Sacerdote confiesa su amor y lo despiden

Sante Sguotti ya no podrá trabajar como pastor en su parroquia tras haber dicho que está enamor ya no podrá escuchar confesiones, sin embargo seguirá siendo sacerdote y oficiará misas.
El Vaticano se ha negado constantemente a relajar las normas
PADUA, Italia (AP) -

Un sacerdote que declaró públicamente su amor por una mujer perdió su trabajo, informó este martes la diócesis italiana.

El sacerdote Sante Sguotti no puede trabajar más como pastor en su parroquia y no puede escuchar confesiones de los feligreses, dijo la diócesis de Padua en una declaración. No obstante, Sguotti sigue siendo sacerdote y puede oficiar misa.

Sguotti saltó a la fama en agosto cuando dijo en la televisión nacional que estaba enamorado de una mujer y deseaba ser su novio públicamente al tiempo que permanecía célibe.

El caso reavivó el debate sobre el celibato sacerdotal, particularmente porque la mujer en cuestión tiene un hijo pequeño a quien Sguotti dice ayudó a nombrar. El sacerdote esquivó preguntas sobre sí el era el padre del niño, limitándose a decir que, de acuerdo a las normas de la iglesia, no puede tener hijos.

El lunes, el obispo Antonio Mattiazzo emitió un decreto en el que suspendió los deberes pastorales a Sguotti, diciendo que lo había porque éste ''habían estado vinculado durante un tiempo con una mujer y había pedido ser excusado para seguir con ella''.

El Vaticano se ha negado constantemente a relajar las normas de celibato para sus sacerdotes.

La Santa Sede reafirmó esa posición en noviembre, cuando el papa Benedicto XVI convocó una cumbre clerical que rechazó un esfuerzo de Emmanuel Milingo, el arzobispo zambiano renegado que fue excomulgado el año pasado tras casarse con una mujer y lanzó una campaña para que el Vaticano permitiese casarse a los obispos.

Ahora ve
No te pierdas