Santa de EU visita niños cubanos

Un ganadero estadounidense vestido de Papá Noel dio juguetes a más de un centenar de niños en C en el evento estuvo presente Ángel Ramón Castro, sobrino del presidente cubano Fidel Castro.
Un Santa visitó a niños cubanos. (Archivo)  (Foto: )
LA HABANA (AP) -

Un ganadero estadounidense vestido de Santa Claus repartió juguetes a más de un centenar de niños cubanos en presencia de un sobrino del convaleciente Fidel Castro, quien aseguró que su tío estaba “bien” de salud.

“Viva Santa Claus”, gritaron unos 150 niños cubanos de entre cinco y 15 años cuando el ganadero estadounidense John Parke Wright entró en un convento del este de La Habana en el día de los Reyes Magos.

Parke Wright regaló juguetes y zapatos a los pequeños en presencia de Ángel Ramón Castro, sobrino del presidente cubano convaleciente de una operación intestinal de urgencia desde julio de 2006 que lo obligó a ceder temporalmente el poder a su hermano menor Raúl.

“Lo importante es que está activo y que se está recuperando” afirmó Ángel Ramón Castro, hijo de Ramón, el hermano mayor de los Castro. Agregó que “sigue siendo un hombre fuerte, de valores y está bien”.

“Algún día” el mundo volverá a ver en público a su tío, aseguró.

El mandatario cubano no ha salido en público desde julio del 2006, solo se lo ha visto en fotos o en vídeos y se han mantenido escribiendo sus ''Reflexiones'' en la prensa local.

En otro barrio de la capital cubana, Centro Habana, las llamadas ''Damas de Blanco'' esposas de 75 disidentes presos en 2003 -de los cuales 16 fueron liberados por problemas de salud-, regalaron juguetes muñecas, carros, DVD portátiles y otros juguetes a sus hijos.

“Hoy es un día de felicidad para los niños que tienen que adjuntar tanta miseria los otros 365 días del año”, expresó Laura Pollán, esposa del preso Héctor Maseda.

Pollán aseguró que las autoridades de la isla que acusan a las “Damas de Blanco” de ser “mercenarias” porque son financiadas por el gobierno estadounidense, no trataron de prohibir la reunión que se realizó en su apartamento sin embargo los mantuvieron bajo vigilancia y trataron de disuadir a los que no son de la capital de viajar para la reunión.

La reunión de Pollán fue auspiciada por la Fundación Cubano-Americana un grupo de exilio con sede en Miami.

Ahora ve
No te pierdas