¿Estás embarazada? Consejos de finanzas personales de madre a madre

Seis personas te comparten sus mejores tips para recibir al nuevo integrante de tu familia sin los bolsillos rotos.
Durante el embarazo no dejes que la emoción dañe tu cartera.
La espera.  Durante el embarazo no dejes que la emoción dañe tu cartera.  (Foto: iStock)
Samantha Álvarez /
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

¿Ya tienes preparada la cuna, la ropa y los pañales para cuando llegue tu bebé? Tómalo con calma, la emoción de ser mamá primeriza puede hacerte comprar productos que no necesitas o gastar en cosas que puedes conseguir a menor precio.

Es normal que los padres busquen darle siempre lo mejor al primer hijo, pero lo cierto es que se encuentran más susceptibles a las deudas, el miedo y a la presión por los consejos de familiares, médicos y amigos. "La mejor clave es tener buena organización, así como un balance entre las verdaderas necesidades del pequeño y su situación económica”, sugiere Martín Rosa, gerente comercial de Old Mutual.

Los preparativos para la llegada del nuevo integrante de la familia no sólo tienen que ver con él, sino con tu salud financiera: "si tienes deudas elimínalas lo antes posible, comienza un ahorro de emergencia (que sea equivalente a tres meses de tu sueldo) y contrata un seguro educativo para tu hijo", sugiere Martín Rosa.

Lee: 4 regalos financieros que le encantarán a mamá

Para complementar estos consejos, cinco madres y un padre compartieron con Expansión su experiencia y tips para hacer frente a los gastos que llegarán con el nuevo integrante de la familia:

ANTES


1. Prevención
“Cuando tomé la decisión de ser mamá, contraté un seguro de gastos médicos mayores un año antes de embarazarme. Esto me permitió cubrir parte de los gastos del parto, pero recomiendo tener un ahorro extra para los adicionales. Nosotros gastamos 80,000 pesos en el parto y 10,000 más por el acompañamiento de una doula”. Claudia Medellín, mamá de Camila (2 años)

2. Chequeos permanentes
“Tuve a mi hijo en un hospital particular, porque ya lo había planeado así. Pero en el último ultrasonido detectaron que tenía paladar hendido, así que gasté más de lo que tenía contemplado. Mi hijo tuvo que estar un mes más en el hospital. Sugiero que si cuentan con seguro social también aprovechen el servicio de revisión mensual para detectar con anticipación cualquier problema que puedan tener sus hijos y prevengan esos gastos ”. Magali Rosas, madre de Carlos Aarón (4 años)

3. Tratamientos
“Como ya tenía más de 38 años cuando decidí embarazarme comencé a tomar, durante 12 meses, ácido fólico. Con ello garantizaba en 90% que no tuviera un bebé con alguna malformación. Si un bebé sano es mucho gasto, pues un bebé especial representa como ocho veces más”. Guadalupe Camacho, madre de Liam (4 años)

4. Ajústate a tu presupuesto
“Procura que el costo del hospital donde tengas a tu bebé no supere el 70% del presupuesto que tienes designado para el parto, así estarás preparada para eventualidades”. Jacobo Saltiel, papá de Sammy (18), Ari (7) y Danna (6 años)

DURANTE


5. Descansa en casa
“Al ser una mamá ‘añosa’ busqué que el hospital donde naciera mi bebé tuviera todas las necesidades: banco de sangre, incubadora y vacunas. Hice comparación de cuánto costaría un privado y uno público. Decidí irme al IMSS, donde me hicieron una cesárea y, como todo salió bien, me di de alta voluntaria a las 24 horas de la cirugía, me fui a descansar y recuperar en mi casa. Luego me vio mi ginecólogo privado y me quitó los puntos en consulta a los siete días. Así que prácticamente no gasté en hospital y me recuperé en mi casa”. Guadalupe Camacho

6. Ofertas
“En julio y agosto los centros comerciales hacen ofertas de 3x2 en pañales, ropa y toallitas húmedas, así que compro para todo el año. La ropa trato de comprarla de su talla actual y de una más grande”. Yuridia Torres, madre de Mateo (5 años) y Paolo (18 meses)

