de México para brincar y abrazar a Javier Aquino. Los dos habían salido de cambio minutos antes.

Fernando Arce se levantó de la banca y le dijo a sus compañeros en la cancha que Estados Unidos había anotado. El Tri, hundido en los malos resultados durante este proceso mundialista, otra vez respiraba en sus aspiraciones hacia Brasil.

Un minuto después, EU anotó el tercero y sepultó a Panamá.

Entonces llegó el final de ambos partidos. El Estadio Nacional se encendió y celebraron el pase directo de Costa Rica, conseguido en su mayoría gracias a cinco victorias como locales.

La lluvia que acompañó todo el juego, se detuvo justo instantes después del silbatazo final.

“Al iniciar el partido, le pedí a los muchachos, hagan este estadio invencible y lo hicieron (…) Este es un triunfo para el pueblo costarricense”, dijo el técnico de los ticos, Jorge Luis Pinto, al terminar el encuentro.

Entre los abucheos de cientos de personas y los cánticos en las calles de “Yo sé bien que estoy afuera” y “ay, ay, ay, ay, canta y no llores”, el equipo mexicano salió del Estadio Nacional con rumbo a su hotel.

“La idea era calificar, en la forma como sea a final de cuentas se gana contra Panamá, esa es la clave”, dijo el entrenador de México, Víctor Manuel Vucetich, antes de salir del estadio con un rostro serio y la mirada perdida en el piso. “Tenemos que agachar la cabeza y saber que defraudamos a un país”, dijo Christian Giménez.

San José se transformó en una fiesta a pesar de ser martes. Los bares del centro y los cercanos al estadio cerraron pasada la medianoche, después de la repetición de la victoria de su selección.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

“¿Dónde está el México que nos iba a ganar?, ¿Dónde está el México que nos tenía debajo del zapato?, ¿Dónde está México ahora?”, preguntó Jorge, un empleado que celebraba junto a su familia en el camellón de la avenida que da a la entrada principal del estadio.

“Les dijimos que de aquí no iban a pasar. Bienvenidos a su realidad”, señaló Martín, otro aficionado que festejaba en las cercanías del inmueble donde instantes antes el Tri sufrió nueve minutos que lo tuvieron en el infierno y que al final le dieron la oportunidad de redimirse en el purgatorio ante Nueva Zelandia en noviembre. 

Ahora ve
¿El nuevo TLCAN contemplará los trabajos agrícolas temporales en EU?
No te pierdas
×