Roma encuentra la casa de sus fundadores

Arqueólogos italianos aseguran haber hallado la cueva donde una loba alimentó a Rómulo y Remo; el sitio es conocido como "la Lupercale", un refugio venerado por el antiguo y poderoso imperio
Según textos antiguos esta cueva fue restaurada por Augusto,  (Foto: )
ROMA (AP) -

Arqueólogos italianos develaron esta semana una cueva subterránea que se cree era venerada por los antiguos romanos como el lugar donde una loba alimentó a Rómulo, el legendario fundador de la ciudad, y a su hermano gemelo Remo.

Decorada con conchas marinas y mármol en colores, la cueva se halla a 16 metros de la superficie, dentro de la colina palatina, donde se hallan ruinas de un palacio que fue el centro del poder en la Roma imperial, dijeron arqueólogos en una conferencia de prensa.

Giorgio Croci, un ingeniero que trabajó en el sitio, dijo que durante los dos últimos años expertos han estado sondeando el lugar usando endoscopios y escáners, temiendo que la frágil cueva, que estaba parcialmente derrumbada, no sobreviviría a una excavación en gran escala.

Los arqueólogos están convencidos de que han encontrado el sitio donde los romanos antiguos presumían que la loba amamantó a Rómulo y Remo, los hijos de Marte, el dios de la guerra, que los abandonó en una cesta dejándolos a la deriva en el río Tíber. La leyenda es muy similar a la que tienen los judíos en relación a su padre fundador, Moisés.

Gracias a la loba, que es hasta el día de hoy el símbolo de Roma, los gemelos sobrevivieron. Rómulo fundó la ciudad y se convirtió en el primer rey, luego de matar a Remo en una lucha por el poder, algo similar a la lucha entre dos hermanos bíblicos: Caín y Abel.

Antiguos textos dicen que la cueva, conocida como la ''Lupercale'' --de ''lupa'', que en latín significa loba-- se hallaba cerca del palacio de Augusto, el primer emperador romano. Se ha dicho que Augusto restauró la cueva, y la decoró con un águila blanca, símbolo del poder imperial.

El águila fue encontrada en la parte superior de la cueva, que se encuentra justo debajo de las ruinas del palacio construido por Augusto, dijo Irene Iacopi, arqueóloga encargada del palacio palatino y del cercano foro romano.

''La Lupercale debe haber desempeñado un importante papel en la política de Augusto'', dijo Iacopi a periodistas. ''El se consideraba a sí mismo un nuevo Rómulo''.

Andrea Carandini, profesora de arqueología en la universidad La Sapienza, dijo que la cueva casi con seguridad es la ''Lupercale'', y en ese caso, ''es uno de los más grandes descubrimientos jamás hechos''.

Ahora ve
No te pierdas