Harry Potter vende más que la Biblia

En Estados Unidos, las aventuras del joven mago podrían superar fácilmente al "libro santo"; sus producciones cinematográficas también se espera que superen a leyendas como Bond y Star War
"Harry Potter y los santos mortales": más solicitado en EU q  (Foto: )
(Bloomberg) -

En EU, la Biblia suele ser el libro más popular (se vendieron 25 millones de ejemplares en 2005). A la fecha, la saga de Harry Potter ha vendido 325 millones en todo el mundo. El último de la serie, Harry Potter y los santos mortales, podría superar las ventas de la Biblia fácilmente este año.

La revista Advertising Age sumó las ventas de productos relacionados con Potter y superan 15,000 mdd. Los libros representaron la mayor fracción (9,000 mdd), pero el ingreso por los filmes (4,400 mdd), DVD (1,000 mdd) y renta televisiva (hasta 495 mdd) fue igualmente asombroso.

A fines de 2007, las cintas de Potter superarán a Star Wars y James Bond como las sagas más taquilleras de la historia. Y a Potter todavía le faltan dos películas por rodar.

Hay muchos libros tan divertidos como los escritos por JK Rowling –como la trilogía Dark Materials, de Philip Pullman–, pero Potter se llevó el premio mayor. ¿Por qué?

Libros y películas son distintos a otros productos por la calidad de la experiencia. Al comer una manzana, mi placer no depende de que un colega haga lo mismo. Pero cuando ambos vimos la misma cinta o leímos el mismo libro, podemos disfrutar una conversación al respecto.

Los economistas llaman a esas interacciones ‘externalidades de red’ y, cuando se presentan, el éxito de un producto puede dispararse conforme más personas lo conocen.

Es obvio que las externalidades son mucho más poderosas en la era de internet. Los portales electrónicos, salones de chat en línea y videojuegos de Potter ofrecen a sus seguidores la oportunidad de prolongar el disfrute y de extender la red mucho después de haberse leído el libro. Esto crea las condiciones para que el volumen siguiente de la serie, resulte un éxito aún mayor.

Y uno podría preguntarse: ¿Qué hubiera sido de Potter sin internet?

Ahora ve
No te pierdas