Iglesia antigay festeja muerte de marine

La entidad pagará 10.9 mdd por decir que el hecho es un castigo por tolerar la homosexualidad; miembros de la iglesia acudieron al funeral de Matthew Snyder, donde entonaron canciones de odi
Miembros de la Iglesia Bautista de Westboro 'celebraron' la  (Foto: )
BALTIMORE (CNN) -

Un jurado ordenó que una iglesia del estado de Kansas que se opone a los homosexuales pague 10.9 millones de dólares en daños a los familiares de un soldado estadounidense que murió en Irak, debido a que sus integrantes festejaron su muerte en el funeral.

Miembros de la iglesia, que dijeron que la muerte del cabo Matthew Snyder era el castigo de Dios a Estados Unidos por tolerar la homosexualidad, asistieron en el 2006 al funeral en Maryland, donde entonaron canciones que decían "te vas al infierno" y "Dios te odia".

El jurado federal determinó que la Iglesia Bautista de Westboro, con base en Topeka, y tres de sus directores invadieron la privacidad de la familia del fallecido y les infligieron daños emocionales.

Albert Snyder, padre del marine, testificó que su hijo no era homosexual, pero la iglesia se centró en el Ejército como símbolo de la tolerancia de Estados Unidos a los gays. Matthew Snyder murió en combate en Irak en marzo del 2006.

El jurado otorgó a la familia de Snyder 2.9 millones de dólares como indemnización por perjuicios, además de 8 millones de dólares como indemnización punitiva por daños en la primera demanda civil contra la iglesia, que se ha manifestado en unos 300 funerales militares en los últimos dos años.

La demanda señala que difama a soldados estadounidenses, acusándolos de ser adoctrinados por "propaganda homosexual".

"Espero que sea suficiente para disuadirlos de que hagan esto a otras familias. No se trata del dinero. Se trata de detenerlos", sostuvo Snyder, de York, Pennsylvania.

La iglesia, que no está afiliada a ninguna denominación mayor, está dirigida por el reverendo Fred Phelps, quien ha encabezado una campaña contra la homosexualidad durante años. La mayoría de los 70 miembros de la congregación pertenecen a su familia.

"Le tomará unos pocos minutos a la Corte de Apelaciones del Cuarto Circuito revertir esta cosa tonta", afirmó Phelps.

Su hija Shirley Phelps-Roper, quien también es una de los acusados, prometió continuar protestando en funerales militares y dijo que la decisión de la corte era un golpe contra la libertad de expresión.

Ahora ve
No te pierdas