3 razones por las que gastarás más a los 40 años que a los 30 años

El gasto no tiende a disminuir a medida que envejeces, por lo que debes estar preparado.
Lujo proporcional  Entre más ganancias, más gastos. Esto trae consigo el riesgo de no pensar en un ahorro para la última etapa de la vida.
Por: MAURIE BACKMAN para The Motley Fool
NUEVA YORK (CNNMoney) -

¿Qué grupo demográfico de Estados Unidos gasta más dinero? Uno pensaría que los estadounidenses más jóvenes -aquellos con menos probabilidades de estar casados o tener hijos- estarían a la cabeza, al menos en lo que respecta a la categoría de entretenimiento.

Sin embargo, los datos cuentan una historia diferente. Según el Bureau of Labor Statistics (BLS), el departamento responsable de estadísticas laborales, los menores de 25 años gastan en promedio 1,250 dólares al año en entretenimiento.

Las personas de 25 a 34 años, por otro lado, gastan más de 2,200 dls, mientras que el grupo de edad de 35 a 44 gasta casi 3,000 dólares.
Y no es sólo en entretenimiento. Los datos del BLS también revelan que las personas de 25 a 34 años gastan aproximadamente 6,200 dólares al año en alimentos, mientras que las de 35 a 44 años gastan 7,900 dólares.

Los gastos de vivienda también son mayores en ese grupo, los de 25 a 34 años desembolsan en ese rubro 17,200 dólares frente a los 20,600 dólares que gastan los de 35 a 44 años de edad. En salud o atención médica, el rango de 25 a 34 años gasta un promedio de 2,200 dólares al año, en tanto que el grupo de 35 a 44 años gasta alrededor de 1,000 dólares más.

Lo que todo esto nos dice es que el gasto no tiende a disminuir a medida que envejecemos. Más bien, al pasar de 30 a 40 años, debemos estar preparados para gastar aún más. Estas son algunas de las razones:

1. Tendemos a ganar más dinero

De acuerdo con datos del BLS, la mayoría de los gastos aumentan entre las edades de 30 y 40, pero también aumenta el ingreso. Mientras que el ingreso promedio de quienes tienen de 25 a 34 años oscila en 59,000 dólares, esa cifra salta a 78,000 dls para el grupo de 35 a 44 años de edad.

Mientras tanto, los gastos totales anuales de las personas entre 25 y 34 años ascienden en promedio a 48,000 dólares, pero aumentan a casi 59,000 dólares para los de 35 a 44 años.


Es lógico pensar que cuanto más dinero tenemos, más podemos gastar. Piense en esto: tal vez no puedas pagar una letra mensual de 400 dólares por un coche con un salario de 40,000 dólares, pero si tus ingresos aumentan a 50,000 dls, de repente tienes más margen en tu presupuesto.

Por supuesto, esto no quiere decir que debas gastar más dinero sólo porque tus ingresos han subido.

Por el contrario, debes utilizar ese incremento en los ingresos como una oportunidad de ahorrar. La mayoría de los estadounidenses, no obstante, no tienen esa mentalidad, lo que explica por qué casi dos tercios de nosotros ni siquiera tenemos 1,000 dólares en el banco.

2. Nuestros hijos se llevan todo nuestro dinero

Si tienes hijos, seguramente descubrirás que a medida que crecen tienden a drenar más tus recursos financieros.

O, para decirlo de otra manera, si creías que la etapa de los pañales era cara, prepárate para la etapa de la secundaria, donde las actividades extracurriculares, los campamentos de verano y el apetito voraz de los niños confabulan para robarte cada centavo que ganas.

Si bien es cierto que los bebés y los niños pequeños son caros, a medida que crecen los niños suelen hacerse más exigentes, y muchos padres batallan para decirles no.

3. Nuestras casas envejecen

¿Recuerdas la ilusión que te hacía comprar esa hermosa casita a los 30 años? Pues diez años más tarde empiezas a lidiar con composturas en el techo, la manita de gato a los gabinetes y la reparación de la puerta de la cochera que ya no abre.

Del mismo modo que los problemas de salud tienden a desarrollarse con la edad, también las casas tienden a requerir más mantenimiento conforme pasa el tiempo, y ese mantenimiento puede costarte.

También es factible que al llegar a los 40 años, a tu familia le quede pequeña la casa y necesite una más grande, lo que también equivale a gastar más.

Planea tus gastos, procura ahorrar

El hecho de que las personas de 35 a 44 años gasten en promedio unos 10,000 dólares más cada año que sus contrapartes una década más jóvenes nos dice una cosa: No podemos automáticamente planificar que gastaremos menos con el paso del tiempo. En todo caso, debemos planear gastar más.

Con todo, si eres capaz de anticipar tus gastos crecientes con el paso del tiempo, puedes tomar medidas para priorizar el ahorro manteniendo el gasto al mínimo.

Puedes comenzar comprometiéndote a vivir sistemáticamente por debajo de tus posibilidades, de manera que cuando aumenten tus ingresos también lo hagan tus ahorros.


¿Otra decisión inteligente? Adquiere el hábito de pagarte a tí mismo todos los meses antes de gastar un centavo.

Puedes establecer un plan de ahorro, de suerte que parte del dinero de cada cheque se vaya automáticamente a una cuenta de ahorros o de jubilación.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe los mejores tips para tu ahorro, gasto e inversión.

Esto último es particularmente ventajoso porque por lo general significa cosechar en el proceso algunos beneficios fiscales.

Por último, asegúrate de tener siempre a mano algunos ahorros de emergencia. No importa tu edad, nunca sabes cuándo puedes sufrir un accidente, enfermar o perder tu trabajo, y la única manera de encarar los gastos inevitables de la vida es estar preparado financieramente.

Ahora ve
Cinco lesiones escalofriantes en el deporte
No te pierdas
×