La mujer que inició 50 años de chicas en bikini de 'Sports Illustrated'

La alemana Babette Beatty cubrió la primera portada de la edición de trajes de baño, que ha retratado a Beyoncé y Bar Refaeli, entre otras
Autor: Matt Majendie
(Reuters) -

Sus pinturas pueden venderse por miles de dólares, pero es mejor conocida por una toma de modelaje de hace 50 años que ayudó a lanzar un imperio de negocios.

Ahora con 72 años, pero viéndose una década más joven, Babette Beatty recuerda cuando fue la primera estrella de la portada de la edición de trajes de baño de Sports Illustrated.

Fue descubierta en una playa en Florida, Estados Unidos, pero en estos días vive en una ciudad montañosa lejos del glamour y brillo de la industria del entretenimiento que ha convertido en nombres conocidos a sus sucesoras.

Todo comenzó con un capricho: para ella la oportunidad de un sol mexicano, para Sports Illustrated una oportunidad, durante una semana, de llenar el vacío dejado por una falta de contenido en los meses de invierno.

Hoy en día, la edición de trajes de baño, que se lanzó hace medio siglo el 20 de enero, superó a la revista que la publicó primero.

La edición de 2012 generó más de 40 millones de dólares en ingresos de publicidad, 7% del total de la publicación semanal para todo el año, sin mencionar los millones que gana en ventas al público.

Ese ejemplar tuvo 34.5 millones de vistas de video en línea, mientras que una aplicación móvil gratuita tuvo 500,000 descargas tan solo en la primera semana.

Así que es un muy feliz cumpleaños 50 para su propietario Time Inc.

La edición de trajes de baño es más que solo mujeres ligeramente vestidas en bikinis que pasea por las playas más pintorescas del mundo; es un gigante de los negocios.

Supermodelos como Christine Brinkley, Elle Macpherson, Tyra Banks y Heidi Klum estuvieron en la portada, mientras que estrellas del deporte como Maria Sharapova y Danica Patrick estuvieron junto a la estrella del pop Beyoncé Knowles.

Pero a la cabeza del recorrido estuvo una joven alemana aspirante, que en ese entonces vivía en Nueva York después de pasar varios años en Brasil.

Conocida en ese tiempo como Babette March, participó en pasarelas de París y era una modelo recurrente en las páginas de Vogue y Elle.

En noviembre de 1963 recibió una llamada de J. Frederick Smith, un fotógrafo famoso con el que trabajó regularmente.

“Había aproximadamente cinco o seis fotógrafos a los que parecía agradarles, y así es cómo realmente comenzaron las cosas para mí; él era uno de ellos”, dijo a CNN.

“Hicimos muchas fotografías juntos y trabajó para Sports Illustrated intermitentemente. Me preguntó si quería ir en un viaje a México y pensé, ‘¿por qué no?’”.

No fue el dinero; tan poco como 50 dólares al día por la sesión de 10 días, lo que la convenció, sino el atractivo de un viaje al resort en la isla de Cozumel.

“Fue un viaje grandioso; muy divertido”, recuerda. “No había nada de personas ahí, no como ahora. Tienes que recordar que Cancún (en la parte continental) realmente no existía en ese entonces, las únicas personas allí eran la Fuerza Aérea Mexicana. ¡Y parecían disfrutar la sesión!

“No había nada nuevo en una sesión de portada, solo era una sesión, algo divertido y diferente.

“Cada día, desayunábamos y después el fotógrafo nos decía a dónde ir. Constantemente tomaba fotografías. Me ponía mi traje de baño y eso era todo”.

Cuando ella y el resto del equipo abordó el avión de vuelta a Estados Unidos, sus ánimos fueron destrozados poco después de aterrizar en Dallas, Texas.

“Cuando aterrizamos, no nos permitían salir y anunciaron que el presidente John F. Kennedy había sido asesinado”, dice Beatty.

“Todo nuestro plan se vino abajo. Las personas gritaban y lloraban, era horrible. Nunca lo olvidaré. El viaje de ensueño terminó con un tono terriblemente triste”.

Beatty rápidamente avanzó a su siguiente trabajo; continuó con el modelaje hasta 1979, y pensó muy poco en Sports Illustrated, como ellos lo hicieron con ella.

“Esa fue la única vez que trabajé para ellos”, dice. “Nunca escuché de ellos de nuevo.

“Por supuesto no tenía idea de que estaría en la portada de la primera edición (que simplemente fue un suplemento corto de la revista) y por supuesto no tenía idea de que se convertiría en algo tan grande”.

Pero llegó a la portada: su cabeza volteada a un lado, sonriendo en un bikini blanco mientras las aguas mexicanas le llegaban a los tobillos.

Incluso ahora, las personas todavía le mandan copias de la revista pidiéndole un autógrafo.

“También hay propuestas matrimoniales”, dice Beatty, quien está casada, “¡y te diré que tengo 72 años!”.

Quizá es apropiado decir que su carrera de modelaje debió comenzar con ella con un bikini blanco.

Cuando tenía 15 años, fue a la playa en Fort Lauderdale, donde vivió con su familia en ese tiempo, y vistió un traje blanco; que probaba ser demasiado arriesgado para la época.

“Era 1959 y me pidieron que me fuera de la playa por lo que vestía”, dice.

“Pero también en la playa estaba un fotógrafo para Eastman Kodak, y básicamente me descubrió. Mi primer trabajo fue fuera de una tienda de cámaras por 25 dólares. Todavía creo que tengo el cheque en algún lado. Luego comencé a modelar apropiadamente en Nueva York en 1961”.

Beatty, y su esposo Dale, viven en un lugar nada cerca de la playa en estos días. Se reubicaron de California a Halfwat, una pequeña ciudad de 350 personas en Oregon, Estados Unidos, donde él trabaja como escultor y ella pinta.

El arte es una gran parte de su vida, desde autorretratos hasta paisajes naturales e interiores en el hogar que cuelgan de las paredes de su galería; que se venden por 7,000 dólares cada uno.

Y cuando no pinta, no ama nada más que caminar con sus perros en el terreno ondulado de alrededor, donde no es raro ver coyotes, venados, antílopes y alces.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

“Pintar siempre fue una gran parte de mi vida y donde vivo es un ambiente perfecto para la inspiración”, dice. “Para mí, personalmente amo los colores brillantes”.

En Oregon, es conocida como Babette Beatty. Para el resto del mundo, es la primera estrella de portada de una de las revistas más famosas del mundo.

Ahora ve
Hallan gigantesca área de contaminación oceánica del tamaño de México
No te pierdas
×