Franco suizo ahuyenta a los compradores

La fortaleza de la divisa frente al euro orilla a cada vez más suizos a gastar en países vecinos; el franco suizo se ha revaluado 10% frente a la moneda común durante el primer semestre de 2010.
europa eurozona crecimiento JI.jpg  (Foto: Jupiter Images)
TIENGEN, ALEMANIA (CNN) -

Uwe Zimmermann conduce casi a diario su convertible verde oscuro adornado con una bandera suiza desde su casa en el cantón de Aargau hacia Alemania, al otro lado de la frontera, para comprar alimentos. "¿Por qué habría de ser embaucado con los precios? Gano buen dinero, vivo bien, pero todos tenemos que hallar la forma de llegar a fin de mes", dijo, vistiendo pantalones cortos y una camiseta parado en un estacionamiento. Zimmermann no es el único.

El alza del 10% del franco suizo respecto del euro en los primeros seis meses del año está llevando a los compradores de Suiza al extranjero, a los exportadores a advertir que las ganancias se hundirán, y a los turistas a buscar destinos más económicos.

Se espera que este verano boreal las estadías en hoteles caigan un 5% entre los turistas de la zona del euro, según dijo la consultora BAK Basel.

Si bien pueden tener un idioma en común, alemanes y suizos no comparten las mismas características como compradores: los alemanes en Suiza son generalmente considerados austeros clientes de tiendas de descuento, mientras que los suizos tradicionalmente gastan en calidad.

Pero ahora, a pesar de la robusta recuperación económica y el desempleo comparativamente bajo, los periódicos están llenos de consejos para los buscadores de ofertas, mientras los precios en Suiza se disparan por sobre los de sus países vecinos.

Se dice que algunos suizos regresan de Alemania con sus compras en bolsas de tiendas suizas para evitar que sus vecinos piensen que son antipatriotas.

"Hay ganadores -los consumidores que se dan cuenta de que vale la pena ir al otro lado de la frontera, están las compañías que se benefician porque se dan cuenta de que obtienen productos que en Europa se han vuelto más baratos. En cambio, las compañías que comercian y exportan en euros se están viendo perjudicadas", dijo Jan-Egbert Sturm, director del instituto Económico KOF.

Suiza soportó la crisis económica mucho mejor que otros países en Europa. Se espera que reporte un crecimiento saludable este año y la deuda pública está bien por debajo de la de la mayoría de sus vecinos. Por lo tanto, el franco suizo está en alza.

Cuando los suizos van al otro lado de la frontera a hacer las compras, ellos sacan ventaja de un cambio favorable de alrededor de 1.37 francos por cada euro y pueden pedir de regreso a las autoridades alemanas un impuesto al valor agregado de 19%.

Las aduanas suizas, no obstante, aplican impuestos a las compras que superen los 300 francos suizos (287 dólares).

"Aún nos ahorramos un cuarto tal vez", dijo Anna Maurer, también del cantón de Aargau.

El número de personas que presenta artículos para declarar en la aduana aumentó un 10% en los primeros seis meses del año, según autoridades de la guardia fronteriza de Suiza en Basel, indicio del incremento en los denominados "turistas compradores".

Las estadísticas de las personas que han sido sorprendidas violando las normas no están disponibles.

Negocio creciente

Los vendedores alemanes están tratando de atraer clientes ayudando a los suizos a lidiar con la burocracia.

Un concesionario de autos en Tiengen que vende Skodas, populares en Suiza, tiene a mano los papeles para pasar los autos por la aduana y no coloca su autoadhesivo sobre los vehículos, ya que a los clientes suizos no les gusta mostrar que compran sus autos en el extranjero.

El gerente Erich Waser dijo que la actividad comercial proveniente de Suiza ha aumentado en los últimos meses: "El cambio de un 10 a un 15% en la tasa es lo que está haciendo la diferencia".

Coop, la segunda mayor cadena de supermercados de Suiza, ha respondido al franco más fuerte con una disminución de precios en más de 150 productos, desde cervezas a baguettes y pescado congelado.

Una portavoz no dijo si eso una táctica para evitar que los compradores viajen al exterior. Un estudio de Coop muestra que los turistas compradores el año pasado adquirieron productos por casi 2,000 millones de francos.

El franco, considerado por los inversores como un refugio, subió respecto del euro debido a los temores del mercado ante Grecia, y en junio el banco central, que había controlado el tipo de cambio, retiró su promesa de intervenir, lo que lo hizo alcanzar el 1 de julio un máximo de 1.307 francos por cada euro.

Por ahora las exportaciones han permanecido fuertes, desafiando la divisa, pero los economistas y el grupo de maquinarias e industria eléctrica Swissmen han advertido sobre el impacto negativo del aumento del franco.

"Pasará un tiempo hasta que se sientan las consecuencias de tal aumento", dijo Sturm.

"Muchas compañías habían fijado sus precios con anterioridad, habían compensado su exposición a las divisas extranjeras, pero tarde o temprano tendrán que cubrir estos riesgos y eso cambiará los costos", señaló.

Pero la caída en las exportaciones podría verse limitada. Los productos suizos son preferidos por su calidad y los economistas dicen que la elasticidad en los precios de las exportaciones es relativamente baja. Un cambio del 1% en el precio podría solo bajar la demanda en medio punto porcentual.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

En la ciudad medieval alemana de Koblenz, sobre el lago Constance, la actividad comercial también está en ascenso para Mandy Klein, quien dirige un servicio que recibe encargos de clientes suizos a través de Internet, quienes luego los recogen en la casa de Klein a cambio de una tarifa, evitando los altos costos del correo.

"Ha funcionado muy bien. El boca en boca está trabajando de manera excelente," dijo Klein.

Ahora ve
¿Sabes cuántos gérmenes hay en los lugares que tocas comúnmente?
No te pierdas
×