Indonesia será más ‘dulce’ que China

El país se encamina a ser el mayor importador mundial de azúcar, desplazando a los chinos; Indonesia cuenta con 8 refinerías, la mayoría de ellas fueron construidas en la última década.
Azúcar  (Foto: Jupiter Images)
LONDRES/YAKARTA (CNN) -

Los esfuerzos aún infructuosos de Indonesia por impulsar su producción de azúcar, en medio de la falta de tierras y la baja inversión, están obligando al país a comprar más endulzante y lo están encaminando a convertirse en el mayor importador mundial del producto desplazando a China.  El consumo de azúcar en Indonesia, el cuarto país más poblado del mundo con casi 240 millones de habitantes, se espera que crezca cerca del 4%, según la Organización Internacional del Azúcar (ISO, por su sigla en inglés).

Pero frente a esta situación, el país no ha logrado elevar su producción de azúcar para cubrir los requerimientos domésticos, a diferencia de otros importadores como China y Rusia, y ha optado por importar el endulzante sin refinar y apuntalar su sector de refinación, en lugar de alentar las importaciones de azúcar blanca.

"Prevemos que Indonesia importará 2.15 millones de toneladas de azúcar sin refinar en el 2012/13 (Octubre/Septiembre), lo que convertirá al país en el mayor importador de azúcar sin refinar del mundo", dijo Sergey Gudoshnikov, economista de ISO.

"Están condenados a buscar importaciones a gran escala", agregó.

Yamin Rahman, director ejecutivo de la asociación de la industria de azúcar refinada de Indonesia dijo que "nuestras importaciones de azúcar son elevadas debido a que nuestra población es grande y nuestra producción local de azúcar no es suficiente para cubrir nuestra demanda", sostuvo.

Indonesia cuenta con ocho refinerías de azúcar, la mayoría de las cuales fueron construidas en la última década, mientras que otras dos plantas están en construcción, según datos de Czarnikow.

China y Rusia han tomado ventaja de los altos costos en la producción de azúcar en el mayor productor Brasil, lo que contribuyó al alza en los precios globales del endulzante, para desarrollar su propia producción doméstica.

La dificultad para hallar tierras en las principales regiones productoras de Java y las condiciones climáticas adversas ha tenido una influencia restrictiva en Indonesia.

Ahora ve
La vaquita marina, el negocio de la extinción
No te pierdas
×