No pagan pasaje y van a prisión en Cuba

Tres personas fueron condenadas de dos a cinco años de cárcel por cometer actos de 'vandalismo' los delitos por los que fueron castigados eran desorden público, atentado y coacción.
El gobierno cubano ha invertido millones de dólares para mod
LA HABANA (CNN) -

No pagar el pasaje de autobús y portarse mal con el conductor le costará a tres cubanos entre dos y cinco años de cárcel, dijeron medios locales, en una señal de que Cuba no tolerará vandalismos contra la propiedad estatal.

Las sanciones llegan en momentos en que el gobierno comunista de la isla realiza millonarias inversiones para acabar con más de 15 años de crisis en el sistema de transporte público, uno de los desafíos del presidente interino Raúl Castro.

Este es el tercer proceso judicial de este tipo que tiene lugar en Cuba en el último mes y que persigue frenar "hechos vandálicos" contra la propiedad del Estado, según reportes de prensa.

"Los acusados (...) fueron sancionados a cinco, tres y dos años de privación de libertad por la comisión de los delitos de desorden público, atentado y coacción", dijo el diario oficial Granma.

Los afectados, Osmel Kindelán, Yoandri Kindelán y Rashid Torres, abordaron el autobús, no pagaron la tarifa de pasaje y amenazaron al conductor para que no detuviera el bus, relató el medio.

"Originaron un desorden público que concluyó con la lesión del conductor, forcejeos con el policía, y amenazas contra el chofer", agregó Granma.

La falta de transporte público es una de las asignaturas pendientes del gobierno, seguido por los bajos salarios, la crisis habitacional y los altos precios de los alimentos.

Según cifras oficiales, el país ha invertido más de 1,000 millones de dólares en los últimos tres años en la compra de autobuses, locomotoras y coches de trenes.

Ahora el gobierno encabeza una cruzada a favor del cuidado de los nuevos medios de transporte.

En los últimos meses, tribunales cubanos han sancionado con hasta cuatro años de cárcel a dos jóvenes por apedrar y quebrar vidrios y causar otros daños a los nuevos autobuses que circulan en La Habana.

El ministro de Transporte, Jorge Luis Sierra, dijo la pasada semana que las inversiones no bastaban para salir de la crisis, al anunciar que su ministerio invertirá más de 2,000 millones de dólares en los próximos cinco años.

"Se requiere disciplina, capacitación y permanente combate (...) contra hechos vandálicos que destruyen los costosos medios que el país pone al servicio de todos", dijo Sierra a medios locales la pasada semana.

 

Newsletter
Ahora ve
Autoridades de Corea del Sur recuperan ferry naufragado
No te pierdas