Atlas paga los 'platos rotos' por los disturbios de aficionados de Chivas

El gobierno de Guadalajara impuso una multa de 2.28 millones de pesos al Atlas, al que responsabilizó de la trifulca en el estadio Jalisco
FIFA evalúa estadios de Brasil rumbo al Mundial
| Otra fuente: CNNMéxico

Los actos violentos registrados el sábado en el estadio Jalisco fueron cometidos por aficionados del Guadalajara, pero los 'platos rotos' los pagará el Atlas.

Primero, la Federación Mexicana de Futbol (Femexfut) les impuso una multa y vetó su estadio, y ahora, las autoridades del municipio de Guadalajara responsabilizaron al club rojinegro por la violencia ocurrida entre seguidores de las Chivas y policías locales, por lo que aplicó una multa de 2.28 millones de pesos al club rojinegro por cuatro anomalías detectadas la noche del sábado.

El ayuntamiento dijo en un comunicado que la directiva del Atlas es responsable de un sobrecupo en las gradas del Estadio Jalisco; la entrada de aficionados de Chivas con 36 bengalas de pólvora y una “bola de humo”; la violencia que “arrojó saldo de personas lesionadas”; y las faltas a dos reglamentos del municipio.

“Una vez evaluados los incumplimiento a los reglamentos municipales, conforme a las actas de inspección levantadas durante el partido Chivas-Atlas el sábado 22 de marzo, se fijó una multa por 2 millones 284 mil 755 pesos, la cual deberá cubrir el Club Atlas”, informaron las autoridades este lunes por la noche. 

Durante el desarrollo del partido entre las Chivas de Guadalajara y el Atlas, aficionados del club visitante iniciaron una trifulca con policías municipales. La policía detuvo a 18 personas (16 mayores de edad y 2 menores), informó la presidencia municipal de Guadalajara.

El estadio Jalisco recibió un partido de veto para el Club Atlas tras los enfrentamientos que dejaron 21 elementos policiacos y 30 civiles lesionados, según reportó el mismo ayuntamiento.

La Comisión Disciplinaria de la Federación Mexicana de Futbol informó este lunes que se impusieron una serie de sanciones al estadio por los incidentes de violencia.

Entre los castigos que impuso la FMF, se encuentra un partido de veto, una multa económica de 5,000 días de salario mínimo (327,900 pesos), una sanción al Club Guadalajara con la prohibición de vender boletos a sus grupos de animación en los partidos que actúe como local.

El estadio Omnilife es la casa de las Chivas, inmueble ubicado en la zona conurbada de Guadalajara, en el municipio de Zapopan, Jalisco.

“Así mismo, se prohíbe la venta de boletos a los Grupos de Animación del Club Guadalajara, a todos los partidos en que actúe como visitante. Ambas medidas disciplinarias son por tiempo indefinido”, refirió el órgano interno de la FMF.

La autoridad también solicitó al Club Guadalajara que informe sobre la identidad de los integrantes del grupo de animación que participaron en la violencia del sábado, "a efecto de que se proceda conforme a derecho corresponda en contra de los infractores".

Fallan protocolos

El presidente de la Liga Mx, Decio De María, reconoció que no han sido suficientes los protocolos de seguridad que han implementado para evitar hechos de violencia como los que se suscitaron durante el “clásico tapatío”.

“Nos hemos quedado cortos, hemos trabajado con los clubes para controlar a los grupos de animación, pero la evidencia es que esto no es suficiente y hay que seguir trabajando en este aspecto”, dijo.

“Al final del día debemos modificar esos protocolos y que el marco jurídico se reforme para que quienes violen las leyes, las sanciones sean suficientes para que no se repitan”, apuntó.

Cuestionado sobre si la Liga MX ya fue rebasada por este tipo de grupos, De María no dudó en aceptar esta situación, porque calificó como innombrable lo sucedido.

“Evidentemente, yo que lo vi por televisión, los que estaban dentro del estadio, la propia ciudad de Guadalajara y los que vieron este espectáculo, creo que es totalmente lamentable”, estableció.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Recordó que “el futbol es un espectáculo y aunque estas cosas lo empaña, sigue siendo en México una alternativa de familia y esto los ahuyenta, eso no lo queremos y los protocolos que hemos hecho se han quedado cortos”.

Con información de la agencia Notimex

Ahora ve
Periodista hispana vivió en carne propia la intolerancia de integrante del KKK
No te pierdas
×