La Liga de Campeones perfila sus finales con 'los mismos de siempre'

Los equipos españoles, a pesar de su crisis, y el Bayern se perfilan como favoritos para ganar el torneo, ¿quién les hará frente?
Bayern Munich campeon Mundial de Clubes_  Bayern Munich campeon Mundial de Clubes_
Autor: Jonathan Hawkins
(Reuters) -

Los mayores clubes de futbol de Europa reanudan sus luchas por un lugar en los cuartos de final de la mayor competencia del continente este mes, con algunos todavía tambaleándose después de momentos de controversia.

Los partidos de ida de los octavos de final del mes pasado fueron lecciones amargas para dos equipos ingleses que esperan hacer su marca contra oponentes de referencia, y generaron peticiones para cambiar las reglas del juego.

La supremacía española continuó, aunque todo apunta a que Alemania probablemente tendrá al menos un finalista por tercer año consecutivo.

Francia podría ofrecer una amenaza exterior al status quo, en parte gracias a un talento mercurial que tristemente no mostrara esos talentos maravillosos en el Mundial de este año en Brasil.

Aquí están los puntos clave para los próximos enfrentamientos:

¿Momento de un banquillo?

Cuando se realizó el sorteo para los últimos 16 de la Liga de Campeones, dos encuentros destacaron para los aficionados y para los neutrales.

La forma imperiosa del Manchester City para vencer a todos los recién llegados, y el prospecto del club inglés puesto junto a un balbuceante Barcelona era electrizante. Incluso la prensa catalana normalmente llena de optimismo estaba preocupada.

Mientras tanto, el estilo del Arsenal en la Liga Premier de Inglaterra sugería que podrían plantearse preguntas para el campeón europeo actual, el Bayern Múnich.

Para cuando los encuentros comenzaron, el Barcelona encontró su ritmo de nuevo, mientras que el Arsenal comenzaba a fracasar. Sin embargo, los primeros intercambios en ambos partidos prometían dos partidos fascinantes. La inmensa habilidad del Barcelona gradualmente fue templada por el carácter físico del City, mientras que el Arsenal dio a entender que podría amenazar con un gol al Bayern si solo pudiera mantener su compostura.

Después, dos grandes momentos pusieron a su favor a los encuentros. En Manchester, las limitaciones del defensa del City, Martin Demichelis, fueron cruelmente expuestas por, podría decirse que el mejor jugador del mundo, Lionel Messi; en Londres, el portero del Arsenal, Wojciech Szczesny, cometió una falta torpe pero inocente sobre Arjen Robben.

Los incidentes llevaron al denostado “triple castigo” de un penal, una tarjeta roja, y menos crucial para los partidos, una suspensión automática para ambos jugadores. Como enfrentamientos, ambos partidos; y muy probablemente los encuentros que estaban parejos, terminaron efectivamente.

Aparte del debate sobre si la falta de Demichelis se realizó dentro del área de penal, la interpretación de las reglas se siguió en ambos casos. Pero como muchos discuten, los partidos fueron arruinados como resultado, y ciertamente en el caso del Arsenal el castigo superó brutalmente al crimen.

El 1 de marzo, los legisladores del futbol, el Consejo de la Asociación Internacional de Futbol, se reunió para debatir la idea de un “banquillo”; algo que ya se emplea efectivamente en el rugby y el hockey sobre hielo, y a final de cuentas lo rechazaron. Pero sancionó el experimento continuo de banquillos en el futbol juvenil recreativo.

Aunque es controversial, y podría decirse que está abierto a abuso de defensas cínicos, un banquillo ofrecería a los árbitros una capa extra de discreción, y le daría a los espectadores una mejor oportunidad de ver a 22 jugadores completar un partido. En el ambiente de alto riesgo del futbol de la Liga de Campeones podría ser una adición grata a las reglas.

La Liga Premier de Inglaterra, perdida

Con la excepción del Manchester United, que fue enviado tan fuertemente a replantearse lo que hizo contra el Olympiakos, lo que probablemente hizo que la cabeza del entrenador David Moyes se estrellara, cada uno de los clubes de la Liga Premier Inglesa podrían tomar un poco de consuelo de sus actuaciones decepcionantes en los paridos de ida.

El City, al resistir un bombardeo inicial por parte del Barcelona, parecía encontrar algo de ritmo antes de que la desventaja de la tarjeta roja entrara en juego. Mesut Özil podría necesitar asesoramiento para borrar el trauma del penal que falló en la primera mitad, pero al menos el Arsenal comenzó a amenazar a los bávaros visitantes.

El Chelsea también se veía relativamente cómodo antes de que la distracción de John Terry en el área chica permitiera al Galatasaray estar de vuelta en el partido.

