César Villaluz, de campeón Sub-17 a un 'desempleado' del futbol mexicano

El jugador de 25 años, que alzó el título Sub-17 con Giovani y Carlos Vela, entrena en un barrio del DF a espera de volver a Primera
cesar villaluz chiapas futbol  villaluz
| Otra fuente: CNNMéxico

Lejos quedó la gloria conseguida con la Selección Mexicana Sub-17 en 2005 para el mediocampista César Villaluz, quien se encuentra sin club en espera de volver a las canchas de la Primera División.

Una fractura en el tobillo a mediados de 2013 ha derivado en la negativa de los Tigres de la UANL de incluirlo en su plantilla luego de ser intercambiado con los Jaguares de Chiapas por el también mediocampista Francisco Acuña.

Mientras ambos clubes difieren sobre el estado de salud de Villaluz, el jugador no ha recibido pago alguno con su futuro incierto.

"Prácticamente estoy como desempleado porque no me está pagando ni uno ni otro, es como si tuviera dos opciones, pero al final ninguna de las dos", apuntó el jugador de 25 años formado en la cantera de Cruz Azul.

En entrevista con Mediotiempo.com, el futbolista comentó que entrena por su cuenta en la colonia Guerrero, un barrio popular en el centro de la Ciudad de México, con el fin de mantener las facultades que en su momento le llevaron a ser considerado uno de los jóvenes con más potencial en el balompié nacional.

Al igual que Giovani dos Santos, Carlos Vela y Héctor Moreno, Villaluz dio el gran salto al primer equipo de Cruz Azul tras coronarse con el Tri juvenil en Perú 2005, pero fue hasta el torneo Apertura 2007 que comenzó a tener mayor actividad con los cementeros.

Ese mismo año fue convocado a la Selección Mayor, entonces dirigida por Hugo Sánchez, y participó en dos juegos de la eliminatoria mundialista rumbo a Sudáfrica 2010, aunque no llegó a la fase final.

Con Cruz Azul llegó a dos finales consecutivas en el Clausura 2008 ante Santos y el Apertura 2008 ante Toluca, en las que se quedó cerca de alzarse con el título. El conjunto celeste vendió su carta a San Luis para el Clausura 2012.

En un duelo entre los Gladiadores y el América en 2012, Villaluz sufrió una barrida por parte de Jesús Molina que le causó una fractura en el tobillo, la cual se ha convertido en el principal motivo del rechazo de los Tigres de concretar el intercambio pactado a mediados del año pasado con San Luis —convertido en Chiapas tras la compra de la franquicia.

El mediocampista regresó a las canchas, pero sin que la lesión sanara por copleto.

"Había una cláusula de que yo tenía que estar bien para que yo pudiera ir a Tigres. En julio (del 2013) los doctores de Jaguares me dijeron que estaba bien y los doctores de Tigres dijeron que estaba mal, entonces ahí se recorrió el tiempo hasta el diciembre que pasó", dijo el jugador a Mediotiempo.com.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Sin embargo, la situación se complicó cuando en diciembre Tigres no quiso respetar el contrato pese a que la lesión estaba sanando, al argumentar que a Villaluz le quedaban seis meses con Jaguares.

Más información en Mediotiempo.com

Ahora ve
Estos son los estrenos con los que Netflix va a cerrar el año
No te pierdas
×