El fiscal interroga a Oscar Pistorius: "disparaste y la mataste. Dilo"

El atleta continuó su testimonio sobre qué ocurrió la noche en que disparó a su novia, Reeva Steenkamp, ahora cuestionado por la fiscalía
Oscar Pistorius abre su testimonio con disculpas
Autor: Marie-Louise Gumuchian y Ben Brumfield
(Reuters) -

"¿Cometiste un error? Le disparaste y la mataste. Dilo”.

“Yo disparé y maté a Reeva Steenkamp”.

El fiscal Gerrie Nel interrogó a Oscar Pistorius este miércoles y prometió "llegar a la verdad" cuando comenzó su cuestionario al atleta de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos por la muerte de su novia, ocurrida el 14 de febrero de 2013.

Nadie discute que Pistorius mató a Steenkamp. Pero la fiscalía está tratando de probar, más allá de toda duda razonable, que lo hizo consciente e intencionalmente, que se trata de un asesinato.

Pistorius admitido el asesinato entre lamentaciones, pero ha dicho que fue un terrible error, que él pensó que un intruso estaba en el baño cuando disparó a través de la puerta y mató a Steenkamp.

Antes de que Nel interrogara a Pistorius, Barry Roux, el abogado del corredor, le lanzó una pregunta que es parte de su argumento principal. Le dijo a Pistorius que dijera si tuvo la intención de matar a su novia.

"Yo no tenía intención de matar a Reeva", respondió.

Nel presentó un video a la corte en donde aparece Pistorius en un campo de tiro, disparando a una sandía con un arma. El fruto se rompió en piezas y se podía escuchar al acusado haciendo una broma comparando el melón con una cabeza.

"Se me hace muy molesto escucharme a mí mismo diciendo algo así", dijo Pistorius en la corte.

Entonces Nel mostró al tribunal una foto de la cabeza herida de Reeva Steenkamps. Y se refirió al video de la sandía: "Explotó. ¿Sabes que lo mismo ocurrió con Reeva?".

"Yo estuve ahí, no tengo por qué mirar un cuadro", respondió Pistorius a Nel entre sollozos. "Cuando la levanté, mis dedos tocaron su cabeza".

El abogado defensor Roux se opuso a la comparación de Nel, y el juez estuvo de acuerdo antes de suspender la sesión momentáneamente para que Pistorius tuviera un tiempo de recuperarse.

Su hermana, Aimee, de pie junto a él para consolarlo mientras sostenía al atleta también lloraba.

La noche del asesinato

En su tercer día en el estrado, Pistorius terminó de relatar a la corte lo que recordaba de la noche en que murió su novia, empezando por el momento en que abrió la puerta del baño y la vio ensangrentada por los disparos.

La sangre de Steenkamp corrió por encima de él mientras intentaba levantarla. Su voz temblaba mientras lo relataba.

La estrella del atletismo retomó el relato que comenzó el día anterior, cuando llegó a sentirse tan mal por su propio testimonio de la noche en que le disparó a su novia a la muerte, que rompió en llanto incontrolable en el estrado.

Steenkamp estaba desplomada sobre la taza del inodoro, dijo Pistorius con la voz temblorosa. "Me acerqué para ver si respiraba y no lo estaba haciendo".

Entonces se colocó junto a ella y lloró. Ahí es cuando la sangre corría sobre él, dijo.

Pistorius tomó el móvil de Steenkamp, pero no sabía el código de acceso, por lo que fue a buscar el suyo para pedir ayuda, dijo. Poco tiempo después llegaron otras personas, y pasado un rato se fue a un coche de policía, explicó a la corte.

El atleta dijo que no recuerda algunas cosas de esa noche, como el haber llamado a un guardia de seguridad. Insistió en que su versión de los hechos "nunca ha cambiado" luego de que el fiscal Nel le preguntó si su testimonio se basa en lo que ha escuchado o leído, en lugar de lo que recuerda.

Oscar Pistorius admitió que había una discrepancia entre el testimonio que dio para su libertad bajo fianza y la que ha dado en la corte. Pistorius asegura que en su primera declaración jurada —que fue a un balcón para recoger un ventilador antes de disparar a su novia— es erróneo, y que no estaba presente cuando su testimonio fue escrito.

Los vecinos, la policía, el arresto

Había llamado por teléfono a un vecino, Johan Stander. Cuando llegó, Pistorius estaba gritando y gritando para que le ayudara a llevarla al hospital, según el testimonio.

Luego, otro vecino, el médico Johann Stipp, llegó a la casa Pistorius. El doctor parecía abrumado por la situación, dijo Pistorius.

Después, dos agentes de policía llegaron a su puerta, uno de ellos un testigo clave en el juicio, el excoronel G. S. van Rensburg, dijo Pistorius.

"Cada vez que miraba para arriba había más gente en la casa. Había más policías. Había gente subiendo y bajando las escaleras. Yo estaba de pie en la cocina. Le pregunté a un policía si podía lavarme las manos, porque el olor de la sangre me hacía vomitar".

Van Rensburg puso su mano sobre el hombro de Pistorius, dijo el corredor. Y le dijo que fuera al garaje para que le tomaran algunas fotos.

Pistorius le pidió al fotógrafo de la policía que tomara todas las fotos que necesitaba "para que pudiera quitarme la ropa porque estaba manchada".

Oscar Pistorius testificó que cree que la escena donde le disparó a su novia fue manipulado, citando las fotografías que ha visto. El fiscal Gerry Nel preguntó sobre qué había cambiado, a lo que el corredor señaló al bat de cricket, cortinas y los teléfonos celulares estaban entre los objetos que habían sido movidos en su casa.

La policía le dijo que estaba bajo arresto y enfrentaría cargos, dijo Pistorius. Se acercó a un vehículo policial. Los oficiales le dijeron que pusiera la cabeza hacia abajo, porque la prensa habían llegado afuera.

El segundo día

El martes, el atleta describió entre lágrimas cómo, presa de miedo, le disparó a Steenkamp a través de la puerta del baño pensando que era un intruso. Dijo que los ruidos lo convencieron de que alguien estaba entrando en su casa de Pretoria y tenían que protegerse a sí mismo y a su novia.

Declaró sobre los disparos y cómo le gritó a Steenkamp que llamara a la policía, hasta que se dio cuenta poco a poco que su novia podría haber sido quien estaba detrás de la puerta cerrada.

El juicio, ahora en su día 18, se ha apoderado de la atención de Sudáfrica y de los millones de deportistas y aficionados del atletismo de todo el mundo que conocen la historia de triunfo sobre la adversidad física de Pistorius.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Sus piernas fueron amputadas por una discapacidad cuando él era un bebé, pero llegó a alcanzar la fama mundial al ganar numerosas medallas de oro paralímpicas.

La pareja se conoció el 4 de noviembre de 2012, dijo Pistorius, poco más de tres meses antes de que Steenkamp muriera.

Ahora ve
Sector bancario es clave para la digitalización de la economía
No te pierdas
×