Él es Eric Castel, el héroe de cómics que 'jugó' para el Barcelona y PSG

Los aficionados evocan al entrañable héroe ficticio con ocasión del encuentro entre el Barça y el PSG en la Champions League
Portada comic Barcelona Eric Castel
CNN-Barcelona-Eric-Castel-comic-Tintin  Portada comic Barcelona Eric Castel
Autor: Tom McGowan
(Reuters) -

El futbol también tiene su héroe de cómics.

Era el goleador de cabello plateado cuyos goles impulsaron al Barcelona y al Paris Saint-Germain a la gloria europea. Eric Castel era un héroe para los niños del continente y sus hazañas en el Camp Nou y el Parc des Princes afianzaron su estatus como ícono de los cómics.

Previo al partido del Grupo F de la Champions League, en el que se enfrentarán ambos equipos en París, los recuerdos del lateral que dio felicidad a los aficionados de ambos equipos cobrarán especial relevancia.

El expresidente del Barcelona, Joan Laporta, dijo que Castel había sido la mejor contratación del equipo, mientras que el actual armador del Barça, Xavi, forma parte de su legión de aficionados leales.

La carrera de Castel surgió a través del lápiz de Raymond Reding, cuyas ilustraciones animadas cautivaron a una generación de jóvenes.

En toda Europa se conocía con nombres distintos a la estrella francesa (Ronnie Hansen en Holanda, Kai Falke en Alemania), pero siempre cobraba vida gracias a Reding, quien murió en abril de 1999.

Durante la década de 1950, Reding, que también trabajaba en otros héroes ficticios del deporte, trabajó un tiempo en el joven aventurero favorito de Bélgica, Tintin.

"Junto con Françoise Hugues, Raymond Reding creó este personaje en 1973 inspirado en un futbolista llamado Max Falk", contó a CNN el agente deportivo y admirador de Castel, Olivier Jouanneaux.

"Jugaba en el equipo de futbol de una empresa, no como profesional, en Dusseldorf, Alemania. La revista holandesa de cómics Zack le ordenó a Reding que creara un cómic sobre futbol para publicarlo en 1974, el mismo año en que Alemania fue sede del Mundial".

Los personajes como Castel siempre han sido un básico para los aficionados al futbol.

Los jóvenes ingleses estaban cautivados con los desafíos y tribulaciones de Roy Race, el héroe que da su nombre a la serie Roy of the Rovers que encantó a los lectores durante décadas con el equipo ficticio de los Rovers de Melchester.

La carrera de Castel empezó en 1979, el año en que el Barça verdadero ganó la Copa de Campeones de Europa, y su historia se contó en 15 volúmenes que se publicaron hasta 1992, año en que los catalanes se volvieron campeones de Europa por primera vez.

"Nada suena mejor para un joven aficionado del Barça que un héroe de cómic que usa la playera de su equipo y que vive tantas aventuras", dice el cineasta Uri García, quien espera producir un documental sobre Castel.

"Por otro lado, como se ve en los cómics, el estilo de dibujo de Reding es muy realista y está muy bien documentado".

"Yo vivo en Barcelona y durante mi niñez viví junto al Camp Nou. Para mí, así como para muchos aficionados de Cataluña, era muy emocionante y especial ver tu ciudad y tu equipo tan bien dibujados en un cómic".

Aunque sus hazañas en la cancha emocionaban a sus lectores, la amistad de Castel con un grupo de jovencitos era la clave de su atractivo.

"Mi momento favorito podría ser cuando Castel conoce a Pablito y a los chicos de Tossa de Mar en el primer volumen", recuerda García, refiriéndose al municipio de Cataluña localizado al norte de Barcelona.

"Castel entrena con los muchachos en medio de la calle, pero ellos no saben que él es la nueva estrella del Barça".

El retrato que Reding hace de la relación de Castel con Pablito Varela y sus amigos (los pablitos) permitió que todos los niños se imaginaran qué se sentiría al ser amigo de una superestrella del futbol.

"Reding hizo bien en crear una relación sólida entre Castel y los pablitos a pesar de la diferencia de edades", dijo Jouanneaux, quien es agente de la FIFA.

"Todos pueden identificarse en este cómic. Un niño puede soñar con vivir cosas como las que vivieron los pablitos".

Un culé auténtico

Como ocurre con todas las buenas historias, la carrera de Castel dio un giro súbito en 1984, cuando el goleador firmó un contrato con el PSG.

"Como ciudadano francés me dio gusto verlo en un equipo francés", dice Jouanneaux. "Fue un gran éxito para el campeonato francés y también era una posibilidad de ver equipos y estadios franceses".

"Por otro lado, esta maniobra fue un poco decepcionante. Todos se preguntaron si su relación con los pablitos podría continuar".

La transferencia de Castel atormentó al Barça ficticio en el octavo volumen, luego de que el jugador llevara al PSG a la victoria en la Copa CEVA (una competencia europea ficticia) al derrotar al equipo catalán en la final.

Los fans de Castel estaban indignados. El personaje nunca había ganado la Copa CEVA con el Barça y ahora había acabado con las esperanzas de su antiguo equipo.

"Todo el asunto provocó la indignación de los seguidores de la serie, quienes quedaron devastados con la decisión de Reding y Hugues de transferir a Castel al Paris Saint-Germain", señala el sitio web oficial del Barça.

"No solo eso, sino que hubiera participado en la derrota del Barça en el torneo de clubes más importante de Europa".

Tras pasar los volúmenes ocho y nueve en la capital francesa y luego de que el Barça redujera sus exigencias económicas, Castel conmovió al público con su regreso al equipo catalán.

Su regreso era el sueño de los jóvenes aficionados del Barça y de Castel. En 1988, cuatro años después de haber dejado el Camp Nou, Castel finalmente llevó al equipo al triunfo en la Copa CEVA.

"Me gustó muchísimo el momento en el que el Barça gana la final de la CEVA con un penal de Eric en el volumen 12", cuenta García.

"En la década de 1980, el Barça nunca ganó la Liga de Campeones. Era un muy buen momento para apoyar al Barça. Antes de que el Barça se hiciera el gran equipo que es hoy, un ilustrador belga corrió un riesgo con este equipo al hacer que el héroe de este cómic, un futbolista francés ficticio llamado Eric Castel, jugara para el equipo".

"Castel pronto se volvió el ídolo de muchos lectores jóvenes en la década de 1980, en todo el mundo".

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Si Castel aún existiera, ¿a quién le iría en el partido de este martes?

"Creo que Eric le va al Barça", respondió García. "Es un culé auténtico".

Ahora ve
Algunas empresas 'hicieron su agosto' por el eclipse, pero también hay pérdidas
No te pierdas
×