Piden al Papa no usar pieles de animales

Grupos de defensa de los animales le han solicitado al pontífice que deje de usar armiño; alegan que su reputación de amante de los gatos queda en duda ante el uso de esta piel en sus r
Benedicto XVI ha sido criticado por su vestimenta. (AP)  (Foto: )
CIUDAD DEL VATICANO (CNN) -

Grupos de defensa de los derechos de los animales están instando al Papa Benedicto XVI a que deje de llevar armiño en sus tocados y ropas, apelando a su reputación de amante de los gatos.

La Asociación Italiana de Defensa de los Animales y el Medio Ambiente, que tiene un conejo blanco por logo, ha lanzado una iniciativa online firmada por casi 1,900 personas para pedir al pontífice alemán que deje de usar pieles.

El periódico Corriere della Sera mostró fotos del Papa y uno de sus predecesores, Juan XIII, con una capa y un sombrero adornados con armiño. Junto a las imágenes apareció uno de estos animales vivo.

El armiño es la piel blanca del animal del mismo nombre, que se ha usado para engalanar coronas, tocados ceremoniales y vestidos de la realeza, la aristocracia, los jueces y los papas durante siglos.

El Papa llevó la capa y el sombrero ante los peregrinos en la Navidad del 2005, dándole una apariencia de Papá Noel, lo que encantó a los fotógrafos.

Pero la petición parece no apelar al sentido de la moda del Papa, sino a su reputación de amante de los animales, que le ha llevado incluso a autorizar una biografía suya narrada por un gato.

Publicada el año pasado, "Chico and Joseph" está basada en un gato real de nombre Chico que vivió con el Papa en Alemania cuando era el cardenal Joseph Ratzinger.

El felino pertenece a los dueños de la casa en la que Ratzinger vivía antes de desplazarse a Roma en 1981. Como cardenal en Roma, el futuro pontífice adoptó a otro gato que halló en la calle y lo tuvo en su apartamento hasta que fue elegido Papa.

Los solicitantes muestran sus razones para firmar la petición en un sitio web.

"El Papa tiene un gato al que quiere mucho, así que ¿por qué usa pieles en sus gorros?", escribió una de las peticiones, firmada por Sergio Porcelli, de Herculano.

El sentido de la moda del Papa fue puesto bajo escrutinio cuando la revista Esquire nombró a Benedicto XVI, "la persona de los accesorios" en el 2007 por sus mocasines rojos, que la publicación dijo que eran de Prada, algo que el periódico de El Vaticano negó.

Ahora ve
No te pierdas