Los equipos más desesperanzados (o con mala suerte) del deporte

Los Reales de Kansas City tenían 29 años sin ir a una Serie Mundial, pero hay equipos parecidos en todas las áreas del deporte
royals reales kansas city
royals reales kansas city  royals reales kansas city
Autor: Mike Downey
(Reuters) -

¿Las causas perdidas tienen esperanza? Si es así, ¿cuánta?

Cualquiera que vio a los Reales de Kansas City pelear hacia la Serie Mundial por primera vez desde 1985, solo para perder con los Gigantes de San Francisco en el Partido 7 la noche de este miércoles, recordó que los perdedores en algunas ocasiones se han levantado como ganadores.

Los Gigantes conocen ese sentimiento. Cuando llegaron a la Serie Mundial en 2010, no habían tenido un campeonato durante 56 años. Ahora tienen tres en cinco años.

Lee: Madison Baumgarner, la nueva leyenda del beisbol

Los Reales tendrán que esperar hasta el próximo año por una oportunidad para llevarse el mayor premio del beisbol, pero otros equipos inesperados podrían sorprendernos mientras tanto.

Kansas City no había estado en una Serie Mundial durante 29 años, pero finalmente se organizó este otoño. El equipo de futbol americano de Seattle no había ganado un Super Bowl, pero eso finalmente pasó en 2014. El equipo de hockey de Los Ángeles soportó décadas sin llevarse una Stanley Cup, pero ahora ha ganado dos de las últimas tres.

Los equipos tienen que soñar. Algún año tiene que ser tu año. Cuando las organizaciones previamente poderosas como los Celtics de Boston, los Vaqueros de Dallas o Los Dodgers de Los Ángeles se vuelven equipos que ya no juegan para un campeonato año tras año, tu equipo en realidad puede tener una oportunidad. Nadie le teme a los Yankees de Nueva York hoy en día; simplemente son solo otro equipo bastante bueno.

Dentro de las causas 'desesperanzadas' de los deportes, ¿algunos están más cerca de llegar a un campeonato?

CAVALIERS DE CLEVELAND (NBA)

Último campeonato de la NBA: Ninguno.

Se unieron a la liga en 1970. Tuvieron sus manos sobre LeBron James y lo perdieron. Perdieron 26 partidos consecutivos en la temporada 2010-11. De nuevo se burlaban de ellos diciéndoles los “Cadáveres de Cleveland”.

Ah, pero miren quién regresó: King James. Se fue al sur a Miami durante algunos inviernos, convirtió al Heat en una propiedad popular, después decidió que esperaba regresar a su nativo Ohio, donde intentaría darles por fin a los Cavs un trofeo. ¿Sabes qué? Podría ser que así sea.

Lee: Spurs y Cavaliers, los equipos a seguir en la NBA

LEONES DE DETROIT (NFL)

Último campeonato de la NFL: 1957.

Más que probable, los Leones de esta temporada pondrán las colas entre sus piernas para lamerse las heridas, como lo hacen año tras año. Desde que el nombre “Super Bowl” se aplicó al gran partido de la liga, Detroit lo ha organizado, pero nunca ha jugado en este.

Pero el récord actual del equipo es 6-2. Está en primer lugar de la NFC North. Tiene una legítima oportunidad en playoffs. ¿Quién puede decir que después de que Katy Perry cante en el medio tiempo, el equipo de Motown no ganará un domingo de Super Bowl y tendrá a la gente de Detroit bailando en las calles?

BLUES DE ST. LOUIS (NHL)

Último campeonato de la NHL: Ninguno.

Ningún equipo ha estado en la Liga Nacional de Hockey tanto tiempo como este equipo sin ganar una Stanley Cup al menos una vez. Su botín de trofeos está vacío.

Parecía que el equipo de la temporada pasada podría cambiar eso. El récord de St. Louis era un decente 52-23. Los amantes de los Blues llenaron el Centro Scottrade esperando cantar una nueva canción. Por desgracia, se fueron con una nota agria, en la primera ronda de los playoffs. Los Blues siguen teniendo cero.

ORIOLES DE BALTIMORE (MLB)

Último título de la Serie Mundial: 1983.

Oh, los O’s de esta temporada estuvieron TAN cerca. Hicieron que los rivales de su división, los Yankees, los Medias Rojas, los Blue Jays y los Rays se comieran su polvo. Ganaron 30 partidos más de los que perdieron. Barrieron a los Tigres en los playoffs.

Incluso después de perder a dos jugadores estrella, Manny Machado y Chris Davis, en un momento inoportuno, los Orioles pudieron seguir. Si no hubiera sido por un club ‘caliente’ de Kansas City, Baltimore pudo haber ganado su primer título de Serie Mundial desde 1983.

