Liverpool protagoniza partido de 'nunca acabar' desde el manchón penal

Durante tres horas, el cuadro inglés llevó la definición de un encuentro de copa de liga hasta los once pasos en el que nadie cedió
bramford liverpool middlesbrough  liverpool penal
Autor: Tom McGowan
(Reuters) -

Fue tenso, de nervios, de horario estelar.

No, no se trata de la nueva serie de Boardwalk Empire, sino de un partido de futbol con 31 penales.

El encuentro de este martes de la Copa de Liga inglesa entre el Liverpool y el Middlesbrough de la segunda división fue un maratón el cual terminó tres horas después de que su arranque.

Empatados 1-1 tras 90 minutos en el estadio Anfield de Liverpool y encerrados en un 2-2 en dos horas de juego, ambos equipos comenzaron una tanda de penales rompe récords.

Luego que los 11 jugadores de las dos escuadras —incluyendo a los dos arqueros— tuvieron un tiro penal, sólo dos fueron fallados.

Como resultado, con el marcador de 10-10, el primer cobrador de los penales tuvo que hacerlo de nuevo.

El acierto que ambos equipos disfrutaron desde 10 metros hicieron un espectáculo surreal, con el delantero del Liverpool Mario Balotelli regalando una sonrisa irónica cuando anotó en su segundo turno en la tanda.

Pero, como suele pasar en estos encuentros cardiacos en el futbol, hay uno que debe fallar.

Ese fue el jugador de Middlesbrough, Albert Adomah, quien rebanó su tiro lejos de la puerta para darle al Liverpool el triunfo.

El marcador final en la tanda de penales fue de 14-13, con ambos equipos lanzando 15 penales cada uno.

Incluyendo el penal marcado por el sustituto del Middlesbrough Patrick Bamford para hacer el 2-2 en la recta final del tiempo extra, se cuenta un total de 31 tiros desde el manchón penal en un juego extraordinario —una marca de competición.

"No tengo palabras para explicar mi sentir ahora", dijo el técnico del Middlesbrough, y el exnúmero dos del Real Madrid, remarcó Aitor Karanka tras el encuentro.

"Nunca experimenté algo así antes. Hemos jugado con un equipo de Champions en el Anfield y los hemos enfrentado al tú por tú. Todo fue brillante excepto el último penal".

"Estuve obviamente complacido de llegar al final y esa experiencia, aunque fuera una larga noche para cada uno, fue grande para nuestros jóvenes jugadores", dijo el técnico del Liverpool Brendan Rodgers, cuyo 11 inicial incluyó al jugador de 17 años Jordan Rossister.

"Es bueno ganar, no importa cómo", dijo Rodgers.

"Fue difícil —incluso los porteros anotaron. Fue realmente de buena cualidad. Puedes ver por qué Middlesbrough está en la cima del campeonato (de la segunda división de Inglaterra), son un buen rival y están organizados.

"Les deseamos suerte ahora por el resto de su temporada".

Ahora ve
Melania y Barron Trump reciben el árbol de Navidad que adornará la Casa Blanca
No te pierdas
×