Nicotina ayuda a frenar mal de Parkinson

Investigadores dicen que la sustancia aliviaría los movimientos incontrolables de la enfermedad la enfermedad de Parkinson se caracteriza por la muerte de células cerebrales que producen dopa
Investigadores recomendaron a los enfermos de mal de Parkins
WASHINGTON (CNN) -

La nicotina podría ayudar a aliviar algunos de los temblores y movimientos debilitantes e incontrolables causados por la enfermedad del Parkinson y su tratamiento, aseguraron investigadores.

Monos a los que se les dio una bebida con nicotina antes de un tratamiento con medicamentos para el Parkinson mostraron una reducción del 50% en los movimientos asociados con el tratamiento.

Cuando se les dio la bebida luego del tratamiento, presentaron una caída del 35% en los movimientos, conocidos como discinesias.

El hallazgo, que será publicado en los Annals of Neurology, sugiere que podría ser posible mejorar las vidas de los pacientes que tienen opciones muy limitadas.

"Podría ser también el único fármaco útil para reducir las discinesias sin empeorar la enfermedad de Parkinson", afirmó en entrevista telefónica Maryka Quik, del Parkinson's Institute and Clinical Center, en Sunnyvale, California, y quien lideró el estudio.

La enfermedad de Parkinson, que afecta a más de 1 millón de pacientes en Estados Unidos, se caracteriza por la muerte de células cerebrales que producen dopamina.

La dopamina es un neurotransmisor, o químico transmisor de mensajes, asociada con el movimiento. Los medicamentos pueden retrasar los síntomas durante un tiempo, pero no hay un buen tratamiento ni cura.

El principal tratamiento, levodopa o L-dopa, causa movimientos involuntarios anormales después de un tiempo.

Durante años, los investigadores han notado que la gente que fuma y bebe café parece tener un riesgo más bajo de Parkinson y algunos estudios han sugerido que la nicotina podría proteger, de alguna manera, las células cerebrales y nervios.

Quik dijo que los hallazgos de su equipo parecen revelar un efecto distinto de la nicotina.

Los investigadores provocaron el Parkinson en ratas y luego en monos, dañando la zona del cerebro en la que se genera la dopamina. Les dieron refrescos con nicotina antes y después de administrarles la levodopa.

"La nicotina no sólo es neuroprotectora, también protege contra las discinesias inducidas por la L-dopa. Los dos efectos son exclusivos", sostuvo Quik. La nicotina no pareció interferir en los efectos beneficiosos del fármaco.

Su equipo está ahora trabajando con compañías que producen medicamentos parecidos a la nicotina para preparar una prueba con personas.

La clave esté probablemente en canales químicos hacia las células cerebrales llamadas receptores nicotínicos, dijo Quik. Los fármacos que trabajan para afectar estos de manera más precisa que la nicotina también podrían funcionar mejor y de manera más segura sobre las personas.

Los parches de nicotina están disponibles sin receta para la gente que quiere dejar de fumar, pero Quik no aconsejó a los pacientes con Parkinson que los prueben.

"Es muy importante encontrar las condiciones apropiadas y la dosis apropiada", concluyó.

Ahora ve
No te pierdas