¿Carne bovina afecta semen de su hijo?

Las mujeres embarazadas que comen mucha carne alumbran a bebés con bajas concentraciones de sem pesticidas, hormonas y contaminantes en la alimentación del ganado serían los responsables del
El estudio concluyó que a mayor carne, menor semen.  (Foto: )
WASHINGTON (CNN) -

Las mujeres que comen mucha carne bovina durante el embarazo dan a luz bebés que tendrán bajas concentraciones de semen, escribieron los investigadores en la revista Human Reproduction.

Los expertos creen que los pesticidas, las hormonas y los contaminantes presentes en la alimentación del ganado serían los responsables de este efecto perjudicial.

Los químicos pueden acumularse en la grasa de los animales que consumen alimento o pasto contaminado. Además, el ganado suele recibir hormonas para mejorar su crecimiento.

"En los hijos de altas consumidoras de carne vacuna (más de siete porciones por semana), la concentración de semen fue un 24.3% menor", dijeron los investigadores.

El equipo del Centro Médico de la University of Rochester, en Nueva York, estudió los datos de las parejas de 387 mujeres embarazadas de cinco ciudades, entre el 2000 y el 2005, y de las madres de los futuros padres.

De los 51 hombres cuyas madres recordaban el consumo de mayor cantidad de carne vacuna, el 18% tenía recuentos de esperma calificados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como "subfértiles".

"La concentración promedio de semen en los hombres del estudio descendió a medida que aumentaba el consumo de carne de sus madres. Pero esto debe seguirse cuidadosamente antes de que pueda esbozarse cualquier conclusión", señaló Shanna Swan, quien dirigió la investigación.

Swan dijo que le gustaría estudiar a hombres infértiles para ver si en ellos también se encuentran resultados similares.

"Realmente me sorprendí cuando descubrimos esto. Fue una relación muy fuerte", indicó Swan.

La experta admitió que la investigación es limitada, dado que este tipo de estudio retrospectivo no es tan efectivo como aquellos que realizan un seguimiento de las personas en tiempo real.

Pero Swan cree que las mujeres pueden recordar con bastante precisión su alimentación durante el embarazo.

Ahora, la investigadora quiere evaluar a los hombres jóvenes que viven en la Unión Europea, donde desde 1998 está prohibida la aplicación de hormonas para estimular el crecimiento del ganado.

 

 

Ahora ve
No te pierdas