Dios es mejor que los médicos: sondeo

La intervención divina puede salvar más vidas que los doctores, opinan muchos estadounidenses; la mayoría de los entrevistados opinaron que los médicos deben aprender a lidiar con los milagr
57% de los encuestados confían en que un milagro podría salv  (Foto: )
CHICAGO (AP) -

Cuando se trata de salvar vidas, Dios parece superar con gran ventaja a los médicos, según la opinión de muchos estadounidenses.

Una encuesta revela una fuerte creencia de los entrevistados en que la intervención divina puede revivir pacientes agónicos. Y los investigadores dijeron que los médicos "necesitan estar preparados para lidiar con familias que están aguardando un milagro".

Un 57% de los entrevistados para una encuesta patrocinada por la revista especializada MondayArchives of Surgery dijeron que la intervención divina puede salvar a un miembro de su familia aún cuando los médicos declaren que un tratamiento es inútil. Y casi tres cuartas partes dijeron que los pacientes tienen el derecho a exigir ese tratamiento.

Cuando se pidió a médicos y otros trabajadores de salud que imaginaran una situación en que un familiar estaba gravemente enfermo o lesionado, casi un 20% reconoció que Dios podía revertir una situación desesperada.

En la encuesta fueron entrevistados por vía telefónica 1,000 adultos estadounidenses elegidos al azar. Las entrevistas se efectuaron en el 2005. También se entrevistó a 774 médicos, enfermeras y otros trabajadores de la salud, que respondieron a preguntas hechas por correo.

No se informaron las razones de que la encuesta fue divulgada con tres años de demora.

Las preguntas de la encuesta trataban en su mayor parte con muertes intempestivas causadas por accidentes o violencia. Esas muertes son más inesperadas que las causadas por enfermedades prolongadas, tales como el cáncer, y los pacientes suelen ser más jóvenes.

El doctor Lenworth Jacobs, profesor de cirugía de la Universidad de Connecticut, fue el líder del estudio.

El dijo que mejoras en el tratamiento de traumas han permitido que pacientes sobrevivan más tiempo. Eso significa que especialistas en traumas "están mucho más comprometidos en el proceso de muerte", explicó.

Jacobs dijo que con frecuencia tropieza con personas que creen que Dios salvará a sus seres queridos y quieren que los médicos continúen atendiéndolos.

"Usted no puede decir que eso es insensato. Usted tiene que respetar" esos sentimientos, indicó.

Y cuando las evidencias indican una muerte inminente, dijo Jacobs, los familiares necesitan saber "que no es que usted rechace la posibilidad de un milagro, sino que ese milagro no ocurrirá con ese paciente".

Ahora ve
No te pierdas