La fiesta, el glamour y el lujo detrás del Gran Premio de Mónaco

Después de la carrera, el club de multimillonarios del lugar organiza una fiesta exclusiva de cuatro días para celebrar al campeón
billionaire monaco club  billionaire monaco club
Autor: Sarah Holt
(Reuters) -

Los aspirantes a ricos y millonarios de oro de 24 quilates se mezclaron en la fiesta del Gran Premio de Mónaco del Club de Multimillonarios este domingo.

El ganador de la carrera con Mercedes, Nico Rosberg, encontró su nombre en la cima de esta lista de invitados para la velada junto a la piscina después de la carrera en el Hotel Fairmont, que da a la famosa horquilla del circuito.

El club, presidido por el exdirector del equipo Benetton y Renault, Flavio Briatore, está diseñado para servir un coctel con todo lo que el fin de semana de automovilismo en Mónaco representa; carreras, glamour, hedonismo y riqueza.

"Este es un sueño para muchas personas durante una noche”, dijo Briatore a CNN. “En el momento en que estás dentro, eres una persona VIP para nosotros.

"No hace ninguna diferencia si eres el mayor actor en Estados Unidos u otro lugar, para nosotros es lo mismo”.

La marca Billionaire Life de Briatore vende un estilo de vida lujoso y la histórica carrera alrededor del principado; un patio de juegos para los ricos y famosos, es el fondo perfecto para que algunos de los estimados 1,645 multimillonarios del mundo se desahoguen.

"Los multimillonarios y los ultraricos cruzan el mundo como aves migratorias y Mónaco es uno de los eventos clave”, explicó a CNN, David Friedman, presidente de la empresa de inteligencia de riqueza, Wealth-X.

"Hay una plantilla cultural en las carreras. Por ejemplo, si contrastas la Fórmula Uno con la Nascar, donde los orígenes realmente vienen de transportar whiskey en las fronteras del estado durante la prohibición de alcohol, el ADN de la F1 es muy diferente”.

Briatore estuvo de acuerdo: “Todos quieren estar en esta carrera desde patrocinadores hasta celebridades. El Club de los Multimillonarios es el centro de este evento, esta fiesta y todas estas celebridades.

"Todos los pilotos están aquí la noche del domingo”, prometió.

Después de asistir al gran premio real y la cena de gala de este domingo, organizados por el príncipe Alberto II y la princesa Charlene de Mónaco, Rosberg, quien fue criado en Mónaco, podría optar por irse a su casa de Monte Carlo para dormirse temprano.

Para otros, la fiesta de la medianoche hasta el amanecer en la Gala de Multimillonarios del Gran Premio continuaba.

La noche prometía DJs famosos, presentaciones especiales y botellas inestimables de champagne para saciar la sed de los fiesteros.

El Club de Multimillonarios, que organiza una fiesta de cuatro días en Mónaco, pretende emular un estilo de vida de multimillonarios, pero eso no significa que tienes que tener muchos millones en el banco para entrar.

"Si es un multimillonario pero no gasta dinero; ¡no estamos interesados!”, bromeó Briatore. "El nombre fue una especie de nombre provocativo para que todos pudieran recordar. No necesitas ser un multimillonario.

"No es una estafa, es el mismo precio que todo lo demás en Mónaco, nada dramático”.

El club puede que no sea para multimillonarios en sí, pero tiene una política de gasto mínimo. El precio comienza en 4,000 dólares para una mesa estándar.

La mayoría de las mesas en el evento de Mónaco está reservada para miembros del Club de Multimillonarios e invitados que regresan con el 10% retenido para lo que Briatore describe como “amigos de último minuto”.

El club también tiene otra reputación, que también es sinónimo de la F1, de atraer chicas hermosas.

Emplea a 20 chicas para actuar como embajadoras, recibir a los invitados y circular en la pista de baile.

Briatore de 64 años es casi tan famoso por salir con supermodelos; Heidi Klum y Naomi Campbell están entre sus exnovias, como por su carrera en el automovilismo.

“¡El año pasado, el DJ me dijo que nunca había visto a tantas chicas hermosas y chicos hermosos en un club en su vida!”, explicó orgullosamente Briatore.

¿Pero el aspecto físico realmente es otro prerrequisito para los invitados del Club de Multimillonarios en Mónaco?

"No me importa lo físicamente hermoso si las personas se visten elegantes”, dijo Briatore, quien ganó éxito al tener franquicias de las tiendas de ropa Benetton en Estados Unidos.

"Si alguien es alto, bajo, gordo, delgado… las personas intentan verse muy, muy bien. Las personas se visten elegantemente”.

El GP de Mónaco puede ser un tazón de miel para los hermosos y famosos; el creador de Star Wars, George Lucas; el actor Benedict Cumberbatch y la sensación del pop, Justin Bieber, se presentaron para la carrera, pero es la riqueza e influencia lo que engrasa las ruedas de la F1.

Marcas globales poderosas como Red Bull, Mercedes, Hugo Boss, Tag Heur y Shell son intrínsecas a los millones y millones de dólares necesarios para dirigir un equipo de la F1.

Los 19 grandes premios en el calendario trotamundos del deporte pueden ser tan significativos como las salas de juntas para obtener acuerdos de negocios.

"Muchos de los patrocinadores del deporte son marcas de alta gama”, explica Friedman.

“La F1 creó este ecosistema de marcas lujosas, inversionistas, individuos ultraticos y automóviles rápidos”.

La mayoría de los miembros del Club de Multimillonarios solo quieren divertirse en las pocas horas pero algunos sin duda mezclarán negocios con placer en Mónaco.

"No preguntamos cuál es su trabajo”, dice Briatore sobre los estimados 4,000 invitados que asistieron a su fiesta en Monte Carlo. “Por supuesto, muchas personas de negocios y muchas personas ricas.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

"Se hablan múltiples idiomas en el Club de Multimillonarios con personas internacionales de China, Estados Unidos, Italia y Polonia; es algo loco”.

Los poderosos no lo tienen todo a su manera en Mónaco. Lo creas o no, es posible ir de fiesta en Monte Carlo con un presupuesto.

Ahora ve
AMVO trae a México el Cyber Monday bajo el nombre de Hot Monday
No te pierdas
×