El Azteca vuelve a cantar 'Cielito lindo' con la goleada del Tri

Con la goleada ante Nueva Zelandia la afición cantó 'Nos vamos al Mundial' y vitoreó la actuación del delantero Oribe Peralta
AFP. Mexico-repechaje 9  (Foto: Reuters)
| Otra fuente: CNNMéxico

La afición mexicana acudió este miércoles a la cancha del Estadio Azteca con el objetivo de "acompañar al Tri en las buenas y en las malas", en el primer capítulo del repechaje ante Nueva Zelandia.

La gente ocupó sus asientos en el Estadio Azteca con la esperanza de que el Tri los hiciera vibrar, como un desahogo ante los malos resultados de un decepcionante Hexagonal Final.

"México va a ganar, no hay otra. Este es el día", gritó un aficionado en las tribunas.

En los instantes previos al inicio del partido, el himno de la FIFA comenzó a escucharse y los jugadores saltaron a la cancha.

Primero lo hicieron los All Whites, que en esta ocasión vistieron su uniforme en negro; el público comenzó a abuchearlos. Después aparecieron los jugadores mexicanos, con la playera verde de local, y la afición se entregó a ellos.

Don Melquíades Sánchez Orozco, la voz oficial del Estadio, anunció que se entonarían los himnos nacionales de ambos conjuntos y pidió que se hicieran “con el debido respeto”. Algunos sectores de la afición mexicana comenzaron a abuchear  y a rechiflar mientras los elementos de la orquesta del Ejército mexicano  entonaron God defend New Zeland (Dios defiende a Nueva Zelandia).

En un rincón de la cabecera norte del Estadio Azteca, una pequeña comitiva neozelandesa entonó las estrofas, pero el resto de la afición terminó opacando su canto.

El balón comenzó a rodar y el equipo visitante dejó en claro que su estrategia sería centrarse en la defensiva. En el caso de México, Carlos Peña y Oribe Peralta comenzaron a encabezar el juego ofensivo.

La afición abucheó cada vez que Nueva Zelandia tocó el balón.

Se cumplió el minuto 31 y el equipo mexicano generó una jugada que terminó con el gol de Paul Aguilar. El estadio gritó al unísono, y la lluvia de cerveza hizo su primera aparición en algunas zonas.

La ola se hizo presente con una afición que comenzó a corear el Cielito Lindo. El minuto 40 se cumplió y una nueva jugada por el extremo izquierdo culminó en el segundo gol de México.

"Nos vamos al Mundial, nos vamos al Mundial", gritó la gente en todo el Estadio Azteca. México se encaminaba a una goleada en el partido de ida del repechaje.

En el segundo tiempo, Oribe Peralta sumó otra anotación. Ya era una goleada y el técnico Miguel El Piojo comenzó a mostrar la efusividad que lo caracteriza.

"Cuatro, cuatro", gritó entonces la afición. En el minuto 80, los verdes consiguieron el cuarto gol. Un nuevo centro por el sector de la izquierda fue encontrado por el veterano Rafael Márquez, para marcar. Ya era una paliza.

Un largo despeje de Rafael Márquez en el minuto 83 para Miguel Layún terminó en un centro que dio el doblete a Oribe Peralta. México se ubicó 5-0. La afición comenzó a gritar "¡Oribe, Oribe!".

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

El neozelandés Chris James, dos minutos más tarde, consiguió el gol de la honra al minuto 85, y puso el marcador 5-1. El equipo mexicano demostró superioridad ante los All Whites, quienes quedaron congelados por el frío y agobiados por una afición mexicana que se reconcilió con el Tri.

Al escucharse el silbatazo final, la gente en la tribuna celebró el triunfo de la Selección, con un 5-1 que lo pone muy cerca de Brasil 2014. El Cielito Lindo sonó con más fuerza en la cancha del Estadio Azteca.

Ahora ve
Chile celebra elecciones generales con Sebastián Piñera como favorito
No te pierdas
×