“Cada vez que iba al supermercado me daba una vuelta por el departamento de niños y bebés y veía si había ofertas en productos que iba a utilizar mucho tiempo, como shampoo o jabón, y los compraba, iba haciendo mi stock para cuando el bebé llegara”. Jatziri López, mamá de Anja (10)

7. De segunda mano
Comprar ropa, accesorios o juguetes de segunda mano para tus hijos no es tan mala idea. Puedes hacer el intercambio de cosas y prendas entre familiares, amigos y en grupos en Facebook. Los bebés crecen rápido y dejan todo pronto, con esta estrategia puedes ahorrar de 50 a 70% de su costo original. Comprar una carriola o una cuna de segunda mano no significa menos amor para tu bebé. Lo importante es que cuando nazca no debas nada. Medellín, Torres, Camacho y Saltiel

8. Evita gastos absurdos
“Hay gente que gasta en mesas de dulces y regalitos personalizados con el nombre de bebé en el babyshower, o en un letrero y arreglo para la puerta del cuarto del hospital donde dio a luz, o regalos para los visitantes al hospital y las enfermeras. Esto es innecesario y demanda tiempo y recursos que podrías dedicar a tu bebé”. Claudia Medellín

Una carreola grande, mordederas, móviles, lámparas de luz tenue o un calentador para toallas en invierno son objetos que no ocuparás. Espera a que crezca tu hijo y si requiere dichos productos, cómpralos. Compara precio, calidad y pregunta si hay marcas genéricas, antes de hacer el gasto. Saltiel y Medellín

9. El babyshower
En los babyshowers tus seres queridos pueden obsequiarte ropa y accesorios para el bebé, hasta es posible que no necesites comprarle nada extra cuando nazca. Los regalos en efectivo también son bienvenidos, en ellos los invitados depositan en un sobre la cantidad de dinero que quieran y la mamá lo usa para lo que necesite. También puedes vender los regalos repetidos y con ese dinero comprar lo que realmente necesite el bebé. López y Camacho

10. No compres más de la cuenta
“Durante el embarazo te dicen que debes ‘alimentarte bien‘ y ‘comer por dos’. Algunas mamás comienzan a tomar suplementos, eso lo que ocasiona es sobrepeso. Un ginecólogo y nutriólogo te pueden orientar mejor y sin gastar más de la cuenta “. Jatziri López

11. Asegura su salud
Compra un seguro médico para tu bebé, es un instrumento que le garantiza atención médica de calidad y a bajo costo. Las consultas con el pediatra pueden ir desde 350 hasta 1,200 pesos. Con este tipo de seguros cuestan la mitad. López y Saltiel

DESPUÉS


12. Amamanta
“Amamantar es una maravilla, además de tener una crianza con apego, te ahorras miles de pesos en fórmula para bebé. Un bote con 900 gramos de fórmula puede costar 600 pesos y dura dos semanas. Son carísimas. También ahorras tiempo lavando y esterilizando mamilas”. Claudia Medellín

13. Viaja gratis
“Los bebés menores de dos años no pagan boleto de avión. Así que aproveché para viajar mucho mientras Mateo estaba pequeño”. Yuridia Torres

14. Cuida su alimentación
“Los alimentos naturales, como las papillas hechas de frutas o verduras frescas, le harán mejor a tu bebé. No compres comida enlatada por anticipado o fórmulas que no sabes si le van a caer bien a tu hijo”. Jacobo Saltiel

“En casa le he enseñado a mi hijo a comer de todo, por eso no hay prácticamente desperdicio de alimentos. Come lo que los adultos, no es alérgico a ningún alimento y eso también ayuda”. Guadalupe Camacho

15. Aprende a decirle 'no'
“Después de los ocho meses o un año, el niño comienza a pedirte dulces. Aprende a decirles que no es momento. El niño debe entender cuáles son tus posibilidades de tiempo y dinero. Si los involucras y explicas por qué no puedes hacer ese gasto, ya no te sientes incómoda o mal por decirles 'no' en ese momento. Te evitarás muchos gastos en el futuro”. Jatziri López

Ahora ve
¿Te imaginas que te pagaran por irte a trabajar en bicicleta eléctrica?
No te pierdas
×