El Papa alerta por obsesión por Internet

Benedicto XVI condenó el uso abusivo de redes sociales en la Web como Facebook o Myspace; dijo que cuando el deseo de conexión virtual se vuelve excesivo la persona termina aislada.
Internet computadora  (Foto: Archivo)
CIUDAD DEL VATICANO (Notimex) -

El Papa Benedicto XVI alertó hoy contra la obsesión en la que pueden incurrir los usuarios de Internet, quienes abusan de los sitios de amistades en línea (como Facebook o Myspace) y terminan por aislarse de la realidad.

Esto en su mensaje para la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales dado a conocer por El Vaticano en seis idiomas bajo el título: "Nuevas tecnologías, nuevas relaciones. Promover una cultura de respeto, de diálogo, de amistad".

"Sería una pena que nuestro deseo de establecer y desarrollar las amistades online fuera en deterioro de nuestra disponibilidad para la familia, los vecinos y quienes encontramos en nuestra realidad cotidiana, en el lugar de trabajo, en la escuela o en el tiempo libre", escribió.

"Cuando el deseo de conexión virtual se convierte en obsesivo -agregó-, la consecuencia es que la persona se aísla, interrumpiendo su interacción social real".

Según el pontífice con esas acciones se termina por alterar los ritmos de reposo, de silencio y de reflexión necesarios para un sano desarrollo humano.

En contraposición alabó el surgimiento de "nuevas redes digitales" que tratan de promover la solidaridad humana, la paz, la justicia, los derechos humanos, el respeto por la vida y el bien de la creación.

Estas redes, sostuvo, pueden facilitar formas de cooperación entre pueblos de diversos contextos geográficos y culturales, permitiéndoles profundizar en la humanidad común y en el sentido de corresponsabilidad para el bien de todos.

A lo largo del texto de tres páginas, el Papa analizó el impacto de los instrumentos comunicativos modernos como los teléfonos celulares y las computadoras, sobre todo en los jóvenes pertenecientes a lo que calificó de "generación digital".

Pidió a quienes producen contenidos para estos medios evitar palabras e imágenes degradantes para el ser humano, excluir lo que alimenta el odio y la intolerancia, envilece la belleza y la intimidad de la sexualidad humana, o lo que explota a los débiles e indefensos.

Joseph Ratzinger constató también que la aparición de las nuevas tecnologías ha abierto caminos para el diálogo entre personas de diversos países, culturas y religiones gracias a un nuevo espacio digital llamado "ciberespacio".

Pero indicó que, para lograr frutos positivos de estos encuentros a través de Internet, se requieren formas "honestas y correctas de expresión", además de una escucha "atenta y respetuosa".

"El diálogo debe estar basado en una búsqueda sincera y recíproca de la verdad, para potenciar el desarrollo en la comprensión y la tolerancia", apuntó.

Solicitó no dejarse engañar por quienes "tan sólo buscan consumidores en un mercado de posibilidades indiferenciadas, donde la elección misma se presenta como el bien, la novedad se confunde con la belleza y la experiencia subjetiva suplanta a la verdad".

Además estableció que sería "un grave daño para el futuro de la humanidad" si los nuevos instrumentos de comunicación no fueran accesibles a quienes ya están social y económicamente marginados.

"Deseo animar a todas las personas de buena voluntad y que trabajan en el mundo emergente de la comunicación digital, a que se comprometan a promover una cultura de respeto, diálogo y amistad", manifestó.

Ahora ve
No te pierdas