Los dueños del futbol mexicano quieren exportar su 'soccer' a EU

Algunos propietarios como Jorge Vergara quieren ampliar la presencia de sus equipos en ese país y conquistar al mercado hispano
jorge vergara hank inzunza empresarios mexicanos futbol  futbol
| Otra fuente: EXPANSIÓN

Jorge Vergara, Hank y otros empresarios mexicanos quieren ampliar la presencia de sus equipos de futbol en Estados Unidos. Buscan un mercado hispano que vale 1.2 billones de dólares.

El futbol es el cuarto deporte más popular en Estados Unidos, después del americano, el beisbol y el basquetbol, según la agencia británica Sports Intelligence.

Casi 25 millones de personas practican ese deporte en el país, 16% son menores de 17 años. Esto impulsó la expansión de la liga estadounidense (MLS, por sus siglas en inglés), que inició apenas en 1996 con cinco equipos y actualmente tiene 19.

La liga estadounidense registró en 2012 ingresos por 300 millones de dólares y fue la séptima en generar más ingresos en el mundo, según Sports Intelligence. "Los hispanos generaron más de un cuarto de esa cifra", según Nelson Rodríguez, vicepresidente ejecutivo de Operaciones y Competencia de la MLS.

No solo la MLS se benefició de la afición latina en Estados Unidos. La popularidad del futbol mexicano también creció con al menos unos 4.5 millones de personas en EU, quienes vieron la final del torneo Clausura 2013 de la Liga MX, la liga de primera división en México, entre América y Cruz Azul, transmitido en mayo pasado por la cadena Univisión. Fue el programa en señal abierta más visto por los televidentes de entre 18 y 49 años en cualquier idioma en Chicago, Dallas, Houston, Los Ángeles, Nueva York, Phoenix y Sacramento.

Univisión tiene los derechos de transmisión en Estados Unidos de 13 de los 18 equipos de la Liga MX. Recientemente renovó su contrato con el Club Deportivo Guadalajara y pagó 15 millones de dólares para transmitir sus partidos de local hasta 2018.

Telemundo, otra cadena estadounidense, tiene los derechos de transmisión en EU de los otros cinco equipos mexicanos, incluyendo al León, del que Carlos Slim y su familia son accionistas.

"El futbol es un eje central de la barra de programación (de las cadenas estadounidenses)", dice Javier Salinas, director de Mercadotecnia de la Liga MX.

Esta popularidad ha incentivado el interés de diferentes empresarios mexicanos que ya invierten en el balompié mexicano como Jorge Vergara, presidente del Grupo Omnilife-Chivas; Jorge Alberto Hank Inzunza, presidente del equipo Xolos de Tijuana; y Jesús López Chargoy, quien recientemente compró al Puebla.

Tal vez el caso de Vergara sea uno de los más emblemáticos, ya que, es el único de los 16 dueños de la Liga MX que tiene un equipo en la MLS.

El directivo de Omnilife invirtió 5 millones de dólares en 2004 para fundar en EU el Chivas USA, desde entonces, el club no deja de perder dinero. De hecho es el equipo que menos vale de los 19 de la MLS con un valor de 64 millones de dólares, casi tres veces menos el valor de los Sounders de Seattle, el equipo mejor valuado de la MLS, según SportsMoney, una división de la británica Sports Intelligence.

Aún así, Jorge Vergara decidió invertir 20 millones de dólares más en su equipo para seducir al público hispano con la apertura de 20 academias de futbol en California, EU, y material publicitario.

Por su parte, López Chargoy, un empresario poblano que se dedica a la construcción, quiere que su equipo juegue un partido de temporada regular en el estado de Nueva York. Ahí viven unos 800,000 poblanos, según el Instituto de Mexicanos en el Exterior.

"Es algo que la comunidad (poblana) nos pide", dice Chargoy.

El empresario busca que el partido sea llevado a cabo el próximo 5 de mayo, durante la conmemoración de la batalla de Puebla, que en Estados Unidos se convirtió en sinónimo de mexicanidad.

Quizá quien más aprovecha la popularidad de su equipo para alcanzar el éxito en EU es Jorge Alberto Hank Inzunza, hijo de Jorge Hank Rhon, el exalcalde priista de Tijuana y dueño de la cadena de casas de apuestas Caliente.

Ambos compraron en 2007 el equipo Celaya. Decidieron cambiarle el nombre a Xolos y reubicarlo en Tijuana, Baja California. La ciudad está a seis kilómetros de San Diego, California, donde viven 286,000 descendientes de mexicanos. Según el Comité Turístico y de Convenciones de Tijuana, la metrópoli recibe unos ocho millones de dólares de turistas extranjeros cada vez que juega Xolos.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Otros como los Tigres de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), propiedad de Cemex, tienen una alianza con el Dallas FC, mientras que los Rayados de Monterrey, de FEMSA, suelen jugar partidos en Houston, además el León, de Jesús Martínez y Carlos Slim, busca hacer su pretemporada en Estados Unidos.

Este es un fragmento de un artículo publicado en la edición de la segunda quincena de diciembre de 2013 de la revista Expansión, que es parte de Grupo Expansión, una empresa de Time Inc. La firma edita en México 17 revistas y 11 sitios de internet, entre ellos CNNMéxico.

Ahora ve
Escultores del hielo alistan sus piezas en mercado de Edimburgo
No te pierdas
×