El corredor 'descalzo' llega al DF con sandalias y 3,600 kilómetros

Un vidrio en su pie izquierdo le impidió continuar sin zapatos; ahora usa chanclas y una nueva estrategia para llegar al 'fin del mundo'
kai-tsu corredor descalzo  kai-tsu corredor descalzo
| Otra fuente: CNNMéxico

Los pies de Joseph Michael Kai-tsu Liu Roqueñi ya no tocan el suelo directamente porque hace unos meses se le enterró un pedazo de vidrio en el talón izquierdo. Antes de su salida de Canadá el 2 de julio de 2013, pasó un año preparándose para correr descalzo en varias superficies y con una mochila, con el objetivo de cruzar el continente americano de norte a sur sin tenis.

Ahora, nueve meses después, ya no corre descalzo y ya no carga mochila. Su objetivo permanece, pero su estrategia es distinta ante los obstáculos y sorpresas que ha encontrado en el camino.

En el tercer mes de su viaje, de avanzar 50 kilómetros diarios pasó a los 30. "Yo voy escuchando mi cuerpo, según cómo me sienta", dice en entrevista telefónica desde Querétaro, cinco días antes de llegar a la Ciudad de México a donde prevé llegar este lunes.

También optó por correr con sandalias mientras le dure el dolor en su pie. “Me tienen que operar”, precisa. Sin embargo, no planea tratarse sino hasta terminar.

“Los huaraches que uso, la verdad, esos huaraches, un corredor común y corriente no los puede usar, tienes que ser corredor descalzo”, afirma.

En lo que va de su recorrido —cerca del 18% de 19,000 kilómetros— dejó su mochila y tomó una carriola especial para evitar cargar; al llegar a México modificó su ruta de la costa a grandes ciudades del centro y ahora no viaja solo. Lo acompañan una patrulla de la Policía Federal y otra de los Ángeles Verdes, el servicio de apoyo y rescate en las carreteras nacionales,

Pero aún lleva un "peso" mental, pues a veces, tras recorrer su tramo diario, regresa en los vehículos oficiales al hotel del cual partió.

“No es lo mismo estar corriendo y a donde llego me quedo ahí a dormir, que estar yendo y viniendo en carro”, explica.

“Pudiera parecer que es más fácil (…) pero a la vez como estoy regresando a otros puntos por donde ya había pasado, para la mente es más difícil porque se tiene menos el sentimiento de que te estás moviendo constantemente”. 

El chexican —como él se autodenomina por su origen mexicano, canadiense y chino— salió de Canadá el 2 de julio de 2013 con rumbo a la Patagonia, una travesía personal inspirada en el recorrido de El Che Guevara en moto por América, el caso del equipo de rugby uruguayo que sobrevivió más de dos meses en la cordillera de Los Andes, y su “gurú", el alpinista italiano Reinhold Messner, quien ha escalado las 14 cumbres de más de 8,000 metros sin oxígeno.

Kai-tsu dice que no siente cambios entre el terreno de un país y otro porque las carreteras son distintas incluso en un mismo lugar. Para él, la principal diferencia es “la logística”.

“Es muy distinto, porque en Estados Unidos iba solo. No tengo tanto contacto con la gente como lo tenía allá, aquí tengo muchos más familiares, es muy distinto”, cuenta.

Algunas personas con las que se ha topado durante su recorrido le han ofrecido regalos, un gesto que él describe como “generoso” pero poco práctico, debido a que quiere caminar ligero.

“Si me quieren regalar algo, que me den dinero”, dice entre sonrisas. “Me han regalado productos de cuidado personal, camisetas, todo mundo quiere que me ponga su camiseta, una cobija, tarjetas, chocolates”.

Algunos de sus patrocinadores ya no lo acompañan, pero ha ganado otros, como la Secretaría de Turismo del gobierno mexicano. Hasta el momento no ha tenido que comer nada extraño y a lo largo del camino, ha aprendido a buscar apoyo en los lugares indicados.

Este lunes, Kai-tsu llegará a la Ciudad de México, donde permanecerá unos días hasta retomar su viaje el 2 de mayo.

Antes de partir, lo más que había corrido sin tenis eran 20 kilómetros; hoy lleva más de 3,600.

“He aprendido que es impresionante como el cuerpo responde corriendo descalzo, usando tenis no hubiera llegado hasta aquí sin haberme lastimado”.

Puedes seguir el recorrido de Kai-tsu en su página de Facebook.

Ahora ve
A cien años del nacimiento del ‘ídolo de Guamuchil’, Pedro Infante
No te pierdas
×