La trágica historia del último hombre que venció a Floyd Mayweather

El búlgaro rechazó un lucrativo contrato para pelear profesionalmente con la esperanza de llevarse el oro olímpico en Atlanta 1996
Autor: Tom Sweetman y Alex Thomas
(Reuters) -

Cuando la llamada Pelea del Siglo finalmente se lleve a cabo en Las Vegas el sábado 2 de mayo, habrá gran interés a miles de kilómetros de allí, en un conjunto habitacional estilo soviético en el este de Europa.

Si Floyd Mayweather puede seguir invicto tras enfrentarse a Manny Pacquiao, un búlgaro sentirá una alegría que creía haber perdido.

Lee: El precio de la reventa para la 'Pelea del Siglo'

Hasta hace poco, Serafim Todorov era un hombre olvidado en el boxeo.

Ahora, mientras la atención del mundo se concentra en la pelea más lucrativa de la historia del deporte, la triste historia del último boxeador que derrotó a Mayweather, hace casi dos décadas, sale a la luz.

El estadounidense se embolsará una parte sustanciosa de la bolsa de 300 millones de dólares sin importar el resultado ante Pacquiao. Por otro lado, Todorov tendría que esperar más de 35,000 años para recaudar esa cantidad con su actual pensión mensual de menos de 500 dólares (unos 7,500 pesos).

Aunque guarda resentimientos y amargura por el rumbo que ha tomado su vida, nada de ello se concentra en Mayweather.

"Felicito a Floyd porque todo lo que ha logrado en su vida, lo ha logrado a través del esfuerzo", dijo Todorov a CNN. Todorov puso fin a las esperanzas de Mayweather de ganar el oro olímpico en los Juegos de Atlanta en 1996.

"No lo envidio porque hizo lo correcto, trabajó duro por todo lo que ha logrado en su carrera. Se merece todo lo que tiene".

Punto de inflexión

Esa derrota del 2 de agosto de 1996 ha pasado a la historia como el punto de inflexión en la carrera de Mayweather. La controvertida decisión de esa noche dio a Todorov la victoria por diez puntos contra nueve y llevó al búlgaro a la final de la división peso pluma.

Desde entonces, Mayweather no ha mirado atrás. Va invicto tras 47 encuentros y regularmente lo incluyen entre los atletas con más dinero del mundo. Ha ganado títulos en cinco divisiones de peso y ha ganado al menos 25 millones de dólares (unos 375 millones de pesos) por cada una de su 10 peleas más recientes, según la revista Forbes.

"Estoy feliz por cómo han salido las cosas. Estoy realmente feliz porque eso me hizo intentar y esforzarme para llegar a donde estoy", dijo Mayweather acerca de su derrota en Atlanta en el programa Inside Mayweather v Pacquiao de la cadena estadounidense Showtime.

Aunque la carrera de Mayweather pronto tomó un rumbo ascendente, la de Todorov descendió de forma casi igualmente dramática… empezando con su siguiente pelea.

"En el encuentro por la medalla de oro sentí que los jueces se habían corrompido y estaban involucrados en alguna especie de conspiración", dijo Todorov acerca de su derrota ante el tailandés Somluck Kamsing en la final de las Olimpiadas.

Lee: El réferi del combate entre Mayweather y Pacquiao

"Había derrotado a mi oponente en incontables ocasiones con solo cinco días de entrenamiento y después de esa pelea, todo en mi vida empezó a ir cuesta abajo".

Así como Mayweather atribuye su situación actual a las olimpiadas de 1996, Todorov considera que Atlanta fue el punto de inflexión en su vida.

"En ese punto todo lo que quería era tener una medalla de oro de las Olimpiadas, lo que me habría dado la oportunidad de considerarme el boxeador perfecto", dice.

"Luego de que perdí tuve que quedarme en Atlanta un par de días más para esperar nuestro avión. Ahogué mis penas en alcohol cuando regresé a Bulgaria, quería dejar el boxeo".

Arrepentimiento

La travesía de Todorov hacia la actualidad no ha sido fácil: se trata de una vida plagada por la depresión a causa de varias promesas rotas y malas decisiones.

La decisión que tomó inmediatamente después de su victoria sobre Mayweather lo acecha incluso hoy.

En ese entonces tenía 27 años, iba rumbo a los estudios de control de dopaje junto con su oponente cuando un grupo de promotores de boxeo estadounidenses se le acercaron.

A punto de ganar el oro olímpico y con tres títulos mundiales amateur en su haber, le ofrecieron un contrato lucrativo para hacerse profesional, pero lo rechazó casi sin pensarlo.

Todorov creía que tomarse su tiempo era la opción más sensata y prefirió continuar con su exitosa carrera como amateur con la esperanza de surgir pronto como campeón olímpico.

Mayweather firmó con los mismos promotores y el resto es historia.

"Estaba 100% seguro de que ganaría la medalla de oro y que regresaría a Bulgaria como campeón", dice Todorov.

Lee: 3,015 esmeraldas y un kilo de oro, el 'cinturón mexicano' del box

"Si estuviera allí en este momento, me diría que firmara el contrato y que me quedara en América. Si hubiera sabido que mi vida iría cuesta abajo a partir de allí, hubiera firmado el contrato inmediatamente".

"Sentí que no tuve suerte porque rechacé una gran oportunidad y después de eso no tuve más opción que regresar a Bulgaria, en donde empezó mi depresión", agrega. "En mi opinión, el mejor lugar para ser un boxeador profesional es Estados Unidos y perdí mi oportunidad".

El final

A su regreso a casa, las promesas de recibir un apoyo económico adicional por parte de la Federación Búlgara de Boxeo tras sus hazañas olímpicas no se materializaron.

Ese trato provocó que Todorov, quien se esforzaba por mantener a su familia, tratara de cambiar de nacionalidad y mudarse a Turquía, cuya federación de boxeo se aprestó a ofrecerle un salario mayor por representar a su país en los campeonatos mundiales de 1997.

Sin embargo, un desacuerdo entre ambas federaciones pronto causó que Todorov quedara como al principio. La política del boxeo lo había timado una vez más y esta vez había sido demasiado.

Todorov renunció al boxeo amateur luego de rehusarse a representar a Bulgaria y fuera de un puñado de peleas profesionales en las que participó por el dinero que tanto necesitaba, para 2003 su carrera estaba acabada.

"Mi vida ahora es mi familia, en realidad ya no hablo con la gente", dice Todorov, cuya medalla olímpica de plata se perdió luego de que la donaran a un museo.

"He sufrido depresión incontables veces en mi vida e incluso ahora estoy deprimido. Llevo una vida común con mi familia".

No todo está perdido

Haber derrotado a Mayweather tal vez no rindió todos los frutos que Todorov habría imaginado, pero el hombre de 45 años, que ahora vive en el pueblito búlgaro de Pazardzhik, al menos empieza a cosechar algunas de las recompensas.

"Ahora todo el mundo sabe de mí. Temía que me hubieran olvidado. Antes, cuando aún boxeaba, la gente hablaba de mí por mis títulos y ahora soy famoso por Floyd", dice Todorov, a quien le ofrecieron la oportunidad de fundar un gimnasio con su nombre en la costa del mar Negro.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

"Floyd, te felicito por seguir invicto y espero que sigas invicto. Me sentiría realmente orgulloso porque sería el único hombre que te ha derrotado".

Lee: Manny Pacquiao 'le canta' a Mayweather

Ahora ve
Ed Parker sorprende por su forma de jugar tenis a los 90 años
No te pierdas
×