El slopestyle, disciplina debutante, dará las primeras medallas en Sochi

La competencia más espectacular del snowboard debuta este sábado como Olímpica, aunque con la ausencia de su gran estrella
Max Parrot, slopestyle  Max Parrot
(Reuters) -

El slopestyle masculino, la disciplina más espectacular del snowboard, es de la que se repartirán las primeras medallas de los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi 2014, en una jornada este sábado marcada por la ausencia de la gran estrella de esta disciplina, el estadounidense Shaun White.

White, que busca convertirse en el primer rider en alcanzar tres medallas de oro en la modalidad de halfpipe, decidió finalmente no participar en la prueba de slopestyle, que hace en Sochi su debut olímpico, para evitar posibles lesiones.

"El riesgo de lesión es demasiado para jugarme mis otros objetivos en estos Juegos Olímpicos", señaló White a través de un comunicado para explicar su ausencia de la prueba clasificatoria disputada el jueves.

El slopestyle es una disciplina espectacular y arriesgada en la que los participantes ejecutan saltos y diferentes trucos en una pista en la que hay obstáculos como barandillas, baches y cajones.

Las explicaciones de White no convencieron a los jóvenes canadienses Max Parrot y Sebastien Toutant, dos de los favoritos para alzarse con el oro en slopestyle, que acusaron a White a través de las redes sociales de no competir por "miedo" a una derrota.

"Shaun sabe que no será capaz de ganar el slope, por eso se ha retirado. Tiene miedo", afirmó Parrot, ganador hace dos semanas de la medalla de oro en la prueba de slopestyle en los X Games disputados en Aspen.

Palabras de las que posteriormente Max Parrot se retractó públicamente en un tuit. "Lo siento si he ofendido a alguien. Sólo quería decir que no es tan divertido competir en unos Juegos Olímpicos cuando los mejores no están".

Su compatriota Sebastien Toutant, también eliminó de su cuenta de Twitter las duras palabras con las que había comentado la retirada del estadounidense Shaun White.

"Sr. White... es fácil encontrar excusas para retirarse de una competición cuando uno piensa que no puede ganar", afirmó Toutant, que como su compatriota Parrot cumplió con los pronósticos y logró el jueves la clasificación directa para la gran final del slopestyle.

Demasiado riesgo para un Shaun White, la gran leyenda del snowboard mundial, que no quiere poner en peligro su entrada en la historia del olimpismo, que tendría asegurado si logra en los Juegos Olímpicos de invierno en Sochi su tercera medalla de oro consecutiva en la prueba de halfpipe, competencia que se practica dentro de un tubo de nieve de paredes altas y verticales.

Cálculos que no entran en los planes de jóvenes como Max Parrot, de tan sólo 19 años, o Sebastien Toutant, de 21, -White tiene ya 27 años-, que quieren convertirse en los primeros en lograr el oro en una cita olímpica en la modalidad de slopestyle.

Un triunfo que parece más cercano en el caso de Parrot, que logró el jueves la mejor puntuación de los ocho riders clasificados para la gran final del sábado y entre los que se encuentran estrellas de la talla del finés Roope Tonteri y el noruego Staale Sandbech, bronce en los últimos X Games.

Las semifinales se disputarán este sábado antes de la final, y en la que participará otro de los grandes favoritos para la medalla de oro, el canadiense Mark McMorris, mermado por la fractura que sufrió en una costilla durante los pasados X Games.

Ahora ve
El fin del acuerdo nuclear con Irán es una posibilidad real, sostiene Trump
No te pierdas
×