Sin embargo, como algo que tiene partes buenas y malas, estas actuaciones que en parte fueron buenas dejan un sabor amargo en la boca. El Chelsea lamentará no ir a la yugular cuando la escuadra turca se tambaleaba, mientras que las opciones de atacar de Jose Mourinho continúan; públicamente, fastidiando al portugués. Sin embargo, su equipo debe pasar, pero su actuación no impresiona.

Aunque las decisiones arbitrales pudieron ayudar al Bayern y al Barcelona a lograr sus respectivas victorias 2-0, su capacidad para retener el balón; una habilidad importante en este nivel, a veces fue sorprendentemente superior.

La idea de una Liga Premier Inglesa no sofisticada, a la que le faltan la inteligencia táctica y las habilidades básicas para prosperar en este nivel, puede ser menos verdadera de lo que alguna vez fue, pero el City y el Arsenal todavía tienen mucho que recorrer antes de que puedan igualar a estos oponentes altamente impresionantes.

El Bayern es el favorito

Con los gigantes catalanes acosados por el escándalo financiero y enfrentando un reto inusualmente duro en su casa, la estrella del Barcelona parecía desvanecerse en 2014. Del mismo modo, no ocurre muy a menudo que el Real Madrid juegue un papel secundario contra el rival del Atlético, pero este año hay una amenaza genuina a su hegemonía por parte del Vicente Calderón.

Sin embargo, ambos equipos, parecen regresar a sus respectivas buenas rachas. El Barcelona calentó para el encuentro de ida con el City al destrozar al Rayo Vallecano 6-0, mientras que victorias consecutivas 3-0 sobre el Getafe y el Elche mostraron la genial eficiencia del Real.

En contra del City, el Barça le recordó al mundo su talento precoz. Sí, la tarjeta roja terminó con las posibilidades de la escuadra inglesa de asumir el reto, pero los pases y su forma de completarlos precisamente mostró cuán duro puede ser este equipo como oponente.

Será interesante ver cómo el equipo de Tata Martino se recupera de la derrota contra el Valladolid del pasado sábado.

Mientras tanto, el Real fue irresistible en la humillación 6-1 que le hizo al Schalke en Alemania, y lidera la liga española después de la victoria de este domingo contra el Levante. Si las perspectivas del City para el partido de vuelta solo muestran pocas señales de vida, las del Schalke ni siquiera merecen un servicio funerario.

Pero después tenemos al Bayern. Hay una sensación de que Pep Guardiola, solo después de una ligera insinuación de dificultades, hizo que su equipo jugara exactamente como quiere. Añadiéndose a la intensidad muscular de la encarnación previa del Bayern están la fluidez e imprudencia que caracterizaron las mejores actuaciones de la escuadra del Barcelona dirigida por Guardiola.

Es muy difícil ver cómo los alemanes podrían mejorar. Sin tener ningún rival en la Bundesliga, hay muy poco para sugerir que Die Roten no coserán otra estrella de la Liga de Campeones sobre el escudo del club en mayo.

Demasiado predecible

La Liga de Campeones puede ser el pináculo del futbol de clubes, pero examina a los partidos de vuelta de los últimos 16 y es difícil reprimir una sensación de decepción.

Con muy pocas excepciones, los cuartos de final ya se ven casi decididos. Así como la fase de grupos generalmente da lugar a lo obvio, las grandes escuadras del torneo pasan a la siguiente ronda solo con pequeñas distracciones en su camino.

La mayor competencia de clubes de Europa permanece como algo controversial por la forma en que perpetua el status quo. Sin inyecciones independientes masivas de efectivo desde el exterior del juego es difícil ver que esto cambie pronto.

Podría decirse que solo el Paris Saint-Germain tiene esperanzas realistas de pasar al grupo apretado de ganadores este año. Tiene que ser una preocupación para la UEFA, y quienes tienen los derechos de transmisión que pueden luchar para atraer a los neutrales a sus pantallas antes de los cuartos de final.

Sin embargo, si algo se puede hacer a largo plazo, es otra pregunta.

Zlatan es un genio

En un mundo en el que las estrellas deportivas a veces pueden ser relajantes y nada sorprendentes, el delantero sueco Zlatan Ibrahimovic rompe ese molde a pedazos.

Su aparente arrogancia sería algo para reír si no la respaldara tan regularmente, pero su continua capacidad para enterrar palabras con hechos es extraordinaria.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

En el PSG juega en una competencia; la Ligue 1 de Francia, que raramente extiende sus talentos y en un equipo que está construido para servirle, así que la mejor medida de su grandeza está en la Liga de Campeones. De nuevo, no decepcionó.

El segundo gol de Ibrahimovic contra el Bayer Leverkusen se hizo viral antes de que sonara el silbatazo final, y con buenas razones. El hecho de que no jugará en el Mundial 2014 es una gran pérdida para el futbol.

Ahora ve
La quinta ronda de renegociación del TLCAN termina con desencuentros
No te pierdas
×