Gravan contaminación de autos en Milán

Los automóviles pagarán hasta 10 euros al día por circular en algunas calles de la ciudad itali la medida estará a prueba un año y afectará a un parque de 89,000 vehículos.
A un año de la entrada en vigor del Reglamento de Tránsito M
MILÁN (CNN) -

La ciudad italiana de Milán puso en marcha el miércoles un “impuesto de contaminación” para los conductores en un esfuerzo por reducir los niveles de polución.

Varios automovilistas se quejaron sobre la escasez de puestos de venta del pase que autoriza el ingreso al centro de la capital financiera italiana y el sitio web del Ayuntamiento que permitía los pagos en internet colapsó la víspera del día en el que la medida entró en vigor.

Bajo el innovador sistema “EcoPass” los coches serán gravados con hasta 10 euros al día y la tasa se gradúa según la cantidad de polución que el motor del coche produzca.

Lanzado como una prueba de un año, el impuesto tiene como objetivo los 89,000 vehículos que cada día atascan el centro de la ciudad del norte de Italia, donde la polución rebasa en ocasiones los límites fijados por la Unión Europea.

El impuesto está siendo facturado como el primero de su clase en toda Europa.

Londres, que tomó el liderazgo en este tipo de medidas cuando introdujo una tasa similar en 2003, está preparando una tarifa para camiones, autobuses y coches que entren en su primera “zona de bajas emisiones” a partir del 4 de febrero.

Otras ciudades italianas, hogar de marcas de motor como Fiat, Ferrari y Alfa Romeo, están tomando medidas para controlar las emisiones de humo de uno de los países con la mayor tasa de coches por ciudadano.

Turín y Génova están considerando introducir tasas sobre la polución en sus centros, mientras que Roma extenderá prohibiciones para los vehículos más contaminantes a partir del 10 de enero.

El examen real para el sistema de Milán llegará la próxima semana, cuando los colegios y negocios vuelvan a funcionar después de la vacaciones de Navidad.

“El tráfico es un 40 por ciento menor hoy”, dijo Edoardo Croci, el funcionario de la ciudad que diseñó la medida.

“No podríamos imaginar un inicio mejor. Todo estaba tranquilo. No hemos tenido las emergencias que los críticos habían imaginado”, agregó.

Croci dijo que sobre el 80 por ciento de los coches que entraron en la ciudad el miércoles no tuvieron que pagar porque tenían instalados filtros anti smog, por lo que están exentos.

La mayoría de los coches nuevos están exentos del impuesto, mientras que los dueños de coches antiguos pagarán las tasas más altas.

Ahora ve
No te pierdas