El 'foie gras' recibe condena vaticana

El Papa Benedicto XVI expuso su inconformidad por la alimentación forzada de los patos francese otros gobiernos se unieron a la cruzada, pero los galos duplicaron la exportación de este produ
El hígado graso fue declarado 'patrimonio cultural protegido  (Foto: )
(Bloomberg) -

El papa Benedicto XVI condenó la alimentación forzada de los patos en Francia para producir foie gras (hígado graso), un platillo de muy alta estima para la cocina francesa.

El pontífice no es el único en la cruzada a favor de la no sobrealimentación de patos y gansos, la familia real holandesa decidió no ofrecer foie gras en sus banquetes y el gobernador de California, Arnold Schwarzenegger, sancionó una ley que lo prohibirá.

En abril, Chicago prohibió a los restaurantes servir foie gras y desde 1998 la Unión Europea declaró ilegales las prácticas agrarias que causen “daño innecesario” a los animales, lo que llevó a Italia, Alemania y Polonia a abolir la fabricación del producto en sus respectivos territorios.

Sin embargo, Francia no cede. En enero de 2006, el gobierno galo declaró al foie gras “patrimonio cultural protegido”, dando a la cría de gansos y patos el mismo trato legal en derechos que a las corridas de toros en España.

Francia tiene buenas razones para ello: fabrica 75% del foie gras global. En 2006 produjo 19,552 toneladas, 25% más que en 2000 y las exportaciones se duplicaron durante ese periodo.

De hecho, el año pasado 42% de las familias francesas compraron foie gras, por encima de 39% en 2003, apunta la empresa de sondeos TNS Sofres, de París.

“Mi mayor problema es que no puedo producir lo suficiente”, comenta Jean-François Fayol, de 41 años, un granjero de Sorges, un pueblo del suroeste francés, donde él cría unos 2,000 patos al año.

La ceba de animales data del antiguo Egipto. Sin esa práctica, el hígado de un ganso es similar en tamaño, gusto y color al de un pollo. Después de la ceba, pueden alcanzar 10 veces su tamaño (hasta 850 gramos).

El grupo People for the Ethical Treatment of Animals (Gente en defensa de un trato ético de los animales) dice que cebar a los animales es una tortura. “El foie gras es uno de los raros alimentos que necesitan que los animales sean tratados cruelmente en cada paso del proceso”, explica Matt Prescott, responsable de la campaña.

Ahora ve
No te pierdas