La violencia en Baltimore deja sin fanáticos a los Orioles

Los hechos de violencia en Baltimore llevó al equipo de béisbol a jugar con estadio vacío, algo inédito en la historia de las Ligas Mayores
Policía y guardia nacional en calles de Baltimore
Autor: Ray Sanchez
(Reuters) -

Una victoria, pero ningún fanático con quien celebrar por primera vez en la historia de las Ligas Mayores de Beisbol (MLB, por sus siglas en inglés).

Eso fue lo que tuvieron que soportar este miércoles los Orioles de Baltimore al vencer a las Medias Blancas de Chicago, ya que su estadio Oriole en Camden Yards, con capacidad de 46,000 fanáticos, cerró sus puertas a las personas como medida de seguridad tras los incidentes ocurridos el lunes durante las protestas en Baltimore, Maryland.

La música de rock se escuchó en las bocinas del estadio pero no hubo aficionados para poder bailar al ritmo de las canciones. Como la mayoría de los días, el juego de este miércoles inició con el himno nacional. Durante la parte baja de la séptima entrada los trabajadores del estadio tocaron Thank God I'm a Country Boy de John Denver.

Lee: Obama reconoce “crisis” en EU por cuestiones racionales

Nadie fue tras las pelotas que se fueron de foul hacia las gradas, a pesar de que el cátcher de los Orioles Caleb Joseph pretendía dar autógrafos. Y el primera base del equipo de Baltimore, Chris Davis, lanzó una pelota a los fanáticos imaginarios.

Mientras las protestas y la violencia ocasional estremeció a Baltimore tras la muerte del joven negro Freddie Gray, que falleció tras haber sido detenido por la policía, los Orioles tomaron una medida sin precedentes en la historia de los deportes estadounidenses, prohibiendo a los fanáticos asistir a su juego final de una serie contra las Medias Blancas. Los dos primeros juegos de esta serie fueron recalendarizados para mayo.

“El béisbol está lleno de cosas raras, pero esto va más allá de todo eso”, dijo el historiador oficial de la MLB, John Thorn.

La medida se tomó en medio de una semana surreal en una ciudad que es apodada “la Ciudad del Encanto”, el lugar donde murió el escritor y maestro de lo bizarro Edgar Allan Poe, que alguna vez dijo: “No hay belleza exquisita... sin un poco de rareza en proporción”.

El historiador de béisbol Thorn dijo que el récord para la asistencia más baja en un juego de beisbol se registró el 28 de septiembre de 1882, cuando un equipo de Worcester, Massachusetts, se enfrentó a sus rivales de Troy, Nueva York, frente a seis fanáticos.

“Los equipos eran malos, el clima era terrible y las escuadras fueron notificadas una semana antes que iban a desaparecer para la temporada de 1883”, indicó el experto en beisbol.

Thorn recordó una frase que el excomisionado de béisbol, Fay Vincent, dijo tras el terremoto en San Francisco que interrumpió la Serie Mundial de 1989.

“Sabemos perfectamente en las Ligas Mayores de Béisbol que nuestras preocupaciones, nuestros temas, son modestos comparados con esta tragedia”, indicó el equipo de beisbol de Baltimore en un comunicado.

"El béisbol no es la prioridad. Queremos ser muy sensibles por la situación por la que atraviesa la comunidad. La tragedia más grande eclipsa nuestro pequeño y modesto evento deportivo”, añadió la escuadra de béisbol profesional.

Varios partidos de futbol se han jugado a puertas cerradas tras algunos disturbios causados en Asia y Europa, pero la medida es muy rara en la MLB.

“Los Orioles y las Ligas Mayores de Béisbol claramente han puesto su prioridad en el tema de la seguridad pública sobre la ganancia del equipo”, expresó Thorn.

Momentos antes de la primera jugada del partido, alrededor de unos 100 fanáticos trataron de comprar entradas en las taquillas del estadio Los Orioles, tomaron el campo en un recinto desolado.

Poco antes, el jardinero central de los Orioles Adam Jones le dijo a los reporteros: “no es fácil para nadie, sin importar la raza a la que perteneces... los niños están sufriendo”.

El juego de los Orioles de este miércoles fue televisado y trasmitido vía streaming de manera gratuita por la MLB.

Adam Eaton de las Medias Blancas tuiteó temprano: “vamos a hacer lo mejor para que los fanáticos salgan pronto de ahí. Deséenos suerte”, publicó Wish.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Pero fueron los Orioles quienes se adelantaron 7-0, incluyendo un cuadrangular del primera base Chris Davis que provocó algunas celebraciones de los fanáticos  que estaban afuera del estadio.

Poco después, el equipo de Baltimore ganó 8-2. Si bien fue entretenido, la décima victoria de la joven temporada realmente no dejó un buen sabor de boca a los integrantes de los Orioles.

Ahora ve
¿Quién pagará los honorarios de los abogados de ‘El Chapo’?
No te pierdas
×