CLIPPERS DE LOS ÁNGELES (NBA)

Último título de la NBA: Ninguno.

Donald Sterling, el dueño estúpido, está fuera. Steve Ballmer, el dueño calvo, está adentro. Doc Rivers es un entrenador inteligente y hay mucho talento en esa cancha.

Por otro lado, estos todavía son los Clippers, quienes han demostrado un millón de formas en las que se puede morir en el Oeste mucho antes de que se estrenara una película de Seth MacFarlane con ese nombre. Sí, realmente vencieron a los Lakers en un partido la temporada pasada 143-94. ¿Entonces, este equipo va en serio? No es una cuestión de ahora o nunca, pero casi.

BROWNS DE CLEVELAND (NFL)

Último título de la NFL: 1964.

Es difícil creer que esta franquicia, realeza del futbol americano, nunca ha ido a un Super Bowl ni siquiera una vez.

El récord de esta temporada es 4-3. No es nada increíble, pero no es horrible. Quizá puedan llevarse su división. Quizá puedan tener suerte. Quizá puedan pedirle a Kevin Costner, quien interpretó al manager general de los Cafés en la película de 2014, Draft Day, que se les una en el domingo de Super Bowl de 2015, si la verdad resulta ser más extraña que la ficción.

SABRES DE BUFFALO (NHL)

Último título de la NHL: Ninguno.

Intentaron con nueve porteros diferentes la temporada pasada; repito, NUEVE. Este es un récord de la Liga Nacional de Hockey. También es ridículo.

Cambios, contrataciones, despidos, nuevos propietarios, nada ha funcionado. Ni una sola Stanley Cup para esta franquicia, fundada en 1970. La luna de miel cerca de las Cascadas del Niágara se terminó. Es tiempo de que los Sabres dejen de ensuciar enfrente de sus aficionados.

MARINEROS DE SEATTLE (MLB)

Último título de Serie Mundial: Ninguno.

Rápido, nombra a un equipo que nunca ha estado EN una Serie Mundial. Se acabó el tiempo. La respuesta es: los Marineros de Seattle, una de las verdaderas organizaciones de bajo rendimiento de todos los tiempos.

Los M’s estuvieron al borde, perdiéndose los playoffs de esta temporada solo por un partido. Tienen un superlanzador con Félix Hernández y un jugador espléndido con Robinson Cano. Lo que no tienen es un solo anillo de Serie Mundial con un logo de los Marineros en cualquier dedo. ¿Si no es pronto, cuándo?

KNICKS DE NUEVA YORK (NBA)

Último título de la NBA: 1973.

Última vez que alguien esperó un título: Mmmm, no puedo recordarlo.

Phil Jackson, quien tiene anillos en cada dedo, está a cargo ahora. Ayudó a los Bulls y a los Lakers a ponerse joyería de campeonato de la NBA una y otra vez. Es un largo, largo camino de contendiente a campeón, pero quizá Jackson pueda descifrar lo que sus predecesores en el Madison Square Garden no pudieron.

CHARGERS DE SAN DIEGO (NFL)

Último título de la NFL: Ninguno. Cero. Es una franquicia que solo ha ido a un Super Bowl, que perdió 49-26.

Los Cargadores de esta temporada tienen un récord de 5-3. Ellos y el quarterback, Philip Rivers, se ven bien. No tan bien como el equipo de Peyton Manning o el de Tom Brady, pero quizá llegara un rayo.

MAPLE LEAFS DE TORONTO (NHL)

Último título de la NHL: 1967.

En el norte de la frontera en Ontario, la situación está al borde de lo tragicómico, como con el alcalde Rob Ford.

Hace un par de temporadas, los Leafs llegaron a los playoffs por primera vez en un buen tiempo. Una franquicia que ganó 13 Stanley Cup debería poder ganar una décimo cuarta, de alguna forma, en algún tiempo.

CUBS DE CHICAGO (MLB)

Último título de la Serie Mundial: 1908.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Ser el chiste de cada broma no puede ser fácil. Los “perdedores adorables” todavía son perdedores, sin importar cómo se sientan sus aficionados. Cuando pasas 106 años sin un campeonato, no eres una Cenicienta que finalmente va al baile; eres Cenicienta cuando todavía lava los pisos.

Pero, una estrella joven o dos, un par de jugadores exitosos, y ¿quién sabe? Buenas cosas le pasan a malos equipos. Aunque en lo que se refiere a los Cubs, nahhh.

Ahora ve
Así se vivió la emoción del eclipse en Salem, Oregon
No te pierdas
×