La economía se inclina por Barack Obama

Los temores de una recesión económica asegurarían al candidato la presidencia de Estados Unidos la predicción se basa modelos económicos que han definido a ganadores de elecciones pasadas.
Las dificultades económicas en EU beneficiarían políticament  (Foto: )
WASHINGTON (CNN) -

Algunos modelos económicos que han predicho correctamente al ganador de casi todas las elecciones presidenciales estadounidenses en la era de la posguerra indican que los temores de recesión asegurarán la victoria de Barack Obama en noviembre.

Tres estudios por separado mostraron que el candidato presidencial demócrata ganaría entre el 52 y el 55% del voto popular el 4 de noviembre, basado en las actuales estimaciones económicas pesimistas.

Cualquier empeoramiento adicional del panorama económico reforzaría ese resultado electoral, y muchos analistas creen que las cosas sí bajarán aún más antes de los comicios.

"La economía ciertamente no va a ser positiva para los republicanos", dijo Ray Fair, un profesor de economía de la Universidad de Yale que armó el primero de los modelos, en 1978.

Su modelo, que asumía un crecimiento económico estadounidense pobre de 1.5% y una tasa de inflación de 3%, predijo que la participación del candidato republicano John McCain en el voto será de 47.8%, entregando a Obama el 52.2%.

"Es un margen decente pero no es un abrumador", dijo Fair, quien aplicó su modelo en abril. "Habría sido mucho mayor si hubiera habido una recesión en el 2008", indicó.

El ritmo de la actividad económica de Estados Unidos se duplicó en el segundo trimestre a una tasa anualizada de 1.9%.

Pero los datos previos fueron revisados a la baja para mostrar que la producción se contrajo 0.2% en los tres meses finales del año pasado, el desempeño más débil desde el 2001, y se expandió sólo ligeramente en el comienzo del 2008.

"¡Es la economía, estúpido!", era una frase usada ampliamente durante la exitosa campaña presidencial de Bill Clinton en 1992 contra George H.W. Bush para recordar a los votantes que una recesión había ocurrido durante la administración de Bush.

El modelo de Fair, y una versión elaborada por Macroeconomic Advisers, una firma de proyecciones con sede en St. Louis, combinan factores políticos con la economía para establecer científicamente que a los votantes lo que más les importa es su propio bolsillo.

Ciertamente, los sondeos de opinión hallan consistentemente que la economía es la cuestión más importante para los votantes estadounidenses.

Un tercer trabajo es un modelo de "Pan y Paz" desarrollado por Douglas Hibbs, un profesor de economía retirado de la Universidad de Goteborg en Suecia, que sigue siendo un académico del Centro de Investigaciones del Sector Público de esa ciudad.

Su trabajo muestra que las elecciones presidenciales estadounidenses se pueden predecir bien sólo viendo dos fuerzas fundamentales: el crecimiento del ingreso real disponible promedio per cápita ponderado, y el número de muertes militares estadounidenses en el campo de batalla extranjero.

"El crecimiento del ingreso real per cápita promedio probablemente será sólo de alrededor de 0.75% en el día de las elecciones. Además, las bajas acumuladas del ejército estadounidense en Irak alcanzarán las 4,300 o más", dijo en una actualización de su modelo en junio.

"Dadas esas dos condiciones fundamentales, el modelo de Pan y Paz predice una participación centrada en el 48.2% para los republicanos en una votación de dos partidos".

Ahora ve
No te pierdas